DASONOMÍA URBANA DEL MUNICIPIO DE OAXACA

Download DASONOMÍA URBANA DEL MUNICIPIO DE OAXACA

Post on 12-Mar-2016

224 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

La falta de conservacion de reas verdes, provoca serios problemas ambientales y salud para la poblacin.

TRANSCRIPT

<ul><li><p>Dasonoma Urbana del Municipio de Oaxaca de Jurez, Oaxaca </p><p>Suhail Surez Alonso, Edgar Fredy Robles Quiroz Universidad Autnoma Benito Jurez de Oaxaca </p><p>MXICO </p><p>Las reas verdes y el arbolado urbano son par-te importante en nuestro vivir ya que nos hace participantes en aspectos de nuestra naturaleza como individuos inmersos en ella misma, y que nos recuerda que carecer de ella representa una ruptura en las interrelaciones de un ciclo vital </p><p>(Chvez, 1997). </p><p>Introduccin A lo largo de la historia, el desarrollo de las civili-</p><p>zaciones ha demostrado que a pesar de modificar las condiciones naturales de los sitios donde se han esta-blecido, han prevalecido criterios de conservacin y asignacin de reas que permitan mantener el paisaje natural. Lo anterior se manifiesta en la calidad de vida de los habitantes y por ende en la distribucin de espa-cios en donde se manipula la vegetacin, convirtindo-los en puntos clave para la mayora de las ciudades. </p><p>Los centros urbanos, mayores a diez mil habitantes, concentran a poco ms del 21% de la poblacin, y los temas urbanos en materia de conservacin atraen cada vez ms la atencin pblica, por ejemplo: basura, con-taminacin y crecimiento urbano. </p><p>En las ciudades el arbolado urbano y las reas ver-des brindan grandes beneficios ambientales y mantie-nen el equilibrio ecolgico. El arbolado mejora la cali-dad el aire, promueve una alta humedad en el ambiente, induce la lluvia que se infiltra en los suelos, retiene la tierra y la estabiliza disminuyendo la erosin; la vege-tacin tambin absorbe gases txicos como el dixido de carbono, causante del efecto invernadero, y de la misma forma retiene partculas de polvo suspendidas en el aire, que en caso de no hacerlo agravaran los problemas respiratorios de la poblacin. Cabe mencio-nar que los bosques urbanos reducen la contaminacin por ruido, mantienen fresca a la ciudad y mejoran la belleza del paisaje, adems de brindar espacios en el esparcimiento de la poblacin. </p><p>La dasonoma urbana es la ciencia que estudia las reas verdes urbanas; se vale de las plantas para crear y manejar marcos escnicos con el fin de romper con la uniformidad del paisaje, para servir de complemento arquitectnico o como elemento modificador, creando </p><p>patrones de sombra, como otros componentes del pai-saje. </p><p>La dasonoma urbana se refiere al manejo integral para el estudio de los bosques urbanos dentro de un contexto de uso y aprovechamiento. Su prctica necesi-ta del conocimiento sobre la situacin en que se en-cuentra el arbolado urbano, para conocer las caracters-ticas y el estado de los rboles, y organizar las activi-dades relacionadas con su mantenimiento. La dasono-ma urbana se encuentra relacionada directamente con la arquitectura del paisaje, el urbanismo, la arboricultu-ra, la jardinera y la educacin ambiental. </p><p>Los programas de reforestacin urbana que se han realizado se caracterizan por la falta de fundamentos tcnicos y de planeacin, provocando que un gran n-mero de rboles causan afectaciones de las banqueteas por el crecimiento de sus races, el desplazamiento de muros causado por sus tallos, rompimiento del sistema de drenaje, daos a las lneas elctricas y telefnicas causados por el crecimiento descontrolado de sus co-pas, sin contar con la gran cantidad de accidentes que se registran por la ruptura de las ramas durante la tem-porada de vientos y lluvia, adems de la presencia de diversos tipos de plagas y enfermedades presentes en ellos. </p><p>A continuacin se presenta informacin del estado actual que guardan los rboles que comprenden la Zona