sen anand desarrollo humano sostenible

Download SEN ANAND Desarrollo Humano Sostenible

Post on 26-Jul-2015

249 views

Category:

Documents

14 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

Autor: Ttulo: Ubicacin: Extensin: Ao Publicacin: Editor:

ANAND, Sudhir; SEN, Amartya Desarrollo Humano Sostenible: Conceptos y Prioridades 1 - 34 34 pginas 1994 Indito, PNUD

Sudhir Anand y Amartya K. Sen, 1994 Desarrollo Humano Sostenible: Conceptos y Prioridades Tabla de contenidos: 1. Universalismo: perspectivas futuras y vidas presentes 2. El desarrollo se acerca: contrastes y divergencias 2.1 Desarrollo humano, riqueza agregada y universalismo 2.2 Conflictos y aplicaciones errneas 2.3 Objetivos e instrumentos 2.4 Capacidad y reproduccin 3. Medio ambiente y desarrollo sostenible 3.1 El desafo del medio ambiente 3.2 Equidad intergeneracional y desarrollo sostenible 3.3 Justicia intergeneracional y desarrollo sostenible 4. Desarrollo y agencia humana 4.1 Agencia humana e instituciones 4.2 Mercados y governancia 4.3 Valores, informacin e indicadores 4.4 Capital humano y desarrollo humano

1. Universalismo: perspectivas futuras y vidas presentes Es la justicia, y no la caridad, lo que hace falta en el mundo, escriba Mary Wollstonecraft, la feminista pionera, en A Vindication of the Rights of Woman, libro publicado en 1792, el mismo ao en que su amigo, Thomas Paine, public la segunda parte de Rights of Man. Ambos deseaban que todo el mundo, hombres y mujeres, tuviese control sobre sus propias vidas y pudiese vivir de la manera que tuviese razones para valorar. Una caracterstica particular del enfoque que ambos compartan debe ser enfatizada en el contexto de las discusiones de poltica actuales, a saber, el universalismo. Este concepto es particularmente til para la interpretacin de la tarea de desarrollo humano en un mundo que se caracteriza, por un lado, por desigualdades enormes en las condiciones de vida contemporneas y, por otro lado, por amenazas que ponen en riesgo las perspectivas de la vida humana en el futuro. Los derechos de los que hablaban Wollstonecraft y Paine les pertenecan a todos, sin importar su clase, gnero, raza, comunidad o generacin. Con mucha frecuencia, estas divisiones sesgan el anlisis de las reivindicaciones de grupos diversos; los puntos de vista partidarios son una amenaza recurrente a la nica base sostenible posible de un orden social justo, a saber, la igualdad en trminos de respeto y de preocupaciones. Con frecuencia, las nociones de derecho que han fuertemente conmovido al mundo, han ignorado las libertades de grupos particulares. Por ejemplo, aunque los filsofos griegos presentaron algunos de los anlisis ms penetrantes sobre la independencia y la autonoma, por lo general no dudaron en excluir de sus discursos a los esclavos y muchas veces a las mujeres. El lenguaje y la retrica, as como la realidad de los derechos en el mundo contemporneo, con mucha frecuencia deja de lado a sectores particulares de la poblacin, como por ejemplo los grupos tnicos menos privilegiados, las clases explotadas, o las mujeres que se ven obligadas a quedarse en sus casas. La idea bsica del desarrollo humano es que tales sesgos y discriminaciones son inaceptables. Es necesario que en el debate contemporneo alrededor la poltica pblica, esta caracterstica del universalismo se tenga siempre en mente. La preocupacin cada vez mayor por un desarrollo sostenible refleja la creencia bsica de que los intereses de las generaciones futuras deben recibir el mismo tipo de atencin que los de las generaciones presentes. No podemos saquear nuestro acerbo comn de recursos naturales y quitarle a las generaciones futuras las oportunidades que nosotros disfrutamos hoy en da. No podemos gastar y contaminar nuestro medio ambiente como nos d la gana, violando los derechos e intereses de las generaciones futuras. La demanda de sostenibilidad es, de hecho, un reflejo particular de la universalidad de las reivindicaciones, aplicadas, en este caso, a las generaciones futuras. Pero el universalismo no quiere decir que, en nuestro afn de proteger las generaciones futuras, debamos ignorar las reivindicaciones urgentes de los menos privilegiados de hoy. Un enfoque universalista no puede ignorar, en un intento de prevenir la privacin futura, a los que hoy en da sufren las mayores privaciones. Aceptar esta necesidad de integracin es parte del espritu del enfoque de desarrollo humano aplicado al progreso social y econmico. Este enfoque se concentra en el tipo de vida que toda la gente, sin

