cuento "el perrito soñador"

Click here to load reader

Post on 25-Mar-2016

261 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Cuento creado para un curso que llevé en el instituto.

TRANSCRIPT

  • El perrito soadorKarla Lavini

  • Copyright 1995-2006Karla Lavini LindermannPROMpyme 2006ISBN

  • El viento soplaba, era otoo, las hojas ya estaban amarillas y algunos rboles em-pezaban a quedarse calvos.

  • Unos nios chapotea-ban entre las hojas, un perrito levantaba su patita hacia un rbol.

  • All donde qued mojado empez a crecer un agujero que el perrito quizo oler, pero sto no le bast y entr para ver qu haba ah adentro.

  • Se encontr con muchos otros de su especie, de todos los

    colores y tamaos, vinieron a darle la bienvenida amistosa-

    mente...

  • Pero el pequeito

  • Un enorme gran dans grs se le acerc para avisarle que no tena nada que temer all, todos cuan-tos vinieran estaran en paz, a cambio de sto no podran volv-er ms a su vieja casa.

  • All era el reino de los perros, donde slo hacan lo que ms les gustaba, coman los bocados ms ricos y nadie los maltrataba.

  • Un galgo de melena largusima vino a mi-rar qu pasaba tambin, el perrito estaba empezando a no entender nada de lo que ocurra.

  • -- Qu era aquello, por qu era todo tan distinto all, era el paraso, estara muerto?, se pregunt.

  • Los otros animales le confirmaron que nada de muerto, all era la verdadera vida, la de los perros sin dueos ni es-clavitudes ni ordenes de nadie.

  • Los otros animales le confirmaron que nada de muerto, all era la verdadera vida, la de los perros sin dueos ni es-clavitudes ni ordenes de nadie.

    Todos saban cmo era la vida all, cmo haban de comportarse, cmo convivir. All l era su propio dueo.

  • . El perrito crea que aquello no era para l, si nadie le mandaba y deca cmo deban ser las cosas, cmo sabra cundo tena que ir a su arbolito, cundo comer, cundo y cmo jugar...

  • Otro perrito, de su tamao ms o menos, vino a explicarle que nada de aquello haca falta en realidad, que l no necesitaba que nadie se lo dijera, slo deba respetar para ser respetado a su vez, all haba suficiente de todo para todos...

  • Corri, salt, se tir en el agua, despus se revolc en la arena, volvi a nadar.. es-taba cansado y quera comer tambin, aquello era tan grande... Cuando iba a darle un bocado a ese....

  • Un grito infantil lo despert, mir al niito malhumorada-mente lo acababa de despertar de un sueo muy placentero...

  • Por las dudas fue a oler otra vez su arbol.

    Fin.