la otra documenta 12: contrapartidas pedagógicas

of 17 /17
 Ie ftre Kflucohte 51: lfhtrepertgkes pokenüngles. Jevgor Qfkrgnf Cfhtorf. 5. Ghtrfkullgüh ei ioltfr: oi pfr quç ko osto ftrf vgejo. Kosko melo tgocpf quo ie Kflucohte ko @essoi ocorno lfcf puhte koi gloaorn quo  perolo kocerler ies tohkohlges y cf vgcgohtfs oh osto s gstoce luiturei quo m ocfs kohfcghekf erto lfhtocpfråhof. Oi fajotgvf ko osto toxtf os eafrker ie Kflucohte ko @essoi kosko su prfyoltf pokenünglf, fbrolgohkf lfh oiif uhe cgreke eitorhetgve e ies herretgves lfhstrugkes e pertgr ko ftres eprfxgcelgfhos quo tfceh lfcf fajotf ko ostukgf ie lrãtgle koi erto f i e prfkullgüh ko pråltgles lfcgsergeios oh oi soltfr luiturei. Oi prfpüsgtf os sohlgiif: co piehtof lfh osto toxtf eheigzer quç cerlfs ko treaejf  pokenünglfs s o meh iiovekf e leaf oh okglgfh os ehtorgfros, lu åi os ie kgborohlge lfhstgtutgve ko oste okglgüh y su ce rlf ko treaejf oh pokenfnãe, y pfr oiif, quç epfrte ie ’Kflucohte 51– ei cuhkf luiturei, y sfarotfkf o h quç puoko rekgler su  piehtoecgohtf pfiãtglf. [fkes ostes pronu htes co faigneh e kospiezer cg fa jotf ko ostukgf ko ie Kflucohte, ei lfhl oagrie cås eiiå ko uhe core lfiollgüh k o pgozes kgspuostes oh okgbglgfs, lfh kgvorsfs cfhtejos, iulos, lfifros, púaiglfs cuy kgvorsfs y uhe fastgheke seturelgüh ko fares y lfh oiif bgjerco oh ftrf espoltf cohfs vgsgagigzekf. 5  Reyecfs pfr pertos. _h puhtf ko pertgke kgborohto… Oi lfhtoxtf ko @essoi os einf quo sgocpro me quokekf ko toiüh ko bfhkf ko ie Kflucohte. Tere equoiifs quo hfs ghglgecfs lfh ies ehkehzes koi erto lfhtocpfråhof, @essoi ore oso ospelgf ko ifs ’cgi ficfs– ko Aouys, ko i e _hgvorsgkek Ghtorhelgfhei, f oso sgtgf kfhko leke lghlf eõfs perolãe cerlerso ies tohkohlges eltueios koi erto lfhtocpfråhof y kfhko uhe brehlose prgcorf y kospuçs uhe porsfhe ko Jfmehhosau rnf,  perolo, rovfiulgfherfh ifs peråcotrfs ko huo stre bfrcelgüh ourflç htrgle y ko if quo lfhsgkoråaecfs lfcf cfkorhgkek. Oh hghnúh cfcohtf, lfcf fasorvekfros ko sus  puaiglelgfhos f l fcf vgsgtehtos perol ãe piehtoerso ie pronu hte ko quç m elo uh cone- ovohtf lfcf osto, lfh uhf ko ifs ceyfros prosupuostfs ko erto lfhtocpfråhof, oh roielgüh e oste lgukek. Ie pronuhte lievo ore vor ie roloplgüh y eltgvelgüh ko ie lgukek. \gocpro so ovgkohlgeae sg roeicohto oxgstãe einuhe r oielgüh lfh osto ospelgf cås eiiå ko su core elfngke f eltgvgkekos puhtueios. Ekocås mey quo tohor oh luohte oi lfhtoxtf ko oste lgukek: @essoi luohte lfh uhe pfaielgüh eprfxgceke ko 514.444 meagtehtos, quokü tfteicohto kostrugke oh kospuçs ko ie GG Nuorre Cuhkgei y buo lfhstrugke ko huovf. Eltueicohto ie lgukek tgoho cås ko 5; cozqugtes, y uh eitf ãhkglo ko perf, ekocås ko uhe TGA pfr koaejf ko ie cokge eiocehe (ko molmf lfhstgtuyo ie zfhe uraehe cås pfaro ko su rongüh). @essoi os uhe lgukek leigbgleke lfcf pfaro. Lierf, oxloptf kurehto 544 kães leke lghlf eõfs oh quo lfhlohtre e uhe nreh perto ko ie lfcuhgkek ertãstgle ghtorhelgfhei y tfke uhe lfcpioje cese ko turgscf luiturei, lrãtgle y lfhsucgkfre ko luiture. Lfh oi pesf koi tgocpf puk o kosluargr e trevçs ko ftres puaiglelgfho s quo oi lfhtoxtf ko ie okulelgüh ertãstgle oh Eiocehe cgreae melge @essoi, y e volos @essoi rospfhkãe y tfkf. Ko osto cfkf ore beltgaio lfcprfaer quo oxgstãeh puaiglelgfhos quo treaejeaeh oi 5  Oh tçrcghfs ostekãstglfs ie Kflucohte tgoho uh 2 4 % eprfxgcehkf ko púaiglfs quo hf sfh oxportfs ko erto. Buohto: _igrlm \lmòt`or prosohtelgüh ko ie Kflucohte pfr ifs lffrkghekfros koi kopertecohtf okuletgvf. mttp://www.mr-fhigho.ko/woasgto/spo lgeis/Kflucohte/ghkox.jsp6r uarg`31?754

Author: javier463

Post on 19-Jul-2015

59 views

Category:

