DISCUSION - ?· y Ramiro Ledesma Ramos. Este movimiento tuvo una corta vida, lo mismo que un movimiento…

Download DISCUSION - ?· y Ramiro Ledesma Ramos. Este movimiento tuvo una corta vida, lo mismo que un movimiento…

Post on 14-Feb-2019

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<p>DISCUSION</p> <p>PERMANENCIA DEL FASCISMO ESPAl'rOL</p> <p>Qu es el fascismo? *</p> <p>HERBERT RUTLEDGE SoUTHWORTII</p> <p>MM; de veinte aos despus del fin del perodo fascista de la histo-ria europea, el fascismo sigue an mal definido. No hay una ex-plicacin generalmente aceptada de este fenmeno. Dos recientes colec-ciones de trabajos sobre este tema, que comprenden estudios realizadospor quince escritores, revelan aproximadamente quince concepcionesdiferentes de la naturaleza del fascismo.' La definicin clsica queofrece la izquierda comunista fue formulada en 1933 y permanece in.alterada hasta hoy: "El fascismo es la dictadura abierta y terrorista delos elementos ms reaccionarios, chauvinos e imperialistas del capitalfinanciero"." Un estudio reciente del problema fascista, debido al ale-mn Ernst No1te, define el fenmeno fascista como sigue: "El fascismoes el antimarxismo que busca destruir al enemigo por una ideologaradicalmente opuesta y sin embargo ligada y por el empleo de rnto-dos casi idnticos, aungue tpicamente modificados, siempre no obstanteen el rgido marco de una autonoma y de una arrogancia nacionales".'</p> <p>Estas dos definiciones pecan por falta de precisin. Ni una ni otraexplican de modo satisfactorio el movimiento que, en Espaa, fueconocido antes de la guerra civil de 1936-1939 como la Falange Espa-</p> <p>... Este t\l'abajo ha sido traducido por J~ss Cambre Mario de la revista francesaBsprit, No. 379 (mars 1969), pp. 421.438.</p> <p>"1 JournaJ of Contemporar History, "International Fascism 1920-1945". vol 1, Nm.ber 1, 1966, Londres Reuse d'hiJtoire de la ,uxieme J!.uerre mondlale, nmero especial</p> <p>."Sur le fascisme", Pars. avril 1967.2 Ha. Sesin plenaria del Comit Ejecutivo de la Internacional Comunista, diciem-</p> <p>bre 1933.3 Emst Nolte, Three Paces of Pescism, London, 1965, pp, 20-21.</p> <p>/</p> <p>120 REVISTA DE CIENCIAS SOCIALES</p> <p>ola de las Jumas de Ofensiva Nacional-Sindicalista y que el 19 deabril de 1937, durante la guerra civil, cambiando un poco su nombreen Falange Espaola Tradicionalista y de las J.O.N.S., se convirti enel nico movimiento poltico autorizado en la Espaa nacionalista,privilegio que persiste hasta hoy.</p> <p>Este movimiento atrajo escasamente la atencin de los historiado-res, comparado a los innumerables escritos consagrados a los movi-mientos fascistas italiano y alemn.' Sin embargo, es el tercero en im-portancia y se distingue de los otros dos por un aspecto: sus estructuras-si no su epritu- estn todava intactas. Este movimiento espaolfue, evidentemente, fascista y una investigacin sobre sus programasy sus actividades aportar tal vez una luz ms reveladora sobre elfascismo en general. .</p> <p>El movimiento fascista espaol naci en febrero de 1931, cuandoun pequeo grupo de intelectuales se reuni en un cuarto estrecho ysombro de Madrid y firm un manifiesto titulado La conquista delEstado. Dos de los firmantes de este documento influenciaron profun-damente el movimiento fascista espaol: Ernesto Gimnez Caballeroy Ramiro Ledesma Ramos. Este movimiento tuvo una corta vida, lomismo que un movimiento similar fundado en Valladolid en junio de1931 por un joven abogado catlico, Onsirno Redondo: Las Juntasde Actuacin Castellana. En octubre, Ledesma, con la ayuda de Redon.do, fund un tercer movimiento que fue llamado Juntas de OfensivaNacional-Sindicalista (J.O.N.S.) La expresin "Nacional-Sindicalista"-traduccin castellana del alemn "nacional-socialista"- entr as enla vida poltica espaola. En 1933, el mayor de los hijos del dictadorPrimo de Rivera, Jos Antonio, visit