El trabajo del poeta

Download El trabajo del poeta

Post on 04-Dec-2015

213 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Descripcin breve de una serie de figuras literarias bsicas.

TRANSCRIPT

IntroduccinInevitablemente los poetas desde la antigedad estaban conscientes que la tarea que les deparaba ya sea la tcnica o la inspiracin devena en un atentado contra el lenguaje, crear de maneras diversas una nueva realidad. No es de extraar que Aristteles dedique buena parte del libro tres de su Retrica al tratamiento de las imgenes y la metfora, muchos siglos ms tarde Antonio de Nebrija en Gramtica de la Lengua Castellana abordar el tema de figuras y metaplasmo, a sabiendas de la existencia de estas. Lo anterior deja en relieve la importancia del tema concerniente a figuras literarias. Acorde a las competencias que debe manejar un profesional de las letras, nos proponemos desarrollar una serie de ejercicios para demostrar el manejo en cuanto a la teora circundante a los artificios que durante periodos de la historia literaria han significado las herramientas que sobre el lenguaje se aplicaban con el fin de volver arte las palabras. El contenido que se encuentra en las siguientes pginas est distribuido en primer lugar en una aplicacin a la construccin de metforas, donde se procur elaborar varias de ellas contraponiendo elementos que sobresalen, o no, en lo cotidiano. En un apartado posterior agrupamos oxmoron, paradoja, anttesis, sealando las caractersticas propias de cada una de ellas, luego volvemos sobre la metfora ahora con un poema de Bcquer rastreando planos real y evocado.

DesarrolloNo he descubierto nada yo, ya todo estaba descubierto cuando pas por este mundo.Pablo Neruda La metfora1. Empieza a observar todo lo que te rodea 2. Busca una metfora para cada objeto, persona o accin que veas3. Anota las metforas Computadora: Frente a esta pantallaventana del abismo en nuestros corazones.

Zapatos: Barcas hechas a la medida de mis caminosPerro Atropellado:Hay un dios ansioso por regresar al cieloViento: Habitante de almaslas nuestras y la de los nietosPie: Dios descansa en el arco de tu pieLentes: Son tus lentes paos que la arena interpuso entre el dolor y la locura Ojos: En tu pupila descansan las galaxias,galaxias del universo circundante a la fosa de olvidoen la breve roca de la memoriaArriate Bulevar de los Prceres:Hombres decapitados resguardan el sueo de la muchacha Metfora (ejercicios guin viernes 26 de septiembre)Rima XLIT eras el huracn y yo la altatorre que desafa su poder:tenas que estrellarte o que abatirme!...No pudo ser!

T eras el ocano y yo la enhiestaroca que firme aguarda su vaivn:tenas que romperte o que arrancarme!...No pudo ser!Hermosa t, yo altivo: acostumbradosuno a arrollar, el otro a no ceder;la senda estrecha, inevitable el choque...No pudo ser! Gustavo Adolfo Bcquer

1. Por qu el poema es metafrico? Cul es la funcin de la metfora? En primer lugar en el poema existe una abundancia de verbos copulativos, ser y estar, a eso le siguen los pronombres t y yo, el uso de estos verbos en especfico crea una estructura propicia para que el poeta lleve a cabo la ejecucin de metforas, el poema arranca con una T eras el huracn y yo la alta / torre. La meta de la metfora es hacer una comparacin, traer a colacin lo que el poeta ve en la realidad, lo que concibe a partir del signo lingstico como un nuevo mundo creado por l. Partiendo de la realidad que el ser humano percibe el escritor formula otra con base en las semejanzas de este mundo. 2. T eras el huracn y yo la alta / torre

Elemento realElemento evocado

Personas a las que hace alusin por medio de los pronombres Huracn en el caso de la segunda persona y en la primera la torre

T eras el ocano y yo la enhiesta / roca

Elemento real Elemento evocado

Personas a las que hace alusin por medio de los pronombresOcano en alusin a la segunda persona del singular y roca en la primera del singular

Anttesis1. Determine la historia del poema2. Identifique la funcin de la anttesis en la construccin del sentido de la historia del texto potico: Livio, yo siempre fui vuestro devoto,nunca a la fe de la amistad perjuro;vos en amor, como en los versos, duro,tenis el lazo a consonantes roto.Si vos imperceptible, si remoto, yo blando, fcil, elegante y puro;tan claro escribo como vos escuro:la vega es llana e intrincado el soto.Tambin soy yo del ornamento amigo;slo en los tropos imposibles paro y de este error mis nmeros desligo.En la sentencia slida reparo,porque dejen la pluma y el castigoescuro el borrador y el verso claro.

Lope de Vega,Rimas humanas y divinas del licenciado Tom Burguillos(1624), n 147.