Documents


1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

La otra Documenta 12: contrapartidas pedaggicas. Javier Rodrigo Montero. 1. Introduccin al lector: el por qu de este otro viaje. Desde hace tiempo que la Documenta de Kassel emerge como punta del iceberg que parece demarcar las tendencias y movimientos en este sistema cultural que hemos denominado arte contemporneo. El objetivo de este texto es abordar la Documenta de Kassel desde su proyecto pedaggico, ofreciendo con ello una mirada alternativa a las narrativas construidas a partir de otras aproximaciones que toman como objeto de estudio la crtica del arte o la produccin de prcticas comisariales en el sector cultural. El propsito es sencillo: me planteo con este texto analizar qu marcos de trabajo pedaggicos se han llevado a cabo en ediciones anteriores, cul es la diferencia constitutiva de esta edicin y su marco de trabajo en pedagoga, y por ello, qu aporta la Documenta 12 al mundo cultural, y sobretodo en qu puede radicar su planteamiento poltico. Todas estas preguntas me obligan a desplazar mi objeto de estudio de la Documenta, al concebirla ms all de una mera coleccin de piezas dispuestas en edificios, con diversos montajes, luces, colores, pblicos muy diversos y una obstinada saturacin de obras y con ello fijarme en otro aspecto menos visibilizado.1 Vayamos por partes. Un punto de partida diferente El contexto de Kassel es algo que siempre ha quedado de teln de fondo de la Documenta. Para aquellos que nos iniciamos con las andanzas del arte contemporneo, Kassel era ese espacio de los mil olmos de Beuys, de la Universidad Internacional, o ese sitio donde cada cinco aos pareca marcarse las tendencias actuales del arte contemporneo y donde una francesa primero y despus una persona de Johannesburgo, parece, revolucionaron los parmetros de nuestra formacin eurocntrica y de lo que considerbamos como modernidad. En ningn momento, como observadores de sus publicaciones o como visitantes pareca plantearse la pregunta de qu hace un megaevento como este, con uno de los mayores presupuestos de arte contemporneo, en relacin a esta ciudad. La pregunta clave era ver la recepcin y activacin de la ciudad. Siempre se evidenciaba si realmente exista alguna relacin con este espacio ms all de su mera acogida o actividades puntuales. Adems hay que tener en cuenta el contexto de esta ciudad: Kassel cuenta con una poblacin aproximada de 120.000 habitantes, qued totalmente destruida en despus de la II Guerra Mundial y fue construida de nuevo. Actualmente la ciudad tiene ms de 14 mezquitas, y un alto ndice de paro, adems de una PIB por debajo de la media alemana (de hecho constituye la zona urbana ms pobre de su regin). Kassel es una ciudad calificada como pobre. Claro, excepto durante 100 das cada cinco aos en que concentra a una gran parte de la comunidad artstica internacional y toda una compleja masa de turismo cultural, crtica y consumidora de cultura. Con el paso del tiempo pude descubrir a travs de otras publicaciones que el contexto de la educacin artstica en Alemana miraba hacia Kassel, y a veces Kassel responda y todo. De este modo era factible comprobar que existan publicaciones que trabajaban el1

En trminos estadsticos la Documenta tiene un 60 % aproximando de pblicos que no son expertos de arte. Fuente: Ulirch Schtker presentacin de la Documenta por los coordinadores del departamento educativo. http://www.hr-online.de/website/specials/Documenta/index.jsp?rubrik=25910

tema educativo, que hubo de hecho un escuela para visitantes fundada por Bazon Brock en los aos 60 y 70 (Mrsch, 2007a) o que se edit una gua didctica de la IV Edicin en formato de libro infantil. El campo de la pedagoga era trabajado ms all de una mera relacin con el visitante ya que existan readers independientes que trabajan el tema de la educacin artstica en Kassel a partir de determinadas piezas como readers especiales (Balkenhof y Georgsdorf 1998, Balkenhof ,Georgsdorf y Maset 2003). A parte de estas relaciones tambin es conocida toda la controversia que aportaron proyectos independientes como el PublixTheatreCaravan , al discutir las fronteras materiales de la migracin en un contexto simblicamente hiperdescontextualizado y bajo estrategias de ocupacin del espacio para la emergencia de un campamento noborder sin promocin directa de la Documenta (Mueler 2002). Tambin podramos fijarnos en el controvertido trabajo de Thomas Hirschn de instalar-se en un barrio a las afueras de la ciudad para construir colectivamente2 uno de sus ya famosos monumentos, el de Bataille, promovido por la Documenta 11. Como era de esperar, los visitantes de la exposicin podan adems tomar un taxi gratuitito para visitar la intervencin localizada en la periferia de Kassel. Estos proyectos tambin, de algn modo, reflejaban el marco institucional y las relaciones de poder que se construan al instalar una macro-exposicin de arte en una pequea ciudad, construyendo un desequilibrio continuo entre lo local y lo global, y promoviendo prcticas de trabajo colaborativo, activista o comunitarias en un marco sumamente institucionalizado que podan mas bien llegar a neutralizar toda critica institucional que emerge dentro del mismo seno de la institucin (Raunig 2002) o absorber en forma de servicio social cualquier critica autnoma que el arte basado en comunidad pueda aportar (Ydice 2006). Un camino abierto para el viaje Siguiendo con mi relato cronolgico: Gracias a la generosidad de Eva Sturm pude leer un articulo suyo titulado Kunstvermittlung als Widerstand (Educacin artstica como resistencia) del ao 2003. En este texto se inclua una referencia al trabajo performativo de una visita guiada de Ulirch Schtker (actual coordinador del departamento educativo en la Documenta 12). Lo interesante de este texto, adems de sus conceptos tericos que describir ms adelante, era la forma de reformular el trabajo pedaggico a partir de una visita guiada, y el aparente marco de libertad en el se mova la accin educativa que se describa. Gracias a un contacto continuado con el trabajo de Eva Sturm, Pierangelo Maset y Carmen Mrsch, pude entonces aprender la importancia que la Documenta generaba como espacio de experimentacin, y como icono contemporneo en el marco de la pedagoga alemana. Y ah es donde entra de nuevo Carmen Mrsch, ya que fue contratada como investigadora y consejera del departamento educativo de la Documenta 12. Su misin era desarrollar junto con Ulirch Stocker toda una serie de proyectos educativos o de mediacin artstica. Al mismo tiempo, como profesora en la Universidad de Oldenburg, Carmen llevara a cabo un proyecto de investigacin sobre las relaciones y conflictos que la mediacin del arte acarrea. Bajo estas nuevas circunstancias y debido a un encuentro con Carmen Mrsch en una tormentosa estancia en Londres me planteo unas vacaciones con un grupo de amigos para llevar a cabo esta aproximacin a Kassel, a ciegas, independientemente de

Ms bien yo dira para instruir cmo aparentar construir con gente en un espacio elegido y desde unas temticas y discursos propios impuestos en el contexto local. Esta nota, en s dara lugar slo ya a otro articulo.