Alemania, vio a Mussolini enItalia, y cre el 29 de octubre de 1933 un nuevo movimento fascistaen Madrid. Ese movimiento fue llamado Falange Espaola; las inicia-les "F.B." han significado desde el origen Fascismo Espaol y puedendeletrearse como la palabra "Fe" en castellano. El movimiento deLedesma Se uni a la Falange al comienzo del ao 1934. Cuando, mstarde en ese ao, Primo de Rivera se convirti en el jefe, Ledesmaabandon el movimiento. Jos Antonio Primo de Rivera fue encarce-lado en marzo de 1936 y ejecutado en Alicante el 20 de noviembre de1936, cuatro meses despus del estallido de la guerra civil.</p> <p>En los aos 1930, Espaa se hallaba en esa peligrosa frontera quesepara al socialismo del capitalismo. Estaba incluida en la rbita capi-talista sin capital que arriesgar. Era un elemento de segunda clase delmundo capitalista. El desarrollo industrial de esta casi-colonia, sus</p> <p>4 Ver Stanley G. Payne: FaJa/l/{e, Pars, Ediciones Ruedo Ibrico, 1965; BerndNelessen, Die uerbotene Reooluzion, Hamhurg, Leibniz-Verlag, 1963.</p> <p>PERMANENCIA DEL FASCISMO ESPAOL 121</p> <p>minas; sus tranvas, sus telfonos, sus intalaciones hidrulicas, pasabanprogresivamente a manos de grandes compaas venidas de Francia,Inglaterra, Estados Unidos, Holanda y Blgica, La clase conservadora,satisfecha del statu quo, era reducida y se adelgazaba cada da ms.A la Izquierda, la revolucin social ganaba partidarios. En las filas dela Derecha, los descontentos queran igualmente cambiar la vida espa-ola, mas sus remedios.eran diferentes' de los propuestos por la Izquier-da. Aquellos hombres se convirtieron en los fascistas de Espaa. Ellosbuscaban trastornar el statu quo, no' haciendo avanzar la revolucinsocial, sino desviando las energas hacia una aventura imperialista.Comprendieron -contrariamente a los conservadores retirados en susatrincheramientos- la desesperada necesidad de un cambio social enEspaa, pero su concepcin de este cambio estaba dominada por suardiente nacionalismo y por sus sueos de la grandeza perdida. Ellospropusieron nada menos que salvar y reforzar las clases posesoras deEspaa, enervar las reivindicaciones por una revolucin social, y res-taurar a Espaa su pasada gloria, todo ello en una sola operacin.</p> <p>De lo que han escrito los tericos fascistas espaoles, se puededespejar un diagrama que rena los elementos' necesarios de una frmu-la que muestra en' detalle el desarrollo progresivo de un movimientofascista.</p> <p>Segn este diagrama, se puede 'ver que el movimiento fascista espa-ol, la Falange, se propona en Espaa tres fines sucesivos.~l objetivoinmediato era la organizacin de un movimiento fascista; el siguienteera la conquista del Estado por ese movimiento; y el tercero, el objetivofinal, era la conquista del Imperio por ese Estado. 'Ninguno de esosobjetivos era de fcil realizacin, y, de hecho, la organizacin del mo-vimiento -simple primer paso-- no fue acabada ms que durante laguerra civil. Pero, en s misma, la organiazcin de ese movimiento erade escasa trascendencia. Un acto de ms importancia era la conquista delEstado. S{n embargo, incluso esa difcil tarea no era otra cosa que unempezar en la ruta que un movimiento fascista deba emprender ineluc-tablernente. No obstante, desde el momento en que un movimientofascista tena el Estado en sus manos, dispona de un trampoln desdeel cual poda-pretender alcanzar su objetivo principal, su verdaderarazn de ser, su destino real: la conquista del Imperio.</p> <p>FORMACION DEL MOVIMIENTO LA CONQUISTA DEL ESTADO LA CONQUISTA DEL IMPERIO</p> <p>VIOLENCIA YCCION DIRECT</p> <p>NACIONALISMOEXTREMISTA</p> <p>,. JUVENTUD'</p> <p>~</p> <p>UNIDAD territorial.Supresin de los movimientosde autonoma regional. Gobier-no centralizado</p> <p>UNIDAD poltica. Supresinde todos los partidos polti-cos en beneficio de un movi--miento.Estructura poltica monol!ti-'ca ,</p> <p>UNIDAD socio-econmica. Su--presin de la lucha de clases.Supresin de las relaciones internacionales de la patronal yde los obreros en beneficio deuna economa sindicalista peronacionalista. Organizacin so-cial jerarquizada.