desde granada a harlem. la traducci£³n al ingl£©s de langston 2012. 8....

Download Desde Granada a Harlem. La traducci£³n al ingl£©s de Langston 2012. 8. 20.¢  DESDE GRANADA A HARLEM

Post on 16-Oct-2020

1 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • DESDE GRANADA A HARLEM. LA TRADUCcíON AL INGLÉS DE LANGSTON NUCHES DEL ROMANCERO 81TIlNO

    SARA M. SAZ

    Colorado State Universitv, EE.UU.

    De todos los poetas españoles. seguramente ninguno ha dejado una huella más profunda en el mundo anglosajón que Federico García Lorca, Su obra, traducida al inglés con mayor o menor fortuna casi desde su publicación, pero especialmente desde su muerte al principio de la Guerra Civil, se ha ido incorporando paulatinamente al conocimiento popular. Sus dramas. sobre todo Bodas de sangre, Yerma y La casa de Bernarda Alba se siguen representando en inglés en escenarios a lo largo y ancho del mundo de habla inglesa y su poesía, en particular el Romancero gitano, a pesar de todas las dificultades que entraña su traducción a una lengua tan diferente del español, ha echado hondas raíces en el mundo anglosajón. A príncipios de marzo de 1981, la revista norteamericana Time hizo un reportaje sobre el fallido golpe de estado en España el 23 de febrero de ese año y al referirse a Tejero y sus guardias civiles, los describe como con "souls of patent leather" ("almas de charol"), cita directa, aunque en inglés, del "Romance de la Guardia Civil Española" de Lorca.1lndudablemente, las circunstancias de su trágica muerte prematura fueron instrumentales en atraer la atención del público de habla inglesa hacia la figura y obra de Lorca, sobre todo su poesía.

    El romance fue la forma poética elegida no sólo por Lorca para su Romancero gitano, sino por una gran variedad de poetas españoles durante la Guerra Civil como vehículo para conectar con el pueblo y para expresar los sentimientos y los deseos de éste. Estos romances se tradujeron casi inmediatamente al inglés y encontraron en la sociedad norteamericana, especialmente, un público ávido de leer testimonios poéticos de poetas afines a la causa republicana. En 1937, en plena Guerra Civil, se editó en Nueva York un libro titulado .. . And Spain Sings. Fifty Loyalist Ballads. Adapted by American Poets2• Fue editado por M.J. Bernadete y Rolfe Humphries, quien años después traduciría el Romancero gitano, e incluyó la libre traducción de romances sobre la Guerra Civil escritos por poetas de la talla de Miguel Hernández, Antonio Machado, Vicente Aleixandre, Rafael Alberti, Manuel Altolagurre, Emilio Prados,

    J Citado por Carl W. Cobb, en Larca's Romancero gitano. A Bailad Translation and Critical Stud}; Jackson: lJniversity Press ofMississippi, 1983, pág. vii. New York: The Vanguard Press, 1937.

  • 378 Sara M. Saz

    José Bergamín y hasta la novelista Rosa Chacel. Entre los destacados traductores figuraban poetas como William Carlos William (que tradujo "Viento del pueblo" de Miguel Hernández), Edna St. Vincent Millay y el propio Rolphe Humphries que realizó varias de las traducciones.

    La introducción de M.l Benardete ofrece una visión dramática y excesivamente romántica de España. Habla, en primer lugar, de algunos "extraordinarios buenos libros" que, en la década anterior, fueron escritos sobre España por norteamericanos tales como John Dos Passos, Waldo Frank, Ernest Hemingway y Archibald MacLeish, todos incondicionales de la causa republicana:

    Las excelencias del pueblo español y la tierra española, el redescubrimiento de esa España mística que anhela la unidad desconocida de todos los hombres en Cristo, las aventuras de atadores ágiles surgidos de las clases desposeídas para luchar contra toros de sangre azul, la glorificación de los "pobres soldados" que conquistaron las tierras maravillosas del Occidente, tal como lo describió Bernal Díaz del CastilJo- esos valores y otros similares fueron incorporados en las obras de estos artistas (es decir, los norteamericanos citados) que ahora se ofrecen a la causa del pueblo español que lucha denodadamente por su existencia nacional."3

    Aunque a José Bergamín, católico devoto, no le pareciera del todo mal lo del supuesto renacer del anhelo por "la unidad desconocida de todos los hombres en Cristo", no sabemos lo que opinaría Alberri, y otros de su talante de este concepto, pero no se puede negar la buena voluntad de estos escritores norteamericanos y otros extranjeros que veían en los republicanos españoles a los últimos defensores de la civilización occidental que se iba derrumbando frente al fascismo de Mussolini, Hitler, y ahora Franco.4 Según Benardete, la inmensa mayoría de los norteamericanos no se podía identificar con la España del pasado. que interesaba casi exclusivamente a los intelectuales, a los estudiosos y a los artistas, pero el presente, es decir la Guerra Civil española, era harina de otro costal:

    "Sólo los extremadamente clarividentes pudieron saber que España se convertiría en la defensora de la civilización occidental. Cuando gran parte de Europa se ha colapsado bajo la plaga del fascismo y lo que queda amenaza con

    3 "The excellencies ofthe Spanish tolk and the Spanish land, the rediscovery ofthat mystic Spain longing for an unheard-of unity of all men in Christ, the exploits of agile matadors sprung from the dispossessed classcs against blue-blooded bulls, the glorification of the "poor soldiers" who conque red the fabulous lands of the West as described by Bernal Díaz del Castillo- those values and more of like nature were incorporated into the works of these artists who now offer themselves to the cause of the Spanish people fighting terribly for their national existence." Op.cit., págs. vii y viii. La traducción, como todas las demás, salvo que se cite otra cosa~ es mía.

    , Una gran cantidad de poetas británicos, entre ellos Stephen Spender, George Orwell, W.H. Auden, C.D. Lewis, y otros, también escribió sobre la Guerra Civil española, casi siempre a favor de la causa republicana. Véase: Un país donde luCÍa el sol. (Poesía inglesa de la Guerra Civil española). Selección, traducción y notas de Bernd Dietz, Madrid: Hiperión, 1981.

  • Desde Granada a Harlem. La traducción al inglés de Langston Hughes

    rendirse en cualquier momento a los nuevos bárbaros, el pueblo español muestra su fe en nuestra herencia común al luchar feroz e incansablemente en la alta meseta de la Iberia surcada por montañas. La democracia, que parecía durante una época un viejo término manoseado, ha cobrado nuevo vigor, sorprendiendo así al mundo entero, gracias al heroísmo inmortal de los campesinos y obreros de España. Ya no tiene por qué perdurar el miedo de que cualquier pueblo pueda ser amedrentado hasta rendirse a cualquier facción sin escrúpulos, mientras estén dispuestos a seguir el ejemplo del pueblo español.'"

    379

    La elección del romance como forma poética preferida por los poetas de la Guerra Civil se debe, según este autor, al hecho de que el romance tiene sus raíces en el pueblo y en su origen, fueron poemas cantados tanto por los campesinos analfabetos como por las clases educadas. Para hablar de las hazañas de la guerra y expresar las esperanzas de las masas, convenía utilizar una poesía accesible a todos. Con contundencia y un lenguaje propagandístico típico de la época, Benardete argumenta que en estas circunstancias estaba claro que: "la poesía inaccesible de Góngora en absoluto podría ser de utilidad justo cuando los campesinos y obreros se tiraban detrás de las barricadas para frenar con sus cuerpos desnudos el ataque asesino de los bereberes, de los maleantes de la Legión Extranjera y los esnobs mimados de las clases superiores."" Por eso, continúa, los poetas volvieron la vista al romance medieval. Lo que parece desconocer Benardete, sin embargo, es que el retorno a la forma tradicional del romance no empezó con la Guerra Civil, sino con la poesía de la Generación del 27, siendo el Romancero gitana de Lorca, publicado en 1928, su mayor exponente. El propio Lorca diría que desde sus primeros poemas de 1919, se dio cuenta de que el romance era el vehículo que mejor expresaba su sensibilidad.7

    No obstante, sí es cierto que el romance cobró una importancia especial durante la Guerra Civil gracias, sobre todo, al Romancero de la Guerra Civil, una serie de

    "Only the extremely far-sighted could have guessed thal Spain was to become the defender ofWestern civi- lization. When much of Europe has collapsed underthe plague ofFascism and what remains threatens al any momen! to yield to lhe new barbarians, (he people ofSpain show how they have faith in our common heritage by fighting with fierce relentlessness on the hígh meseta of rock-ribbed Iberia. Democracy. which seemed for a while a shopworn shibboleth, lo ¡he astonishment of ¡he whole world has been reinvigorated through lhe immorlal heroism of lhe peasants and workers of Spain. No longer need Ihe fear linger that any people can be cowed ¡nto submitting to any ruthless faction, ifthey are ready to follow the example ofthe Spanish tolk." Op. cit., pág. viii. C.D. Lewís. en su poema "The Volunteer" ("El voluntario"), plantea cómo contestar a aquellos que no entienden por qué un inglés lucha en la guerra en España y la respuesta es que: "Here in a parched and stranger place/We fight for England free,lThe good our tllthers won for her,nhe land they hoped to see." (Aquí, en un lugar seco y extraño/Luchamos por una Inglaterra libre/Por el bien que nuestros padres ganaran/La tierra a la que ansiaron arribar." Un páis donde lucía el sol. ed. cit., págs. 62-63.

    6 "Clearly, Ihe inaccessíble poetry of Góngora eould not possibIy be of any use al lhe very lime whcn the peasants and workers were throwing lhemselves behind lheir barricades to stop with their naked bodies the murderous onslaught ofthe Berb

Recommended

View more >