2

las criticas o recelos sobre la exposicin3, pero con la esperanza de ver qu es lo que se coca en los fogones del proyecto pedaggico 2. El concepto de contrapartida: una amistad crtica con el arte. Antes de entrar a describir con ms detalle el proyecto educativo de la Documenta me gustara primeramente plantear algunos marcos del trabajo sobre los que se basa la prctica educativa de la Documenta, y que de algn modo reflejan el posicionamiento poltico del departamento de educacin artstica, o tambin traducido directamente del alemn como mediacin artstica (Kunstvermittlung). Primeramente una aclaracin terminolgica: El trmino Kunstvermittlung puede ser traducido como "artMEC" o mediacin, educacin y comunicacin del arte siguiendo la traduccin de Carmen Mrsch al ingls (Nota de Mrsch en Sturm, 2002a).Esta definicin actualmente est siendo puesta en prctica como un concepto paraguas que rene tanto prcticas de arte comunitario, prcticas colaborativas, trabajo comisarial horizontal, proyectos culturales con vocacin pedaggica o colectiva, o finalmente el campo de la educacin artstica4. En todo este marco siempre se resalta la dimensin autnoma e independiente de la mediacin artstica, es decir la misma mediacin es en s una relacin de metadiscurso: quien aplica mediacin artstica, construye teora sobre el arte, y cuestiona al mismo tiempo el sistema de arte, juega con y contra el arte. No obstante, tal como recuerda Sturm en una conferencia5 en el marco de la Documenta el arte no existe sin mediacin artstica. (2007). Partiendo ya de que el trmino conlleva dificultades, la mediacin artstica recoge muchas prcticas diferentes y no consensuadas, por lo que aqu usaremos indistintamente el trmino de pedagoga del arte o de educacin artstica, tal como queda traducido al ingls en la pgina Web de la Documenta 12. La formulacin del proyecto educativo de la Documenta bajo esta definicin trata de superar desde un principio un modelo basado en la mera transmisin de datos y comunicacin impuesta hacia el pblico. El objetivo es trabajar sobre las relaciones de poder, los sub-textos y las formas diferentes de relacionarse con la institucin artstica. Tal como defiende Carmen Mrsch una educacin artstica as comprendida se posiciona como una amiga critica de la institucin y del arte, y desarrolla un metadiscurso crticoconstructivo (2007b, nfasis aadido)

3

Una de las iniciativas que mas dudas y debates han generado ha sido la seleccin de revistas de todo el mundo por parte de un consejo editorial, lo que ha levantado criticas directas sobre los todava formatos endogmicos del arte contemporneo y sus polticas neoliberales (Weber, Morawek 2007) o reacciones a las preguntas que planteaba la Documenta como leitmotiv intentando reconstruir el discurso comisarial, tal como evidenciaba la revista Multitudes (http://multitudes-icones.samizdat.net). Si se quiere repasar una reaccin crtica se puede ver tambin las diversas entrevistas realizadas a comisarios y expertos del arte en: http://www.a-desk.org/media.php.4

Carmen Mrsch por su parte nos da otra definicin ms bsica del significado de Kunstvermittlung en la siguiente explicacin: Sugiere una persona que literalmente media las interacciones entre visitantes, artistas, muesos y el adems el arte en s mismo (2007c:225).5

Precisamente en esta presentacin Eva Sturm junto con Heiderose Hildebrand realizaron la presentacin de la re-edicin del libro Palmenbuch (Libro de palmeras, ), que estableca ya hace 16 aos los marcos dialgicos y de trabajo critico de la mediacin artstica dentro del campo de educacin en museos. http://www.Documenta12.de/index.php?id=1088&L=1.

Bajo esta afirmacin rotundamente poltica se esconde el concepto de la educacin como prctica conflictiva y problematizadora6. La educacin artstica no se reduce a una prctica complementaria de la obra de arte, y menos a una prctica suplementaria al servicio de las necesidades de una exposicin, y de las supuestas deficiencias de un grupo, tal como ya indicar Sturm (2002b), al intentar redefinir el origen de la mediacin artstica como practica diferencial. Este trabajo educativo pues no supone una prctica compensatoria, sino una continua multiplicacin de diferencias, de contradicciones y posibilidades de apertura de discursos (Maset 1995, Sturm y Mrsch 2007). Tal como expone Sturm en su artculo del 2003, la educacin artista supone un trabajo de resistencia. Para explicar cuando emerge este posicionamiento Sturm toma como eje una metfora de Foucault: la verdadera critica como espacio de resistencia emerge como la mala hierba, se expande como unas plantas salvajes que crecen entre los huecos de los jardines, y se hace paso entre los huecos de las parcelas y de las macetas. Con ello la prctica crtica desborda lmites y disciplinas, al mismo tiempo que seala los puntos ciegos de la institucin. En este mbito de resistencia, la pedagoga como prctica poltica articula y produce quiebros en el sistema, trabaja directamente las relaciones de poder estructurales de las instituciones, seala sus puntos ciegos y relaciona discursos y disciplinas de manera transversal. Este mtodo pedaggico relacional supone un proceso inacabado, ya que siempre implica una multiplicacin y abertura hacia la diferencia. En este sentido diferencial Mrsch define la educacin artstica, precisamente en su introduccin al concepto de educacin en la Documenta, a partir del concepto de traduccin cultural7 como un proceso abierto, en el que el conocimiento del visitante y el conocimiento y la experiencia de los educadores de arte se entrecruzan y entran en conflicto entre ellos (Mrsch 2007c:226). Con lo planteado hasta este momento podemos darnos cuenta del riesgo de este punto de partida: esta posicin parece entrar en conflicto con el trabajo en grandes eventos artsticos o con la idea del museo y la prctica comisarial como discursos hegemnicos de la prctica con el arte. As los macro-eventos y las visitas de museos son en su mayora un dispositivo convencional de legitimacin del discurso del sistema arte, se destinan al mercado arte y sus actores hiperproductores, tanto como profesionales como consumidores. Cuando existen programas educativos se establecen para la legitimacin del nmero entradas o para saldar las cuentas de eventos o museos diseando programas para la comunidad escolar, a menudo desarrollados con un modelo de servicios externos bajo la sub-contratacin y la precarizacin, tanto econmica como discursiva del trabajo. Este tipo de acciones educativas, como actividades compensatorias, se corporeizan con una obstinada invisibilidad de las estructuras de poder y de los discursos construidos, sin una relacin poltica con la institucin y sin ms legitimacin que el discurso de la historia arte contempornea, los parmetros discursivos del comisario y un populismo patriarcal que identifica el trabajo con la diferencialidad de pblicos con la simplificada formula de de pan y circo. Los educadores (subrepresentados como guas o monitores) son vistos como fuentes de informacin, de reconocimiento, y de continuismo domesticado de las tesis de los comisarios, como una bebida energtica de usar y tirar o como simples contenedores de conocimiento a devorar por el pblico sin un proyecto educativo detrs. Este aspecto claramente reduce6