de Monumentos Histricos en el Municipio de Oaxaca de Jurez, Oaxaca (Mxico) con la finalidad establecer un programa de manejo que satisfaga las necesidades ecolgicas de la poblacin a corto, mediano y largo plazo. Asimismo, se proponen medidas de proteccin al arbolado y especies alternativas para las reas verdes de la zona de estudio con base a la condicin actual ecolgica y de espacio. </p></li><li><p>Antecedentes En las culturas mesoamericanas los rboles, al igual </p><p>que los dems elementos de la naturaleza, eran conside-rados seres animados con caractersticas propias, mti-cas y sagradas, que vinculaban la vida presente con el origen de los tiempos y el devenir de la humanidad. Para los aztecas el rbol era una metfora de la sobera-na, se haca referencia al soberano como el gran pochtl, el ahuehuetl, que en nhuatl quiere decir el viejo del agua (Martnez y Chacalo, 1994). </p><p>La historia indica que desde el siglo XII los anti-guos mexicanos establecieron jardines de tipo botnico con una organizacin definida, un enfoque mdico y ecolgico. Las plantas ornamentales tambin fueron objeto de gran atencin, sobresaliendo el notable mane-jo y arreglo de sus jardines. </p><p>En el ao 1357 en la regin de Texcoco, el rey Net-zahualcyotl fund en Tetzcotzinco, el que puede con-siderarse el primer jardn botnico del Anhuac, que aunque ya exista como casa de descanso, fue reorgani-zado, embellecido y convertido en el mximo centro botnico del Mxico antiguo y que funcion hasta la conquista, a principios de la poca Colonial. Otros jar-dines fundados por Netzahualcyotl, donde se cultiva-ban plantas de regiones muy remotas fueron los de To-llantzinco (Tulancingo), Cuahuchinanco (Guachinan-go), Quahunahuac (Cuernavaca), Xichitepetl (Villa Jurez), el bosque de Chapultepetl (Chapultepec), Cuahuyacac, Tzinacanoztoc, Cozcacaunanhco y Tlatei-tec (Granados y Mendoza, 1992). </p><p>Una vez consumada la conquista se realizaron im-portantes trabajos que alteraron el entorno de las ciuda-des bajo el dominio espaol, especialmente en la Ciu-dad de Mxico, donde la desecacin de los lagos cir-cundantes impuls el uso del caballo como medio de transporte, lo que implic la introduccin de hileras de rboles para delimitar los caminos, los cuales pasaron a ser nuevos elementos decorativos y de uso en el rea urbana. En 1788 el virrey De Bucareli introdujo el con-cepto de las avenidas arboladas como paseos peatona-les, adems de vas de comunicacin, por lo que la pre-sencia de rboles proporcionaba sombra y frescura (Martnez y Chacalo, 1994). </p><p>Durante la poca de la Intervencin Francesa, al igual que en el Porfiriato, Mxico recibi uno de los mayores impulsos en esta actividad; se enarbolaron muchas calzadas y se crearon numerosos parques y jardines (Granados y Mendoza, 1992), como la Aveni-da del Imperio o Paseo de la Emperatriz, conocido hoy en da como Paseo de la Reforma. </p><p>Probablemente el perodo ms conocido en la histo-ria moderna de la actividad forestal en nuestro pas sea el del ingeniero Miguel ngel de Quevedo (1930- 1940), llamado el apstol del rbol, e iniciador del </p><p>conservacionismo en Mxico. Su actividad fue muy fructfera en labores de reforestacin urbana y suburba-na en la ciudad de Mxico, introduciendo especies ex-ticas y conceptos hasta entonces no tomados en cuen-ta, como la recuperacin de reas erosionadas (Grana-dos y Mendoza, 1992), impulsando la creacin de pla-zas, parques, viveros (viveros de Coyoacn) y la for-macin de la Sociedad Forestal Mexicana en 1921, la cual declar, en el mismo ao, al ahuehuete como el rbol nacional de Mxico. </p><p>El uso cotidiano de rboles con diferentes fines propici su conocimiento, cuidado y manejo, princi-palmente en el dominio de la manipulacin mecnica y habilidades tcnicas. A la par del desarrollo de este tipo de prcticas, el conocimiento de la anatoma y estructu-ra de las especies facilit la propagacin e induccin de nuevas