</p> <p>oHtl:</p> <p>~~</p> <p>~E-4</p> <p>PERMANENCIA DEL FASCISMO ESPAOL 123</p> <p>Para conducir la campaa para la conquista del Estado, los fascis-tas espaoles tomaron prestadas tres armas: la violencia y la accindirecta, la propaganda ultranacionalista y la juventud. Esas armasdeban imponer en Espaa una total unidad de intencin, un Estadounificado y totalitario. Ese Estado deba ser territorialmente centra-lizado, polticamente monoltico y, en fin, socio-econmicamente jerr-quico y sindicalista.</p> <p>Espaa estaba desunida territorialmente a caqsa de la guerra sordaexistente entre Castilla -madre del primer imperio-- y las regionesperifricas de la pennsula. Siglos atrs, Portugal haba ganado su inde-pendencia frente a Madrid para venderse al Imperio britnico. Cataluay el Pas Vasco, que en el pasado siglo haban perdido sus derechosregionales, desarrollaron en el siglo presente vigorosos movimientospara reconquistar las libertades regionales. Durante los cincos aos dela Repblica, los movimientos reinvindicadores de una autonoma regio-nal aumentaron en nmero y, en vspera de la rebelin militar en1936, Galicia vot por la autonoma; ** Len, en el corazn de lapennsula, se uni a las otras expresando su deseo de una mayor inde.pendencia frente a Madrid. El fascismo espaol combati por la centra-lizacin del poder en Madrid y contra toda concesin al autonomismolocal.</p> <p>Espaa era un pas desunido polticamente. Para unificarlo losfascistas espaoles demandaron la supresin de los partidos polticos,de las elecciones y de la concepcin misma de una derecha, unaizquierda y un centro. El partido nico, representando no una faccin,sino el todo, no era un partido, sino un movimiento. Los fascistasespaoles se oponan, durante la Repblica, a todo los otros grupos o</p> <p>** Parece oportuno aclarar, aunque sea someramente, el pasaje de Southworth sobrelos movimientos regionalistas espaoles ya que el mismo podra llevar al nimo dellector a una imagen errnea sobre el regionalismo gallego hacindolo aparecer comoflor de ltima hora, cultivada "durante los cinco aos de la Repbica."</p> <p>El regionalismo, autonomismo, federalismo o nacionalismo gallego, es decir, el movi-miento de lucha que viene sosteniendo el pueblo de Galicia para reconquistar sus liber-tades culturales, sociales, econmicas, polticas y administrativas dentro del Estado es-paol o, mejor an, dentro de una comunidad de pueblos ibricos, tiene tras de s unalarga trayectoria. Bastar referir aqu que ya en 1808, durante la invasin napolenica,se firm en La Corua "un tratado de federacin perdurable" entre GalicJa y Castilla,como primer paso de un proyecto ms ambicioso concebido por la Junta Suprema deGalicia para realizar la federacin de los pueblos peninsulares. El 24 de mayo de 1883el Consello Exerutioa da Regin Galega present un "proyecto de Constitucin" queprecedi a la Constitucin Federal aprobada en Zaragoza. Aquel proyecto fue "defin-tivamente discutido, votado y sancionado por la Asamblea Federal del Territorio, reu-nida en Lugo el 2 de Julio de 1887. Su artculo 2 dice as: 'Esta regin se erige enEstado Autnomo y Soberano' ". En fin, para no alargar demasiado esta nota, debemosrecordar que el libro de Alfredo Braas, El regionalismo, publicado en 1889, "fue elprimer compendio doctrinal del autonomismo gallego, cuando ni Prat de la Riba niSantiago Arana dieran a luz ningn escrito que hoy pueda citarse (Braas influy enlas directrices del movimiento cataln, segn confesin de Camh)". Federacin de So-ciedades Gallegas, O Estatuto de Gdlida. Buenos Aires, 1948, pp. 8, 12 y 13. [Notadel Trad.].