La educacin como elemento problematizador del mundo se encuentra ya en los escritos de Paulo Freire (1972), en los marcos de trabajo de la Pedagoga Crtica, y la pedagoga que trabaja a partir de las premisas del postestructuralismo ( Peters, Ellsworth o Ulmer, entre otros). 7 Este marco se encuentra basado a su vez, tal como referencia Mrsch en el articulo de Encarna Jimnez:

el dilogo, el intercambio y las posiciones diversas donde el conocimiento es construido socialmente, adems no articula la misma prctica educativa como una prctica poltica inscrita en unas relaciones de poder determinadas, y menos aun contempla la Institucin Arte como un campo relacional (..) el cual esta interconectado con multifacticas y complejas estructuras sociales (Mrsch 2007b). La educacin como proyecto poltico a partir de estas reflexiones es por tanto un medio multiplicador para formular preguntas, abrir caminos, hacer emerger otras posiciones dentro del sistema arte y construir negociaciones complejas con diversos colectivos. Es una contrapartida a la misma Documenta, al abrir nuevos campos pero trabajar desde dentro de los marcos ella8. En todos ellos la pedagoga se activa como un sistema contino de negociaciones, producido para expandir y contaminar el sistema arte y crear coaliciones desde dentro hacia fuera: una amistad verdaderamente crtica que pasaremos ahora a describir. 4. El proyecto del Beirat: el trabajo de negociacin local. Para la construccin de esta amistad crtica lo primero que el equipo comisarial de la Documenta se plante fue establecer una serie de contactos con las redes activas de la ciudad de Kassel desde el otoo del 2005. Estas reuniones informales tena el objetivo de poder constituir un grupo de trabajo, que despus constituira el Beirat, es decir una comisin asesora. Esta comisin fue denominada como el grupo de expertos locales legitimando con ello que todos los actores tenan un conocimiento de experto en relacin a los expertos de la Documenta (Wieczorek, 2007). Con tal denominacin se intenta representar una relacin de cara a cara, con el proyecto cultural de la Documenta 12. La posicin del equipo comisarial respecto a esta negociacin pareca clara desde el principio: Antes que dejar de lado el contexto local y el entramado social donde la exposicin se incrustaba, exista una atenta voluntad de crear un dilogo e intercambio con el comit de expertos locales, de modo que se pudiese crear una red de negociaciones entre Documenta y la ciudad de Kassel: (La Documenta 12) Est interesada en el conocimiento local y adems en hacer que la exposicin funcione a nivel local .consecuentemente, busca un dialogo con la gente de Kassel que esta interesada en cuestionarse la historia y el presente, en preguntarse por las temticas y los problemas de la ciudad y de sus residentes ( Pagina Web, Documenta 12, 2007 ) El primer paso fue invitar a todos los grupos posibles que tuviesen una actividad local dentro del campo sociocultural de Kassel. De estos grupos locales surgi como punto clave el centro cultural Schlachthof9, quien acogi la iniciativa y al difundi entre las

8

De hecho la pagina web de la Documenta mucha informacin acerca de todos los proyectos de educacin bajo la seccin de art education, tambin existe el blog realizado para la labor del comit asesor (http://www.Documenta12blog.de/). Prcticamente cada da hay una presentacin o charla en el apartado denominado Lunch Series, donde participan la seccin de revistas, educacin artstica y el comit local del equipo de la Documenta. Esta seccin lleva por titulo Lunch lecture: Produccin, mediacin conversaciones.Todas las presentaciones de las Luch Lectures pueden ser escuchadas on line gracias a la radio alemana HR2: http://www.hronline.de/website/specials/Documenta/index.jsp?rubrik=25910.9

Vase imagen num. 1 y 2.

redes que trabaja en este centro10. El comit asesor est formado por educadores, arquitectos, asociaciones de mujeres, asociaciones relacionadas con el mundo escolar, grupos universitarios, grupos religiosos, asociaciones de inmigrantes, e incluso algn grupo autnomo independiente. Todos estos actores sociales eran considerados multiplicadores y bisagras de cara al trabajo de la Documenta (Wieczorek, 2007). As los agentes que componen el comit asesor no constituyen un modelo representativo de la ciudad, sino ms bien son un modelo para catalizar y negociar las diferentes propuestas de la Documenta 12, al mismo tiempo que actan como bisagras de lo local y lo global. Permiten de este modo una traduccin de ida y vuelta a los discursos y las propuestas de la Documenta en el mbito de la ciudad de Kassel. Desde el ao 2006 el Beirat (termino alemn para designar comit asesor) se reuni una vez al mes con el equipo de la Documenta, y en concreto con el equipo que trabajo a nivel local en la D 12, compuesto por Wanda Wieczorek ( una profesional del campo de estudios culturales, con experiencia en al negociacin local en otras exposiciones, que trabaja como asistente de direccin en el quipo de Documenta) y Ayse Gle (trabajadora del Kulturzentrum Schlachthof y coordinadora junto a Wanda del desarrollo del Comit asesor de D 12). Partiendo de las preguntas articuladoras del Documenta, el comit de expertos desarrollo sus propias propuestas y respuesta s nivel local, como un punto de cristalizacin en las redes locales de la ciudad (Gle y Wieczorek 2007:221). De hecho este trabajo ha quedado patente tanto en la pgina Web oficial como en uno de los readers de la Documenta y en el weblog alternativo coordinado por el propio Beirat)11. As el comit ha desarrollado una traduccin doble en el proceso de Documenta: Por una lado como espacio de negociacin con artistas y sus proyectos para Kassel, y por otro lado como espacio desarrollo local. Como espacio de negociacin el comit servia para dialogar con propuestas de artistas o proyectos culturales a realizar en la Documenta, para asegurar una mejor articulacin y relacin con lo local- As el grupo asesor pudo discutir con propuestas como la de Ricardo Bausman, a la ahora de reproducir y trabajar con sus piezas en diversos contextos de la ciudad en su proyecto: Would you like to participate in an artistic experience?.12 Otro ejemplo de los mecanismos de negociacin es el proyecto El Dorado, llevado a cabo por Danica Dvic. De un ao de duracin, este proyecto es fruto de la colaboracin del Beirat, en relacin a un grupo de jvenes, producindose 3 diferentes formatos: una pieza de video con jvenes en Kassel, una instalacin sonora en el Tappeten Museum con una amplia colaboracin de jvenes inmigrantes y una performance inaugural de la artista13. De esta manera antes que establecerse un modelo comisarial de artistas con comunidades, donde el comisario trabaja para implementar artistas en diversas comunidades, el comit actuaba como traductor directo, como un alternador, de cara al10

