el libro del profeta isaÍas - .el libro del profeta isaÍas introducciÓn 1. título el título

Download El Libro del Profeta ISAÍAS - .El Libro del Profeta ISAÍAS INTRODUCCIÓN 1. Título El título

Post on 19-Sep-2018

252 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • El Libro del Profeta

    ISAAS INTRODUCCIN 1. Ttulo El ttulo del libro de Isaas en los manuscritos hebreos, como tambin en la LXX, es "Isaas". En Luc. 4:17, el libro se llama "el libro del profeta Isaas", y en Hech. 8: 30, el "profeta Isaas". En las Biblias hebreas se encuentra el libro en la seccin llamada "los profetas" precedido por los libros combinados de Reyes, y seguido por Jeremas, Ezequiel, y "Los Doce". Ver el t. I, p. 40. 2. Paternidad literaria El profeta Isaas fue el autor del libro que lleva su nombre. El hijo de Amoz y vstago del linaje real fue llamado al oficio proftico siendo joven (2JT 348), hacia fines del reinado de Uzas (Azaras, 790-739 a. C.), durante la corregencia de Jotam (PR 226-227). Esto ubicara la vocacin de Isaas entre los aos 750-739 a. C. Su ministerio continu por lo menos durante 60 aos (PR 230), y abarc los reinados de Uzas, Jotam, Acaz y Ezequas (cap. 1: 1; para las fechas de los reinados, ver el t. II, p. 79). El hecho que Isaas nunca menciona a Manass, cuyo reinado empez en 686 a. C., y que estuviera "entre los primeros en caer" en la matanza efectuada por Manass de los que permanecieron leales a Dios (PR 281; 2 Rey. 21: 16), implica que su ministerio termin poco despus de la muerte de Ezequas en 686 a. C. En este caso, debiera haber empezado no ms tarde que alrededor de 745 a. C. Es probable que los mensajes profticos de Isa. 1-5 fueron dados entre los aos 745 y 739, quiz durante el ltimo ao del reinado de Uzas pero antes de la visin del cap. 6 (PR 227-228). Mientras Isaas pensaba abandonar su misin proftica, a causa de la resistencia que l saba que enfrentara (cf. Jer. 20: 7-9), contempl la visin de la gloria divina (PR 228-229) y ella lo alent y confirm en la comisin divina que ya se le haba confiado. Isaas se cas y tuvo dos hijos, Sear-Jasub y Maher-salal-hasbaz (Isa. 7: 3; 8: 3). En Jerusaln, el escenario principal de sus labores, lleg a ser predicador de la corte y tuvo mucha influencia. Durante muchos aos fue consejero poltico y religioso de la nacin. Su ministerio proftico, junto con el de Miqueas y quiz tambin la influencia indirecta de Oseas en el reino del norte, contribuyeron a las reformas de Ezequas. 126 Sin embargo, Manass sigui el impo proceder de su abuelo Acaz, aboli las reformas de su padre Ezequas y mand matar a los hombres que haban fomentado el culto del verdadero Dios. Segn el Talmud babilnico, Isaas fue muerto por Manass; lo mismo afirma Elena de White (PR 281). La misma autora confirma las palabras de Heb. 11:37, que algunos fueron aserrados, como una descripcin de la suerte de Isaas (ver en el Material Suplementario EGW com. Isa. 1: 1).

  • Durante unos 25 siglos no hubo duda alguna respecto a la paternidad literaria del libro de Isaas. Sin embargo, durante el siglo XIX, los crticos alemanes empezaron a poner en duda su unidad de origen (ver la p. 127). La opinin de esos hombres sigui ganando terreno hasta que es casi universalmente aceptado el punto de vista de que el libro fue escrito por lo menos por dos autores, un Isaas I, que escribi los captulos 1-39 y que realiz su obra a fines del siglo VIII a. C., y un Isaas II, o Dutero- Isaas, que escribi los captulos 40-66 hacia fines del cautiverio babilnico. Hay varias versiones de esta teora. Algunos crticos asignan ms de la mitad del libro de Isaas al perodo de los Macabeos, es decir, al siglo II a. C. Uno de los argumentos principales de estos crticos a favor de una doble paternidad literaria de Isaas es que los captulos 40-66 no parecen haber sido escritos desde el punto de vista de un autor de fines del siglo VIII a. C., sino por un autor que viva cerca del fin del cautiverio babilnico. La mencin de Ciro por nombre (cap. 44: 28; 45: 1) es considerada por ellos como una evidencia concluyente de que estos captulos fueron escritos durante el tiempo de Ciro; es decir, durante la segunda mitad del siglo VI a. C. Por supuesto, este concepto est basado en la hiptesis a priori que la presciencia proftico es imposible. Sin embargo, el hecho de que Isaas mencione a Ciro no es un argumento a favor de una fecha posterior para el libro, sino ms bien una evidencia de la sabidura y presciencia de Dios. A lo largo del libro hay predicciones concernientes al futuro. Entre estas se encuentran las profecas de la cada de los gobernantes de Israel y de Siria (cap. 7: 7-8, 16), del derrocamiento de Tiro (cap. 23), del espanto de Asiria (cap. 14: 25; 31: 8; 37: 6-7, 29, 33-35), de la humillacin de Babilonia (cap. 14: 4-23), de la insensatez de confiar en Egipto (cap. 30: 1-3; 31: 1-3), y de la obra de Ciro (cap. 44: 28; 45: 1-4). En realidad, Isaas exalta la presciencia de Dios como un elocuente testimonio de su sabidura y poder (cap. 41: 21-23; 42: 9; 43: 9; 44: 7-8; 45: 11, 21; 46: 9-10; 48: 3, 5-8). Hay muchas evidencias de la unidad de pensamiento y expresin entre la primera parte del libro y la ltima. Por ejemplo, una caracterstica de Isaas es el uso de la expresin "Santo de Israel" como un ttulo para referirse a Dios. Esta expresin aparece 25 veces en Isaas y solo 6 veces en el resto del Antiguo Testamento. Sin embargo, no es exclusiva de ninguna parte de Isaas, ya que se encuentra 12 veces en los captulos 1-39 y 13 en los captulos 40-66. El ttulo "el Fuerte de Israel" o ["de Jacob"] aparece slo en el libro de Isaas (cap. 1: 24; 49: 26; 60: 16). Las similitudes de estilo y lenguaje que existen entre la primera parte de Isaas y la segunda llaman mucho ms la atencin que sus supuestas diferencias. Aunque el tema y el estilo literario de los captulos 40-66 difieren considerablemente de los de los captulos 1-39, hay un tema bsico que corre a lo largo de ambas secciones: el quebrantamiento del yugo impuesto por enemigos polticos y espirituales, y el fin de la opresin del cuerpo y del alma. Isaas -cuyo nombre significa "el Seor es ayuda" o "el Seor es salvacin"- presenta en la primera seccin del libro la liberacin del pecado, de Siria, Asiria y otros enemigos mediante el arrepentimiento, la reforma y la fe en Dios. La