plantas hacia las reas habitadas (Hartman y Dale, 1985). </p><p>Importancia de la vegetacin urbana Los rboles aportan beneficios tangibles e intangi-</p><p>bles para el ser humano y otras formas de vida; tradi-cionalmente se han asociado a la produccin de madera en sus diversas presentaciones, procesos de transforma-cin y usos como madera aserrada (construccin de muebles, estructuras y durmientes), pulpa de madera (elaboracin de papeles), chapa (fabricacin de produc-tos laminados), lea y carbn (combustible domstico), y un sin fin de productos y utensilios de la vida diaria. </p><p>Tradicionalmente se consideraba que los rboles en las ciudades eran slo elementos decorativos del paisa-je en jardines, plazas y avenidas. Recientemente, se ha generado un especial inters ciudadano sobre la impor-tancia del bosque y de los rboles, en particular. </p><p>Ha pasado a la historia la visin puramente esttica de los rboles en las ciudades, ahora se reconocen una serie de beneficios y funciones relacionadas con el cli-ma, la contaminacin, la proteccin a otros recursos, la recreacin y la salud, y la arquitectura del paisaje (Ri-vas, 2001). </p><p>A continuacin se describen brevemente los princi-pales beneficios que aporta la vegetacin urbana: En el clima: la vegetacin mejora la temperatura </p><p>del aire en el medio urbano debido a que modifica la cantidad de radiacin solar, mediante la absor-cin y refraccin de sus hojas (Granados y Mendo-za, 1992). Esta funcin depende directamente del tipo de follaje, su densidad y el patrn de ramifica-cin de las especies. </p><p> En el abatimiento de la contaminacin: los rboles contribuyen a disminuir prcticamente todos los ti-pos de contaminacin urbana, disipando la polu-cin del aire, amortiguando los ruidos desagrada-</p></li><li><p>bles, enmascarando los malos olores y ocultando las vistas indeseables (Rivas, 2001). La vegetacin puede tambin ocultar ruidos gene-rando sus propios sonidos, como el de las hojas movidas por el viento o mediante el canto de pja-ros que habitan en los rboles. </p><p> En la proteccin de otros recursos: los rboles detienen el suelo con sus races, ejerciendo presin contra ste y a travs de la red radical que se forma de brotes secundarios y los entrecruzamientos de dos o ms sistemas radicales de plantas que crecen juntas (Rodrguez, 2003). Las copas frondosas frenan la fuerza cintica del agua de lluvia, provocando un escurrimiento lento sobra las ramas y tallos; el amortiguamiento del impacto de la lluvia protege en cierta medida al suelo de la erosin, a la vez que favorece la infil-tracin del agua donde las caractersticas fsicas de la superficie lo permiten, convirtindose los bos-ques en esponjas que atrapan el agua de lluvia, liberndola lentamente en forma de escurrimientos superficiales (arroyos y ros) o subterrneos (ma-nantiales). </p><p> A la biodiversidad: los rboles en bosques natura-les o urbanos son especialmente fuente de alimento y abrigo para la fauna silvestre, ya que a causa de la depredacin y persecucin de que sta es objeto, muchas especies de aves, reptiles y mamferos en-cuentran su ltimo refugio en jardines privados y pblicos (Rivas, 2001). </p><p> En la recreacin y la salud mental: el arbolado impacta profundamente en el estado de nimo y las emociones de los seres humanos (Martnez y Cha-calo, 1994): 1) Crean la sensacin de relajamiento y bienes-</p><p>tar. 2) Proveen de un sentido de privacidad, recogi-</p><p>miento y seguridad. 