Este entro es un espacio para la educacin continua, fruto de la corriente de educacin sociocultural de Alemania en los aos 70. Entre sus actividades ofrece cursos de idiomas para inmigrantes, cursos de bsqueda de empleo, msica, conciertos o danza dentro de su seccin de cultura juvenil, adems de acoger otro tipo de iniciativas relacionadas con la educacin en la calle, los movimientos feministas o el trabajo con personas sin techo. Para mas informacin vase el artculo de Ralf Pasch (2007) o la pgina Web del centro http://www.schlachthof-kassel.de11 12

Vase nota 8 al respecto Vease imagen 3. 13 Ms informacin en la lunch lecture num 71. http://www.Documenta12blog.de

discurso de los artistas. Discutan su trabajo y proponan formas diferentes de llevarlo a cabo en el contexto. En este sentido la comunidad no se representaba como el espacio de trabajo diferente y elegido por el artista o el programa comisarial, sino que se construa una compleja negociacin y mediacin con las redes locales en un trabajo colaborativo.

Imagen num.1: La entrada al centro cultural Schlachthof, con la carpa de eventos y charlas en el centro del patio.

Imagen num.2: Foto interior de la carpa de eventos del centro cultural con una serie de palabras e imgenes relativas a las actividades realizadas en el centro.

Por otro lado el trabajo de desarrollo local con el comit puede describirse como otro espacio de negociacin independiente. El comit trabaj con las preguntas de la Documenta como punto de partida, y desde ellas partieron propuesta se iniciativas propias para trabajar en las redes. Estos proyectos los describir mas adelante bajo la categora de proyectos deslocalizados, por su semi-permeabilidad, es decir por poder nutrirse de la Documenta pero al mismo tiempo construir esferas autnomas de trabajo. . Estas iniciativas han podio finalmente tener una cobertura econmica gracias a la ayuda del Bundeszentrale fr politische Bildung, una agencia ministerial alemn que promueve la educacin poltica en diversos campos a partir de recursos, publicaciones, programas educativos y otro tipo de eventos para promover la ciudadana activa y la participacin poltica. Es en este campo es donde el comit asesor ha podio traducir e implementar una serie de actividades emergentes desde las mismas redes y trabajadas en conexin con la Documenta. Finalmente es importante sealar aqu el hecho de partir de preguntas globales e integradoras ha hecho posible construir una relacin "translocal" con las redes, y no por ello caer en un localismo o populismo marcado por una relacin paternalista ante las redes ciudadanas, o en una autenticidad dada por lo local exarcebada. Peligros estos que siempre se desprenden del trabajo participativo con lo local desde las instituciones. Ms bien deberamos considerar el trabajo del Beirat como una continua negociacin entre expertos abierta en diversos campos.

Imagen num.3: Detalle de la instalacin de Ricardo Bausman, donde se muestra una serie de televisores con el uso translocal de las estructuras que produce el artista.

5. Una batera de contrapartidas: las propuestas de Documenta 12 Despus de situar el contexto y el marco de trabajo del equipo educativo y del comit asesor de expertos locales, ahora pasar a describir algunas de las propuestas de trabajo. Las he desglosado en dos categoras para una mejor aclaracin; las visitas de la Documenta, como acciones educativas dialgicas con el sistema de la exposicin, y los proyectos deslocalizados, por cuanto emergen fuera del campo expositivo oficial de la Documenta y se localizan en otras partes del tejido social de la ciudad. Sobre las visitas la mediacin dialgica del arte Una educadora empieza su visita: recoge al grupo que conducir por la Documenta en el hall del Friedericianum. Ah explica el contexto de la Documenta, e introduce a su grupo que la visita de hoy ser especial. De repente desaparece rpidamente de la sala. Otra recoge al grupo y le gua a una zona donde est la educadora inicial. Ah la educadora explica la documentacin de las performances en la calle de Jir Kovanda .En una de ellas se presenta la accin de 1977, donde el artista est con un grupo de amigos en una plaza y desaparece sbitamente. Las visitas a la Documenta de Kassel se han intentado caracterizar por su dinamismo y su carcter dialgico con el pblico. Del paquete de visitas que se ofrecen es interesante destacar cmo existe un grupo de mediadoras que trabajan mano a mano con Carmen Mrsch documentando sus experiencias e intercambiando su saber prctico en las exposiciones a partir de visitas experimentales, como la descrita anteriormente. De las visitas uno puede esperar de todo: pequeas performances o situaciones de quiebro, intercambio de roles o trabajo grupal. Estas acciones desconstruyen el sistema arte, requieren del espectador una reaccin (o contra-reaccin) a la accin del mediador, como un cambio de vestimenta, un dilogo previo antes de la conversacin, o una sbita desaparicin. En el ejemplo descrito anteriormente, esta visita experimental es llevada a cabo por la mediadora para explicar su pieza favorita de la Documenta y motivar un dilogo sobre la performance, su recepcin y la documentacin en arte contemporneo, .Pero al mismo su accin performativa le sirve para introducir la mediacin del arte como un proceso de trabajo dentro del arte y sus consecuencias implcitas .Vemos cmo partiendo de este modelo, el planteamiento inicial no se basa en las piezas mismas, sino que intenta partir de la posicin del espectador al dejarle que escoja qu pieza/s le interesan, qu espacios le parecen los ms interesantes, se le invita a que tenga espacios de reflexin o de absoluto desconcierto, o incluso a que una visita guiada se convierta en una performance que explica el comportamiento implcito de otra performance. A parte del grupo de trabajo de las mediadoras, tambin se ofrecen otra serie de visitas que intentan de manera performativa (o hptica como se describe en la Web) introducir otras relaciones espaciales diferentes con las piezas para personas invidentes o con problemas parciales de visin, de modo que estos grupos tienen la posibilidad de interaccionar con las obras oyndolas o tocndolas. Este es el motivo de trabajo de la visita titulada Tasten und Hren die Ausstellung einmal anders erfahren (Tocar y escuchar- Experimentar la exposicin de otra forma) que narra las piezas desde su interaccin14. Otra visita, esta gratuita, lleva por ttulo Die Welt bewhonen15 (Habitar el mundo) propone que un grupo de 80 estudiantes de diversos institutos de Kassel14 15