  • segunda seccin se refiere a la liberacin de Babilonia, y eventualmente del dominio del pecado mediante la fe en el Libertador 127 venidero. Puede verse, entonces, una unidad fundamental de pensamiento y propsito que penetra en todo el libro, a pesar de las aparentes diferencias de tema. La primera seccin del libro culmina con el relato de la destruccin de los ejrcitos de Asirla comandados por Senaquerib. En la ltima seccin, se anuncia profticamente el fin del cautiverio babilnico. Una transicin similar aparece en el libro de Ezequiel en relacin con la cada de Jerusaln en 586 a. C., desde la anticipacin del cautiverio hasta la restauracin. Adems, los primeros captulos de Isaas registran los mensajes dados por Isaas durante su juventud. Los captulos posteriores del libro reflejan una madurez de percepcin proftico y estilo literario caractersticos de un hombre de ms edad y, como resultado, constituye una obra maestra que sobrepuja en profundidad de pensamiento y majestad de expresin aun a los excelentes pasajes de la primera parte del libro. Los primeros captulos de Isaas tienen que ver con la invasin sufrida por Jud a manos de los asirios, y los ltimos anticipan la liberacin juda del cautiverio de Babilonia. La misin de Isaas era la de mantener firme el reino de Jud cuando el reino del norte desapareca al ser llevado en cautiverio por los asirios. Por medio de Isaas los gobernantes tuvieron la oportunidad de entender la naturaleza y el significado de los acontecimientos de la poca. Era el propsito divino que Jud sacara provecho de la triste suerte del reino del norte, y como resultado se volviera a Dios con un espritu de sincero arrepentimiento. La marea de la invasin asiria finalmente casi sumergi al pequeo reino de Jud, y el poder de Asiria fue rechazado slo a las puertas de Jerusaln por un acto inslito de Dios. Pero los hombres de Jud no hicieron caso a las advertencias implcitas de la historia y a las ms explcitas de Jeremas, que les esperaba un fin semejante a menos que enmendaran sus malos caminos. Empezando con el captulo 40, Isaas anticipa la cautividad de Babilonia, pero con la seguridad de que la liberacin final del cautiverio babilnico es tan cierta como la que haban experimentado poco antes frente al podero asirio. Adems, la liberacin de manos de los enemigos nacionales llega a ser, para los que confan en Dios, una promesa de la liberacin final del dominio del pecado. Todas las diferencias entre las dos secciones del libro pueden conciliarse totalmente teniendo en cuenta el fondo de los acontecimientos cambiantes de la historia, el cambio resultante en el tema de la profeca, y un cambio posible en el estilo literario de Isaas con el correr de los aos. Aunque ciertos crticos han asignado una parte considerable del libro de Isaas al perodo de los Macabeos, hay evidencias de que en ese tiempo el libro entero exista como una sola unidad. Escribiendo alrededor de 180 a. C., el autor del libro del Eclesistico (cap. 48: 23-28), Jess ben Sirac, atribuy varias secciones del libro de Isaas al profeta cuyo nombre lleva. Sin embargo, la evidencia ms concluyente de que el libro de Isaas era considerado como una sola unidad siglos antes de Cristo, procede de manuscritos bblicos hallados en 1947 en una cueva cerca del mar Muerto. Entre ellos hay dos rollos del libro de Isaas conocidos como 1QIs (siglo II a. C.) y IQIsb

  • (siglo I a. C.). No hay evidencia alguna de que los captulos 1-39 existieran alguna vez aislados como un documento aparte de los captulos 40-66. Toda la evidencia comprueba lo contrario. Hay sobrada razn para creer que Isaas el profeta fue el autor del libro entero que lleva su nombre. EI NT con frecuencia cita el libro de Isaas, pero sin hacer ninguna distincin entre los captulos 1-39 y 40-66. Los pasajes ms extensos de Isaas citados en el NT son los siguientes: 128 Referencia en Isaas Cita en el Nu

Recommended

View more >