3) Son sitios de reunin e interaccin social que </p><p>ayudan al desarrollo de una condicin fsica y mental sanas. </p><p> En la arquitectura del paisaje: la vegetacin des-empea importantes funciones en la arquitectura, como: 1) La definicin y articulacin de espacios, deli-</p><p>mitando rutas de trnsito, inicio y final de reas, y dando continuidad a espacios y cons-trucciones a voluntad del diseador o paisajis-ta. </p><p>2) La construccin de pantallas o cortinas, ya que por lo general en todas las construcciones, as como en las poblaciones, existen reas cuya visin es poco agradable pero que, sin embar-</p><p>go, son indispensables para el funcionamiento de sus habitantes. </p><p>3) El control de la privacidad, lo que implica que la gente que habita un espacio pueda desarro-llar sus actividades con la seguridad de no ser molestados, ni distrados por observadores in-discretos (Rivas, 2001). </p><p>4) El realce del paisaje, ya que los rboles y la vegetacin en general, enmarcan paisajes, suavizan lneas arquitectnicas e introducen un sentido de vida y naturalidad a las cons-trucciones, al producir patrones de sombra, luz, movimiento y sonidos (Granados y Men-doza, 1992). </p><p>El rbol y el suelo urbano El trmino arborizacin implica el establecimiento </p><p>de rboles, o arbustos de tamao grande, los cuales han sido producidos en viveros especializados para tal fin, o bien, que son trasplantados de sitios donde causan in-convenientes a la infraestructura y la actividad humana. </p><p>Los rboles urbanos se desarrollan en ambientes de-terminados por la actividad del hombre; generalmente son plantados en sitios y suelos a los que no se encuen-tran adaptados y en donde los ciclos naturales han sido alterados por completo. El suelo urbano se define como la capa de suelo, no agrcola, producto del proceso de urbanizacin, el cual resulta de la mezcla, el relleno o la contaminacin del terreno superficial en reas urba-nas y semiurbanas. </p><p>Entre las caractersticas principales de este tipo de suelo se encuentran la marcada heterogeneidad dentro del perfil y entre perfiles, lo que trae consigo importan-tes limitaciones fsicas y qumicas para el estableci-miento y desarrollo de las plantas. Se trata de suelos sin una estructura definida y con una capa superficial com-pacta, que dificulta la infiltracin del agua, as como la correcta aeracin de los estratos inferiores, provocando desequilibrios en la actividad biolgica de la raz y de los microorganismos asociados al suelo, responsables de la descomposicin orgnica y de importantes sim-biosis suelo-planta. </p><p>En los suelos urbanos los desechos de la vegeta-cin, tales como hojarasca y ramillas, son eliminados como basura, con esta actividad se rompe el ciclo de la reincorporacin de nutrimentos al suelo. Adems, estos rboles estn sujetos a la accin de materiales contami-nantes, provenientes de desechos de la actividad huma-na. </p><p>Debido a la gran cantidad de limitantes, estos rbo-les generalmente viven menos tiempo que los que se desarrollan en estado natural y por ello es necesario considerar un mayor nmero de factores al momento de planear una arborizacin. (Alcntara et. al., 2002) </p></li><li><p>Los sitios ms comunes de una plantacin urbana son banquetas, andadores, camellones, parques y jardi-nes, estacionamientos, panteones, campos deportivos y bosques recreativos (Alcntara et. al., 2002). </p><p>Hasta hace algunos aos, cuando se seleccionaban rboles para las ciudades, por lo general se pona ma-yor nfasis en su aspecto esttico que en su capacidad para sobrevivir al ambiente urbano. Los micro ambien-tes dentro de las ciudades son, en ocasiones, marcada-mente diferentes entre s y a menudo muy contrastantes con el entorno natural de los rboles seleccionados. (Alcntara et. al., 2002). </p><p>La arboricultura moderna dictamina diez aspectos para asegurar el xito de una plantacin urbana (Rodr-guez, 2003): 1) Fecha de plantacin, 2) Espaciamiento, 3) Preparacin de los rboles para el trasplante, 4) Apertura de cepa, 5) Traslado, 6) Plantacin, 7) Caje-teo, 8) Tutoreo, 9) Cubrepiso y 10) Fertirrigacin. </p><p>Descripcin general del rea de estudio El estado libre y soberano de Oaxaca fue creado por </p><p>decreto del H. Congreso de la Unin, el 3 de febrero de 1824. Su nombre proviene del nhuatl Huaxyacac, que significa sobre la nariz o...</p></li></ul>

Recommended

View more >