</p> <p>124 REVISTA DE CIENCIAS SOCIALES</p> <p>partidos: tradicionalistas, monrquicos, catlicos de la C.ED.A., radi-cales, republicanos de izquierda, socialistas, anarco-sindicalistas y co-munistas.</p> <p>Espaa estaba tambin desunida social y econmicamente. La luchade clases era un hecho mortal ycotidiano. Los fascistas espaoles comobatieron las ideologas marxistas porque stas negaban el nacionalis-mo, pero se opusieron tambin al capitalismo porque a su modo de ver,ste no era lo bastante espaol y le faltaba coraje. Los fascistas espa-oles ensayaron crear agrupaciones de trabajadores de carcter nacio-nal; intentaron convencer al obrero espaol de que ste estaba ms encomunidad de pensamientos con un propietario hispano que con unobrero extranjero. El fascismo espaol busc igualmente eliminar losintereses extranjeros del capitalismo espaol. En la ptica falangista,el' trabajador y el propietario deban ser, conjuntamente.vrepresentadosen el mismo sindicato vertical y nacional.</p> <p>El fascismo espaol intent eliminar la lucha de clases c~eando unadisciplina nacional. .</p> <p>Desde el instante en que el movimiento fascista espaol haba -porel empleo de la accin directa y de la violencia, por la propagandaultra-nacionalista y la formacin de grupos juveniles- forjado unaunidad territorial, poltica y socio-econmica, un Estado totalitario po-dra ser construido. Pero -y hace falta subrayarlo- ese Estado tota-litario no era en s mismo el objetivo de ese gran despliegue de esfuer-zo. El fin era el Imperio, y el Estado totalitario no era ms que elinstrumento para su conquista.</p> <p>El elemento determinante, en el diagrama que hemos propuestoms arriba, es el objetivo final: la conquista del Imperio. Los medios-empleados para realizar esa conquista: violencia, juventud y naciona.lismo; el Estado totalitario mismo -aunque importantes- no determinaron el movimiento fascista. Otros dirigentes polticos espaolesutilizaron la violencia, la accin directa, la propaganda ultra-naciona-lista y los jvenes adherentes; otros combatieron las ambiciones deautonoma regional, el sistema parlamentario, la lucha de clases; toda-va otros abogaron por un Estado totalitario. Pero slo los fascistas, alutilizar esas armas y al perseguir esos objetivos, tenan la intensinde continuar, despus de la conquista del Estado, hasta la conquistadel Imperio. Con esta concepcin del fascismo, podemos afirmar quemuchas de las figuras polticas espaolas de derecha, frecuentementecalificadas de fascistas",no lo eran realmente. Gil Robles, aunqueadmirador de Hitler e imitador de Mussolini, no era fascista, tampocoCalvo Sotelo, quien algunas veces defendi al fascismo y busc inclusounirse a la Falange; tampoco el fulgurante Dr. Albiana, quien haca</p> <p>PERMANENCIA DEL FASCISMO ESPAOL 125</p> <p>desfilar a los jvenes en uniforme y combata en las calles. Esos hom.bres pensaban hallar una solucin a .los problemas espaoles -en elinterior de las fronteras de su pas, y no fuera de esas fronteras, comolo queran los fascistas.</p> <p>Los jvenes tericos violentos de la Falange, Gimnez Caballero,Ledesma Ramos, Primo de Rivera, sufrieron todos, en sus aos deformacin, la influencia de un filsofo. poltico, Jos Ortega y Gasset.Fue al leer sus obras que llegaron a la conclusin de que slo una politica extranjera de gran dimensin poda aportar al pas la esperanzade un desarrollo interior fructfero; fue en los libros de Ortega }'Gasset donde ellos aprendieron que la prdida de los territorios seasociaba con la decadencia nacional. Ante la melancola de una imagenotoal que brochea el autor de Espaa invertebrada, desintegrada ydesunida, esos muchachos reaccionaron soando un nuevo Imperioespaol.</p> <p>Gimnez Caballero, en medio del holocausto de la guerra civil,celebr con entusiasmo las luchas imperiales del porvenir: "Slo haexistido en el mundo un sistema eficaz para. superar ese encono eternode clases: y es: trasladar esa lucha social a un...</p>