el surgimiento de las teorÍas de la ?· 1 1 el surgimiento de las teorÍas de la dependencia...

Download EL SURGIMIENTO DE LAS TEORÍAS DE LA ?· 1 1 EL SURGIMIENTO DE LAS TEORÍAS DE LA DEPENDENCIA Claudio…

Post on 07-Jul-2018

215 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1

    1

    EL SURGIMIENTO DE LAS TEORAS DE LA DEPENDENCIA

    Claudio Katz1

    Las Teoras de Dependencia se desenvolvieron en los aos 60-70 en torno a tres

    vertientes. Ruy Mauro Marini, Theotonio Dos Santos y Vania Bambirra postularon una

    concepcin marxista, que fue complementada por la visin metrpoli-satlite de Andr

    Gunder Frank. Ambas miradas confrontaron con la tesis del desarrollo asociado

    dependiente que propuso Fernando Henrique Cardoso. Cules fueron sus divergencias?

    SOCIALISMO Y LIBERALISMO

    La Teora Marxista de la Dependencia fue un producto directo de la revolucin

    cubana. Hasta 1960 nadie imaginaba el debut de un proceso anticapitalista a 90 millas de

    Miami. Se supona que esas transformaciones seran consecuencia de cambios previos en

    los centros del poder mundial. El xito de Cuba trastoc ese escenario y abri una gran

    expectativa de horizontes socialistas prximos para Amrica Latina.

    Marini, Dos Santos y Bambirra postularon conceptos acordes a esa esperanza.

    Participaron en organizaciones que luchaban contra las dictaduras militares y alentaban

    proyectos de izquierda, en el turbulento perodo comprendido entre el ascenso de la Unidad

    Popular chilena (1970) y la cada del Sandinismo (1990).

    Los tres autores confrontaron con el imperialismo estadounidense y concibieron

    propuestas de integracin latinoamericana y de asociacin internacional con el denominado

    bloque socialista. Propiciaron una drstica ruptura con la estrategia poltica de los partidos

    comunistas, que proponan forjar alianzas con la burguesa para gestar modelos de

    capitalismo nacional.

    Los pensadores brasileos buscaron convergencias con las tendencias radicales del

    nacionalismo y tomaron distancia de las vertientes conservadoras de esa corriente. Sus

    conceptualizaciones del subdesarrollo se desenvolvieron en estrecha conexin con todos los

    debates de la izquierda de esa poca (actitud frente a la URSS, posturas frente a los

    gobiernos reformistas, oportunidad de la lucha armada) (Bambirra, 1986: 113-115, 78-82).

    Los tericos de la dependencia polemizaron con las interpretaciones liberales, que

    atribuan el atraso regional a la insuficiente absorcin de la civilizacin occidental o a la

    herencia cultural indgena, mestiza e hispano-portuguesa.

    Marini demostr la inconsistencia de esa concepcin, recordando la exaccin

    colonial padecida por Amrica Latina y el posterior dominio de oligarquas despilfarradoras

    (Marini, 2007: 235-247).

    Tambin Dos Santos cuestion la propuesta liberal de repetir el modelo

    estadounidense mediante la adopcin de comportamientos modernizantes. Seal que la

    insercin internacional de la regin como exportadora de productos agro-mineros obstrua

    su desarrollo y refut la falacia de una paulatina convergencia con las economas avanzadas

    (Dos Santos, 2003). Adems, demostr la inconsistencia de todos los indicadores utilizados

    1 Economista, investigador del CONICET, profesor de la UBA, miembro del EDI. Su pgina web

    es: www.lahaine.org/katz

    http://www.lahaine.org/katz

  • 2

    2

    por los economistas neoclsicos para evaluar el pasaje de una sociedad tradicional a otra

    industrial (Sotelo, 2005).

    Dos Santos rechaz la interpretacin liberal dualista del subdesarrollo como un

    conflicto entre sectores modernos y retardatarios de la economa. Resalt el carcter

    artificial de esa antinomia y retrat la estrecha integracin entre ambos segmentos (Dos

    Santos, 1978: 283-198).

    Tambin Frank particip de esa crtica, destacando que el sector atrasado no era una

    rmora del modelo imperante sino su principal recreador. Seal que el subdesarrollo

    latinoamericano no obedeca a la ausencia de capitalismo, sino a la gravitacin de una

    modalidad dependiente de ese sistema.

    Este planteo de Frank no slo confront con la mitologa liberal que contrapona el

    rezago regional con la modernizacin occidental. Al definir al subdesarrollo como un rasgo

    intrnseco del capitalismo dependiente, sustituy las miradas centradas en tipologas ideales

    por caracterizaciones histricas de los regmenes sociales (Laclau, 1973; Wolf, 1993: 38).

    DESARROLLISMO Y MARXISMO

    Los tericos marxistas de la dependencia fueron influidos por las concepciones de la

    CEPAL, que atribuan el retraso de la periferia al deterioro de los trminos de intercambio y

    a la heterogeneidad estructural de economas con alto desempleo, consumismo de las elites

    y estancamiento de la agricultura.