2

importar su nacionalidad, clase, raza, gnero o comunidad, puede llevar; obviamente, el no-sectarismo que este enfoque implica se debe aplicar tambin a las divisiones entre generaciones. Las posibilidades de la gente del futuro deben ser respetadas de la misma manera que las oportunidades de las generaciones presentes. El universalismo aplicado al reconocimiento de las reivindicaciones de todo el mundo, es el hilo comn que une las demandas de desarrollo humano de hoy con las exigencias de preservacin del medio ambiente del futuro. Quizs el mejor argumento a favor de priorizar la proteccin del medio ambiente es la imperativa tica de garantizar que las generaciones futuras disfruten de las mismas oportunidades de vivir vidas que valgan la pena que las generaciones de hoy. Como lo veremos en la seccin 3 de este ensayo, esta es la idea central detrs de la demanda de desarrollo sostenible, y es una idea con muchas implicaciones. Pero la meta de sostenibilidad, que se reconoce cada vez ms como legtima, no tendra mucho sentido si las oportunidades de vida que deben ser sostenidas en el futuro fuesen miserables e indigentes. Sostener la privacin no puede ser nuestra meta; no deberamos negarle a los menos privilegiados de hoy la atencin que le prestamos a las generaciones futuras. El nivel de vida de gran parte de la humanidad ha mejorado de una manera radical, mejora que hubiese sido difcil de predecir en la poca de Paine y Wollstonecraft. Aunque era difcil negar en aquel entonces que la vida humana en todas partes del mundo era desagradable, brutal y corta (para citar al Leviatn de Thomas Hobbes), actualmente la gente de muchos pases de Europa, Amrica del Norte y otros lugares disfrutan de vidas ms largas, menos miserables, y mucho menos a la merced de fuerzas fuera de su control. Sin embargo, mucha gente sigue sufriendo de la ausencia de oportunidades fundamentales para vivir vidas decentes y satisfacientes. La alta incidencia de mortalidad prematura, enfermedad, desnutricin, analfabetismo, pobreza, inseguridad, y otras formas de privacin apuntan hacia el fracaso del mundo moderno en su intento de poner las capacidades ms bsicas a la disposicin de todos. Un recin nacido puede verse condenado a una vida extremadamente breve o a una miseria intensa si nace en la clase equivocada, en el pas equivocado o con el sexo equivocado. El universalismo es en esencia una demanda elemental de imparcialidad, tanto entre generaciones como dentro de ellas. Ser universalista es reconocer que todos tenemos el mismo derecho a la capacidad bsica de vivir vidas que valgan la pena. Dejar de trabajar para garantizar que las generaciones futuras tengan capacidades bsicas sera un escndalo, pero tambin lo sera dejar de trabajar para darle dichas capacidades a los que hoy en da sufren las mayores privaciones. Dado el sesgo implcito de muchos debates de poltica, es necesario aferrarse a la perspectiva universalista. Los Informes de Desarrollo Humano han tratado sistemticamente de mostrar la naturaleza y alcance de estas privaciones, de identificar los desafos que involucra su reduccin, y hacer que el desarrollo humano progrese alrededor del mundo. El quinto Informe, para el cual se escribe este ensayo, ofrece la oportunidad de examinar de forma crtica el anlisis del problema en el contexto de una comprensin cada vez mayor de la naturaleza de estas privaciones y de sus muchas implicaciones.

3

La promocin del desarrollo humano en el mundo de hoy debe complementarse con salvaguardas para que sus frutos estn disponibles en el futuro. A medida que se llega a una mejor comprensin de los temas discutidos en la conferencia sobre el medio ambiente (UNCED) en Rio de Janeiro en 1992, la integracin del progreso humano y de la conservacin del medio ambiente emerge como uno de los desafos centrales del mundo moderno (Pronk y Haq 1992, Speth 1992). El valor moral de sostener lo que tenemos ahora depende de la calidad de lo que tengamos. El enfoque de desarrollo sostenible como un todo apunta hacia la direccin del futuro tanto como hacia la direccin del presente. No existe, de hecho, ninguna dificultad bsica en ampliar el concepto de desarrollo humano, tal como este ha sido detallado en los Informes de Desarrollo Humano, para que se le integren los derechos de las generaciones futuras y la urgencia de la proteccin del medio ambiente. La perspectiva de desarrollo humano nos conduce directamente al reconocimiento crtico de que se necesita un esfuerzo internacional activo a fin de preservar la calidad del medio ambiente en el que vivimos. Debemos ver cmo el desarrollo humano que se ha logrado en el pasado, y el desarrollo humano que deseamos lograr hoy en da, se puede sostener y extender a largo plazo, y no dejarnos amenazar por la acumulacin de la polucin, el agotamiento de los recursos naturales y otras deterioraciones del medio ambiente local y global. Pero esta proteccin de las oportunidades futuras se debe llevar a cabo sin que se abandone el esfuerzo hacia una aceleracin tanto del desarrollo humano como de la eliminacin generalizada de la privacin de las capacidades humanas bsicas que caracteriza el mundo desigual e injusto en el que vivimos. Esto requiere, en parte, una cooperacin internacional; pero dicha cooperacin debe fundamentarse en el reconocimiento de las desigualdades que existen hoy en da y de la necesidad urgente de un rpido desarrollo humano en las partes del mundo que sufren la mayor privacin. El principio bsico subyacente es el univeralismo, y, tal como lo not Mary Wollstonecraft, el concepto clave es la justicia, y no la car