Ver informacin en http://www.Documenta12.de/blindenfuehrung.html?&L=1) Ver informacin en http://www.Documenta12.de/748.html?&L=1

guen de forma dialgica la exposicin a la gente adulta, ofrecindoles su perspectiva y su relacin con los temas generados por las preguntas de Kassel. En esta visita se constituye un intercambio intergeneracional donde se trastocan los papeles del conocimiento, la mirada experta y del profesor-educador a partir de profundo programa de formacin, dialogo y trabajo con los estudiantes desde Noviembre del 200616. Otro modelo interesante de resaltar son las visitas que proponen el tema de la censura en la construccin de la juventud a partir de los modos en que se pueden abordar formas crticas y abiertas de relatar y hablar de la sexualidad y las relaciones personales, tal como el arte lo trabaja en nuestros das. Esta visita, bajo el sugestivo ttulo de Schmutzig und stinkend (Sucio y apestoso) pretende dotar de un espacio de dilogo abierto a jvenes entre 12 y 16, sin la presencia institucional de padres o profesores, y construyendo un espacio directo de dialogo sobre la censura, la realidad y la construccin identitaria en las formas en que pensamos y representamos la sexualidad en nuestros das17. Dentro del rango de visitas llevadas a cabo cabe destacar finalmente el programa Aushecken (Tramando planes) un programa experimental que permite a grupos de jvenes explorar y mediar ente ellos la Documenta, construyendo sus propias narraciones y visiones de la exposicin18 .En estos talleres entre otras actividades por ejemplo se podrn grabar pequeos filmes y animaciones, con bandas sonoras como reaccin e interpretacin de las obras de arte. Estos son formatos de talleres cortos, que se desarrollan durante el mes de Agosto, en colaboracin con el Kanal Kassel (Una televisin pblica local). Todas las actividades de este programa se construyen a partir de un espacio de experimentacin reservado a la parte educativa, en medio de una de las calles del jardn barroco que hay al lado del espacio expositivo Aue Pavillion. Sobre los proyectos deslocalizados la negociacin mltiple a partir de lo local. A continuacin relatar algunos de los proyectos deslocalizados, que se producen partiendo de los leitmotiv de la Documenta, pero que se activan por las redes sociales en espacios ajenos a la Documenta, como espacios semi-permeables19. El primero Die unsichtbare Stadt - sichtbar machen(Visualizar la ciudad invisible) es un proyecto educativo y una exposicin que ha reunido a mas de 17 grupos diferentes de trabajo, con unos 350 escolares implicados , y dos grupos de activistas medioambientales20. La propuesta surgi a terno de discutir el leitmotiv de la Documenta sobre la vida apura, o real. Un grupo de educadores y ecologistas decidieron entonces investigar los recursos y la sostenibilidad de la ciudad de Kassel, como una forma de traducir la pregunta al contexto local, sobre el uso de energas respetuoso y equilibrado, lo que en s debera de constituir una vida pura. Teniendo en cuenta todo un sistema subterrneo de recursos y redes energticas que tiene una ciudad moderna

Una descripcin mas detallada se puede encontrar en la presentacin dentro de las Lunch Lectures de tres jvenes estudiantes en http://www.Documenta12blog.de/?cat=2&paged=2 17 Para mas informacin puede leerse la interesante discusin de la presentacin del proyecto en la pgina oficial http://www.Documenta12.de/1152.html?&L=1 18 Subvencionado por el Bundes Ministerium fur Bildung und Forschung (Ministerio Federal de Educacin e Investigacin) 19 Todos estos proyectos son descritos en la pagina web de la Documenta en la seccin del Comit asesor (Beirat en alemn, o Advisory Borrad en Ingls) 20 Vase imgenes num. 4, 5 y 6.

16

como Kassel (Electricidad, agua y gas), y sobretodo de su progresiva privatizacin, el comit asesor constituy un proyecto educativo durante seis de meses de trabajo Con este marco de indagacin se propuso un trabajo interdisciplinar y transversal, es decir con diversas materias lectivas21. Los grupos de trabajo establecieron un anlisis del agua, de las fuentes de energa, de los depsitos de agua y de los ros y afluyentes antiguos de Kassel, en definitiva de los territorios de energa y de las relaciones de poder implcitas. Finalmente todo el material se visibiliz en una exposicin en el mismo edificio de la compaa pblica de energa de Kassel. Otro de los proyectos deslocalizados tiene por ttulo: Macht Was- Trume (traducido como "Sueos proactivos). ste proyecto se ha establecido en diversos espacios pblicos contando con varios grupos locales implicados. A partir de un trabajo de investigacin un grupo demarca una zona en desuso o hueco urbano con maderas rojas, discuten sobre su emplazamiento y relaciones con el tejido urbano y proponen una serie de actividades y acciones para un uso alternativo22. Este proyecto de intervencin en los intersticios urbanos parte de la idea de reparar los huecos o espacios vacos de las ciudades que han quedado como islas geogrficas y sociales, a tenor de la rpida renovacin que sufri a la ciudad de Kassel despus de la 2 G.M , y fruto de una reestructuracin urbanstica hecha a trompicones. El grupo de trabajo propone con ello una relacin con las redes locales para una participacin directa de la ciudadana en cada espacio23. Otra de las iniciativas propuestas ha sido las Excursiones experimentales. Un conjunto de visitas alternativas o derivas por la ciudad, que parten del trabajo de campo de un grupo de estudiantes de la universidad de geografa para visualizar las esferas de accin social potenciales en la ciudad. Para tal propsito el grupo ha trabajado las tres preguntas de la exposicin, pero las ha contrastado con el espacio urbano de la ciudad, creando con ello un marco dialgico que recoge la visibilizacin de la exposicin sobre su mapa urbano, al traducir las temticas de la exposicin que son inmanentes en el tejido urbano de la ciudad a partir de estos espacios sociales. Finalmente dentro de las propuestas aqu descritas quisiera destacar tambin el Salon des Refuss (el saln de los rechazados) como una alusin directa a los impresionistas franceses24. Este saln es un proyecto de trabajo colaborativo con desempleados y otros colectivos de la ciudad de Kassel. Situado en la antigua sede de la comisara, esta iniciativa tiende, no tanto a describir su situacin, sino a activar formas de trabajo para la lucha contra la precarizacin tanto laboral como social, en la que se encuentra hoy en da las sociedades neoliberales. Este saln como un espacio de autoeducacin se constituir con acciones y discusiones sobre la vida laboral, la crisis de la sociedad moderna en entorno al trabajo renumerado, y las economas alternativas. Con ello, igual que los artistas vanguardistas o los rechazados, esta propuesta pretende poner sobre la mesa una realidad diferente y controvertida de la ciudad de Kassel como es el desempleo.21 22

Vase la luch lectures 25. Vase la pgina Web :http://machwastraeume.wordpress.com/ 23 Una ilustracin ms detallada del proyecto puede verse en el Flick de una de las intervenciones: http://www.flickr.com/photos/[email protected]/761065318/. Existe una pgina web que presenta los fliers y carpetas de prensa del proyecto: http://mach-was-traeume.de/dokumente.html 24 Vase imagen 7.