    Los desarrollistas promovan la industrializacin mediante la sustitucin de

    importaciones y mayores inversiones del sector pblico. Cuestionaban la atadura al modelo

    agro-exportador y auspiciaban polticas econmicas favorables a la burguesa nacional.

    Marini coincidi con varios diagnsticos de Prebisch sobre el origen del

    subdesarrollo y con algunas tesis de Furtado sobre el impacto adverso de la oferta laboral

    en los salarios. Pero nunca comparti la esperanza de resolver esos desequilibrios con

    polticas burguesas de modernizacin. Ponder los hallazgos tericos de la CEPAL,

    cuestionando sus expectativas en el desenvolvimiento capitalista autnomo de Amrica

    Latina (Marini, 1991: 18-19).

    Adems, critic su desconocimiento de la funcin cumplida por la regin en la

    acumulacin de las economas centrales. Marini explic la brecha centro-periferia por la

    dinmica del capitalismo y subray la inexistencia de otra variante de ese sistema para el

    Tercer Mundo. Seal que el subdesarrollo no poda erradicarse con simples polticas

    correctivas o con mayores dosis de inversin (Marini, 1993).

    Dos Santos formul una crtica semejante. Record que el atraso latinoamericano no

    obedeca a la orfandad de capitales, sino al lugar ocupado por la zona en la divisin

    internacional del trabajo (Dos Santos, 1978: 26-27).

    Los tericos de la dependencia objetaron, adems, la presentacin del estado como

    un artfice del crecimiento, ajeno a las limitaciones de las clases dominantes. Por eso

    descreyeron del margen sugerido por CEPAL para completar la industrializacin

    latinoamericana.

    En este abordaje exhibieron una afinidad con los economistas marxistas de otras

    regiones que renovaron la caracterizacin del capitalismo de posguerra, evitando la

    presentacin de esta etapa como una simple continuacin del escenario leninista precedente

    (Katz, 2016).

  • 3

    3

    Dos Santos destac la nueva gravitacin de las empresas multinacionales y la

    creciente integracin global del capital. Empalm con los diagnsticos de Amin sobre la ley

    del valor operando a escala mundial y coincidi con la evaluacin de Sweezy del

    protagonismo estadounidense. Tambin Bambirra seal ese predomino norteamericano en

    el nuevo circuito de la acumulacin global.

    Estas miradas conectaron las mutaciones del capitalismo con el estudio de la crisis

    de ese sistema. Marini evalo la dinmica de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia

    en la periferia, recordando que el declive porcentual de la rentabilidad proviene de la

    reduccin del nuevo trabajo vivo incorporado a las mercancas, en relacin al trabajo

    muerto ya objetivado en materias primas y maquinaria. Remarc que esa modificacin

    reduce la tasa de beneficio en proporcin al capital total invertido.

    Marini tambin seal que la afluencia de capital a la periferia morigeraba ese

    declive en las economas centrales, mediante incrementos de la explotacin de los

    trabajadores de la periferia y abaratamientos de la provisin de alimentos e insumos para la

    industria metropolitana. Pero destac que esa compensacin acentuaba la asfixia de la

    capacidad de consumo en los pases con salarios ms reducidos (Marini, 2005).

    Dos Santos comparti este razonamiento combinado de la crisis por desequilibrios

    de valorizacin (tendencia decreciente de la tasa de ganancia) y tensiones en la realizacin

    del valor (insuficiencia del poder de compra) (Dos Santos, 1978: 154-155). Ambos autores

    adoptaron una mirada multicausal -semejante al enfoque de Mandel- que clarific varios

    rasgos de la crisis en la periferia (Katz, 2009:117-119).

    Los tericos de la dependencia convergieron, adems, con Mandel y Amin en el

    registro de las nuevas bifurcaciones presentes en los pases subdesarrollados. Por eso

    Marini indag los desequilibrios fabriles de economas intermedias afectadas por mayores

    costos, desventajas tecnolgicas y dficits crnicos en la balanza comercial. Su diagnstico de

    Brasil (o Argentina y Mxico) fue coincidente con el expuesto por los estudiosos de la

    industria de pases equivalentes de Asia y frica.

    Marini analiz las economas medianas de Latinoamrica para superar las

    presentaciones de la periferia como un universo indistinto. Corrigi viejas tradiciones del

    marxismo que asemejaban a Amrica Latina con regiones de Asia o frica.

    El mismo propsito impuls a Dos Santos a indagar la especificidad de las

    industrias latinoamericanas, sujetas a encarecimientos externos de importaciones y ahogos

    internos por estrechez del mercado interno.

    Bambirra conceptualiz el mismo problema introduciendo distinciones entre las

    economas latinoamericanas. Contrast los pases de industrializacin antigua (Argentina,

    Mxico, Brasil), industrializacin posterior (Per, Venezuela) y estructuras agro-

    exportadoras sin industria (Paraguay, Hait)