1. El poema aborda el problema de la discusin entre dos poetas, parece como si el autor recalca las diferencias entre su interlocutor y l. Muestra las maneras en que cada uno escribe tan claro escribo como vos escuro. En los primeros versos denota la relacin que existe entre ambos, a medida el poema avanza desarrolla ese dialogo donde explica como son ambos mundos poticos. Termina hablando precisamente de su quehacer, los errores que, de acuerdo a la autocrtica, comete. Incluye en las ltimas lneas las virtudes que ve dentro de sus textos.2. A diferencia de la paradoja y el oxmoron en la anttesis no se da una contradiccin de significados (Beristain, 1995), clasificada como un metalogismo segn el grupo de Lieja quiz por la situacin de contraste en la que envuelve a los significados. Lope de Vega mantiene la condicin de negacin que da la posibilidad de oposicin entre dos, esto abona a la historia del poema en cuanto desea plantear divergencias entre l y su interlocutor, la primera vez que se hace presente esta figura: Si vos imperceptible, si remoto,/ yo blando, fcil, elegante y puro; luego tan claro escribo como vos escuro. En el poema del espaol la figura de la anttesis le sirve para crear una serie de distancias, desembocando en la exposicin de una defensa a su tcnica potica.

VIVO SIN VIVIR EN MVivo sin vivir en m,y tan alta vida espero,que muero porque no muero.

Vivo ya fuera de m,despus que muero de amor;porque vivo en el Seor,que me quiso para s:cuando el corazn le dipuso en l este letrero,que muero porque no muero.

Esta divina prisin,del amor en que yo vivo,ha hecho a Dios mi cautivo,y libre mi corazn;y causa en m tal pasinver a Dios mi prisionero,que muero porque no muero.

Ay, qu larga es esta vida!Qu duros estos destierros,esta crcel, estos hierrosen que el alma est metida!Slo esperar la salidame causa dolor tan fiero,que muero porque no muero.

Ay, qu vida tan amargado no se goza el Seor!Porque si es dulce el amor,no lo es la esperanza larga:quteme Dios esta carga,ms pesada que el acero,que muero porque no muero.

Slo con la confianzavivo de que he de morir,porque muriendo el vivirme asegura mi esperanza;muerte do el vivir se alcanza,no te tardes, que te espero,que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte;vida, no me seas molesta,mira que slo me resta,para ganarte perderte.Venga ya la dulce muerte,el morir venga ligeroque muero porque no muero.

Aquella vida de arriba,que es la vida verdadera,hasta que esta vida muera,no se goza estando viva:muerte, no me seas esquiva;viva muriendo primero,que muero porque no muero.

Vida, qu puedo yo darlea mi Dios que vive en m,si no es el perderte a ti,para merecer ganarle?Quiero muriendo alcanzarle,pues tanto a mi Amado quiero,que muero porque no muero

Paradoja

1. Explique la funcin de la paradoja en el siguiente poema. Para qu le sirve al yo lrico? Lo que la paradoja desarrolla es un atentado contra la lgica al aproximar dos ideas irreconciliables (Beristain, 1995), la funcin principal de esta figura literaria es crear en la estructura profunda del significado un puente entre semas opuestos, el famoso ejemplo de Santa Teresa de Jess que tenemos ms arriba lo deja claro al crear un absurdo en el primer verso Vivo sin vivir, en el ltimo verso de la estrofa, que se repite al final de todas ellas, se lee que muero porque no muero otra vez estamos ante la presencia de una contradiccin. El yo lrico de Santa Teresa de Jess logra sobreponer, en el devenir del poema, lo que encierran los significantes vida y muerta, en el plano real es intil tan solo pensar intentarlo, en el plano potico crea una de las paradojas ms hermosas dentro de la historia literaria hispnica, justo en este ltimo extracto de realidad la poeta o si se quiere el yo lrico aboga por seguir viviendo a la par que espera la muerte como un regalo. 2. Cul es el valor significativo que produce? En general la contradiccin manifiesta un hermoso pensamiento absurdo entre los significantes mencionados en el punto anterior, la idea vivir y que en el mismo lapso ocurra el fenmeno de quedar deshabitado sin vivir en m pero al mismo tiempo espera la muerte en vida, una de las lecturas a las que se presta la paradoja recurrente es la de un devoto que ha entregado su vida a Dios y vive esperando reunirse con l.