Imagen num.4: Detalle de exposicin de los proyectos educativos en torno al proyecto Visualizar la ciudad invisible. En estos posters los alumnos trabajan las seales de trfico como investigacin del trabajo de urbanismo en relacin a la ciudad y sus territorios.

Imagen num.5: Detalle de la misma exposicin. En este pster-collage una escuela a partir de una contracartografa mapea el territorio de la ciudad en busca de las fuentes de agua que conforman la red hidrogrfica natural de la ciudad. En el mapa se incluyen representaciones del territorio y explicacin del trabajo de investigacin.

Imagen num.6: Otro detalle la misma exposicin. En este pster muestra una entrevista a un exporte en geografa en la escuela y una maqueta propuesta de diseo paisajstico para el desarrollo sostenible en Kassel.

Imagen num.7: Entrada al Salon des Refuss

Sobre la pedagoga y la investigacin: la legitimacin y traduccin constante. Todo esta batera de proyectos nos lleva finalmente a plantearnos qu es lo que quedar y se visibilizar del proyecto educativo de Documenta, ya que tal como pudimos experimentar en nuestra visita por la ciudad se daba muy poca informacin en la exposicin de los proyectos. Adems la mayora estaban slo en alemn, y no haba referencias directas de los lugares o espacios donde stos tenan lugar de forma deslocalizada. No obstante, el proyecto de educacin coordinado por Stocker y Mrsch tendr una visibilidad muy concreta en un estudio fruto de un trabajo de investigacin accin en equipo (Morsch, 2007a: 38). Esta iniciativa coordinada por Mrsch se basa por un lado en el trabajo de la investigacin-accin como prctica colaborativa del trabajo indagativo, y por otro lado en todo el abanico de la investigacin feminista y al etnografa como relato reflexivo y polivocal. Gracias a este marco de investigacin los proyectos aqu descritos y sus marcos de trabajo se materializarn en una publicacin que recoge los diversos actores y agendas involucrados en el proceso. Esta publicacin intentar mostrar las dimensiones de la negociacin y cmo es posible llevar a cabo estrategias de educacin artstica como continua traduccin entre diversos discursos. Incluir un anlisis de 17 proyectos educativos, pasando por los conflictos y negociaciones con el comit asesor, proyectos educativos deslocalizados, la relacin conflictiva de las visitas experimentales y otras experiencias de la mediacin de arte. Todo ello para comprender la educacin artstica como una disciplina critica e independiente (Mrsch d, 2007). La publicacin supondr finalmente un elemento directo de traduccin directa. De nuevo servir para poder acoger y mediar todos los conocimientos colectivos producidos , y poder plasmar de forma polifnica las diversas experiencias del proyecto educativo en una relacin de rizovolcalidad, tal como Mrsch expone ( 2007a:39) a partir del texto seminal de Alicia Y. Jackson (2003). Esta presentacin rizomtica servir por tanto para extender la traduccin que la prctica pedaggica en la Documenta supone a otros mbitos y poder legitimar, mejorar y discutir el trabajo contradictoriamente productivo de la educacin artstica en el sistema del arte. 6. Los 100 das y algo ms: la pedagoga como modo de traduccin abierta Viendo las mltiples brechas abiertas en el trabajo poltico de esta Documenta 12 desde el proyecto de mediacin artstica, creo que es posible afrontar y llevar a cabo proyectos crticos y relacionales desde un departamento educativo en relacin con las diversas negociaciones que una comisin o grupo de expertos local puedan mantener con una institucin cultural. Este modelo podra perfectamente construirse en relacin ya no de otras macro-exposiciones y eventos (dgase las continuas bienales que emergen en nuestro pas), sino sobretodo implementarse de manera prctica en los museos y centros de arte partiendo de la base de una democracia radical. Una propuesta como Documenta siempre ha generado marcas de trabajo en el sistema del arte para comisarios, expertos y tericos del campo de la cultura contempornea, as que las siguientes preguntas son sencillas de plantear: Por qu no esta vez que tambin gener pautas y mtodos de trabajo poltico a partir de su proyecto educativo? Por qu no aprender de la negociacin y de la investigacin aplicada -que se publicar- para mejorar nuestros modos de trabajo poltico? Por qu

no llamar la atencin sobre el grado de profesionalizacin y campo de conocimiento de la educacin artstica? Puede que las dos Documentas anteriores fuesen valoradas mucho ms positivamente en el campo de la crtica de arte o, dicho de otra forma, tuviesen una serie de piezas percibidas con un mayor compromiso poltico, de critica social o discurso reflexivo, y adems contribuyesen con un programa comisarial innovador en la seleccin y trabajo por equipos a un discurso ms coherente o de mayor calidad. Esto no lo pongo en duda, ya que de hecho no es el objeto de mi aproximacin. No obstante estas ediciones, pese a su retorno a lo poltico, no construyeron ninguna red de trabajo con lo local y, mucho menos, activaron la exposicin como discurso poltico en lo local a travs de lo educativo, entendido como una herramienta de negociacin25. La aproximacin que he tratado de construir hacia la Documenta 12 debera por tanto darnos a entender otra mirada poltica a un proyecto expositivo, no slo en relacin a la coleccin de piezas reunidas o la calidad de discurso producida dentro del sistema del arte- insisto- , sino sobretodo en la red y negociaciones mltiples en que la exposicin se interrelaciona en el contexto local, ms all de su mero reconocimiento simblico en el mercado del arte internacional. En este sentido el trabajo educativo nos abre la posibilidad de negociar otros formatos de produccin y distribucin del arte, en el que la pedagoga ofrece una contrapartida bastante constructiva durante sus 100 das de visibilidad26. Pero existe otra cuestin, y es ese algo ms Este algo ms supone la continuidad y el trabajo futuro. Es decir abrir de nuevo la traduccin a otra personas, y en otras situaciones, a otras reapropiaciones y otras formas nuevas de negociar el conocimiento cultural27.Por tanto, el trabajo poltico que puede ofrecer el proyecto pedaggico de la Documenta 12 (desde el Beirat y el equipo educativo) tiene el reto de dotar de una continuidad a los proyectos mas all de la misma Documenta, tal como admiten los coordinadores de este proyecto educativo. Este reto supondra realmente poder articular en un futuro no muy lejano los trabajos realizados con entidades y redes locales para que la traduccin de lo local y lo global contine de forma recproca y en diversas dimensiones. Esta traduccin conlleva que el concepto de pedagoga aplicado al sistema del arte contemporneo no se trabaje slo simblicamente, con grupos de lites (curadores, artistas, o trabajadores culturales), o en relacin a centros o academias que se otorgan el privilegio de una educacin emancipadora, libre y auto-organizada. Ms bien este trabajo debera partir de la complejidad de estratos sociales, grupos de trabajo y marcos de identidad en donde la pedagoga como proyecto poltico- no olvidemos- ha confluido ya en el pasado (La nueva escuela, los movimientos de derechos civiles y la educacin popular,) y fluir continuamente de manera pragmtica como traduccin abierta. En esta continua tensin,Curiosamente la anterior edicin de Documenta inclua el trabajo poltico de colectivos, y por qu no, de pedagoga critica, como Parkfiktion, Hui Facettes o el Amos Group. Propuestas donde el componente de educacin popular y activa construa modos de intervencin a travs de plataformas polticopedaggicas. Este tipo de trabajo se esta infiltrando y presentando ya en grandes eventos ante un giro a lo social que la crtica de arte Claire Bishop (2006) pone en tela de juicio, debido a la dudosa capacidad crtica de muchos de estos proyectos auspiciados bajo el paraguas de la inclusin social, en detrimento de anlisis estructurales ms amplios. 26 De hecho en Noviembre del 2006, se realiz una conferencia de prensa de la Documenta exclusivamente dedicada a la educacin en la Neue Nationalgalerie de Berln(Mrsch 2007,a: 35).27 25

Este tipo de aproximacin se relata desde la traduccin cultural en el sentido construido por Bhabha en su libro El lugar de la cultural, donde nos invita abrir el futuro desde el lado del presente.

en la bsqueda de una independencia y un trabajo relacional con la exposicin, es donde la pedagoga tiene mucho que aportar. En este sentido esta amistad crtica se radicaliza al transformarse en la novia critica (Mrsch 2007c) del arte, ya que se presenta como una especie de con Documenta/contra Documenta. Esta pedagoga puesta en marcha abre una continua negociacin, y es ah donde esta edicin de la Documenta ofrece una contrapartida realmente interesante y diferente.Fotografas: Javier Rodrigo y grupo excursin Kassel 07. Bibliografa: Balkenhof, Bernahrd y Georgsdorf, Heiner (ed) (1998) X mal Documenta X. ber Kunst und Knstler der Gegenwart. Ein Nachlesebuch zur 10.Documenta. Kassel university press.Kassel. Balkenhof ,Georgsdorf y Maset, Pierangelo (ed) (2003) XXD11,ber Kunst und Knstler der Gegenwart Ein NachLesebuch zur Documenta 11.Kassel university press. Kassel Beat Weber, Kati Morawek (2007) The Documenta files Economics of the art system: The example of Documenta. En http://transform.eipcp.net/correspondence/1183558626, carta del o4- o7-2007 (ltima visita realizada el 03 de Agosto, 2007) Bishop, Claire (2006) The Social Turn: Collaboration and its Discontents, Art forum, February 2006, XLVI number 6, pp. 178-183. Gle, Ayse y Wieczorek, Wanda (2007) ). The advisory board. En Schllhammer, Georg, Buergel, Roger M, y Noack, Ruth(ed) Documenta. Reader. Part 3: Education. Taschen: Londres. pp:22-222 Jackson, Alecia Youngblood (2003) Rhizovocality.. International Journal of Qualitative Studies in Education. September-October , Vol. 16, No 5, 693-710. Maset, Pierangelo (1995) sthetische Bildung der Differenz - Kunst und Pdogogik im technischen Zeitalter. Radius Stuttgart. Mrsch, Carmen (2007a) Gallery education at Documenta 12. Engage Journal, number 20, Strategic Interpretation. pp 34 40.Londres. Mrsch, Carmen (2007 c) Art education. En Documenta Reader. Part 3, Education. Tashen: 224-228. Mrsch Carmen (2007 d ) Carmen Interview.http://www.Documenta12.de/index.php?id=1112&L=1 Mrsch, Carmen y Sturm, Eva. (2007) Taller: Acciones semipermeables. Discusin final. En Rodrigo, Javier (ed) Prcticas dialgicas: Intersecciones entre la Pedagoga Critica y la Museologa crtica. Museo de Arte Contemporneo Es Baluard. Palma de Mallorca. Pp 169-174. Pasch, Ralf (2007). The advisory board. En Schllhammer, Georg, Buergel, Roger M, y Noack, Ruth(ed) Documenta. Reader. Part 3: Education. Taschen: Londres. pp:22-222 Sturm, E (2002a) Art-Mediation/Education/-Communication as deconstruction. En Kunskoop (Bilankov, A; Bosch,S; Jorek, B; Linares, M; Lth N, Masuch, B; Mrsch,C y Stutx, U.) 2002. Kunstkoop in der NGBK. Neue Gesellshft fr bildende Knts.(NGBK) .Berln. Pgs 183-190 Sturm, Eva (2002b) Woher kommen die KunstvermittlerInnen? Versuch einer Positionsbestimmung. En Sturm, Eva, Rollig , Stella (2002)Durfen die das?Kunts als sozialer Raum.Art/Education/Cultural Work/Communities. Museum zum Quadrat 13. Turian Kant Verlag.Wien. P 198-211 Sturm, Eva (2003) Kunstvermittlung als Widerstand, in Schppinger Forum fr Kunstvermittlung (ed.), Transfer. Beitrgezur Kunstvermittlung 2, Schppingen. Wieczorek (2007) Entrevista personal. Kassel 27 Agosto, 2007.

Licencia Esta obra est bajo una licencia Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Espaa de Creative Commons. Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/ o enve una carta a Creative Commons, 171 Second Street, Suite 300, San Francisco, California 94105, USA