OxmoronEs hielo abrasador Es hielo abrasador, es fuego helado,es herida que duele y no se siente,es un soado bien, un mal presente,es un breve descanso muy cansado.Es un descuido que nos da cuidado,un cobarde con nombre de valiente,un andar solitario entre la gente,un amar solamente ser amado.Es una libertad encarcelada,que dura hasta el postrero paroxismo;enfermedad que crece si es curada.ste es el nio Amor, ste es su abismo.Mirad cul amistad tendr con nadael que en todo es contrario de s mismo! Francisco de Quevedo 1. Cmo funciona este recurso en el poema de Quevedo?El poeta combina palabras o significados incongruentes y aparentemente contradictorios para lograr un efecto especial (Cuddon, 2013), el de sacudir la lgica del lector o de quien escucha el poema enfrentando dos realidades distantes para hacer brotar una nueva, el primer verso lo deja claro Es hielo abrasador, es fuego helado. Si la literatura es un juego Quevedo nos deja claro que en su campo las reglas son llevar la palabra a un nivel donde la abstraccin implica dotar de nuevas cualidades lo que en el plano real conocemos con otras. Ese es el objetivo del juego cambiarles el color a las palabras para que dejen de parecer lo que antes eran, que el yo lrico ejerza un traslape en ambas palabras o significados del cual nazca una nueva locucin con los contrarios. 2. Cul es el sentido literal y cul el nuevo sentido generado en cada uno de ellos? Es hielo abrasador, es fuego helado: la contraposicin de las locuciones hacen alusin a un fro que quema y a un calor que es fro, esto en el sentido literal. El nuevo significado nos hace ver por medio de la imagen un hielo que sufre las inclemencias del fuego y en el caso del fuego lo contrario. es herida que duele y no se siente: Aqu el plano literal nos confiere la idea de una herida que pese a existir no implica mayores consecuencias que un dolor mnimo, pues no se siente. En el juego potico de Quevedo el dolor ya no es causa de dolor, puede ser que sufra tanto que es un pice esta herida alrededor de aquello que en verdad le hace dao. es un breve descanso muy cansado: literalmente tomamos este verso como un reposo en un lapso corto de tiempo que resulta agotador. En un plano potico, el cual no responde a la lgica tradicional si no a la de la realidad que intenta mostrar el escritor, este breve descanso pesa en el cuerpo o en el espritu; cansa, lo hace quiz porque parar mientras las heridas no calan duele. Es un descuido que nos da cuidado: jocosa construccin. A partir de un vistazo morfolgico a la palabra descuido y cuidado, notamos que la primera es una negacin de cuidado, entonces tenemos el contrario que produce justamente lo que intenta negar. En la reglas que el poeta nos despliega para que entendamos su juego, el descuido siembra la semilla del cuidado, un acontecimiento fortuito que apela a la cosecha de mayor atencin. un cobarde con nombre de valiente: literalmente, designa la situacin de una persona sin valor con un nombre de algn valeroso personaje. La poesa en el autor nos refiere a aquel de espritu pusilnime atormentado por sus miedos, cuya cobarda no ha podido llegar al nombre, pero el nombre en cuanto es una forma de distincin hace las veces de traje por lo que ele yo lrico bien podra estar diciendo que este desdichado parece valeroso, pero nada ms alejado de la realidad. Es una libertad encarcelada: literalmente, libertad que guarda prisin. Pero, el poeta jams quiso quedarse en este plano simpln, la libertad, atrapada en el pecho llega ser el amor, ese que como hielo abrasador carcome las entraas de nuestro bardo en cuestin, encarcelada seguramente por la censura que no permite amar. enfermedad que crece si es curada: literalmente, mal que al ser curado no hace ms que avanzar. Volvemos a los pasos de la lnea que intentamos responder arriba, apelamos de nuevo al corazn del poeta: est enfermedad que le corroe el alma y que si es curada se ramifica nos devuelve la idea de un amor, tormentoso a priori, pero amor al fin y al cabo.

Hiprbole1. Identificar la presencia de hiprboles en el poema de Miguel Hernndez y describe la funcin que desempea en la construccin del significado. Como dijera Salvador Dal lo nico de lo que el mundo no se cansar nunca es de exagerar, es esto precisamente de lo que se encarga la hiprbole. Para comenzar a comprender de mejor manera el sentido de la hiprbole, necesitamos remitirnos a su origen etimolgico. El prefijo hiper deriva del griego hyper, que aparece en palabras de origen griego como el sentido de ms all de, sobre, encima de y pasar por encima. Segn la RAE, el prefijo hiper significa superioridad o exceso, y la hiprbole consiste en aumentar o disminuir exageradamente la verdad de aquello de lo que se habla. Comprendiendo lo anterior, la elega de Ramn Sij es tremendamente hiperblica, cargada de elementos exagerados que ponen en manifiesto la intencin del mismo autor acerca del sentido expresado. Los versos tanto dolor se agrupa en mi costado, /que por doler me duele hasta el aliento, y no hay extensin ms grande que mi herida tienen relacin con la concepcin pragmtica de hiprbole: la hiprbole se refiere a un caso donde la descripcin del hablante es ms fuerte que la que sostendra el asunto que se est describiendo (Leech, 1983, p. 145). En el verso siguiente y siento ms tu muerte que mi vida, mantiene una relacin con la definicin siguiente de hiprbole una afirmacin exagerada en gran manera, que no pretende ser tomada de forma literal sino usada para crear un efecto de estilo como nota; estilo literario o gramatical, etc (Oliphat, 1928, p. 164). En este verso, la intencin de Sij es crear un efecto de estilo ya que contrapone al mismo tiempo dos elementos, creando una expresin cargada de subjetividad.

En los versos siguientes:

En mis manos levanto una tormentade piedras, rayos y hachas estridentessedientas de catstrofe y hambrientaQuiero escarbar la tierra con los dientes, quiero apartar la tierra partea parte dentelladas secas y calientes.Quiero minar la tierra hasta encontrartey besarte la noble calaveray desamordazarte...