Cristóbal Colón el Misterioso

Download Cristóbal Colón el Misterioso

Post on 18-Jul-2015

379 views

Category:

Entertainment & Humor

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • CRISTBAL COLN EL MISTERIOSO

    ENIGMAS Y CURIOSIDADES

    SOBRE CRISTBAL COLN Y SU POCA

  • INTRODUCCIN: Lo que sigue se trata de un breve resumen que es anexo al libro Oro y Lujuria en Fuerte Navidad (Clon de orgen espaol), que se vende en AMAZON en papel y en formato de libro electrnico Kindle. En dicho libro Oro y Lujuria en Fuerte Navidad se narran los sucesos que llevaron a la muerte a los 39 hombres que Coln dej en dicho fuerte en la isla La Espaola, despus de que perdi la nao Santa Mara por encallar en un bajo rocoso. Tambin se ponen de relieve algunos de los enigmas que rodearon la vida de Coln, llegando a la conclusin de que era de orgen espaol. Con ms fotos e infomacin puede seguirse el tema en Internet en el blog ENIGMAS DE COLN, en la direccin http://www.enigmas-colon.blogspot.com

    El verdadero rostro de Coln: El verdadero rostro de Cristbal Coln siempre ha sido una incgnita, como otros tantos datos de su persona. Como veremos, el de esta imagen anterior puede ser el verdadero rostro. No se tiene conocimiento de que hubiera posado en vida para un pintor o escultor. O si lo hizo, no se conserva o no se ha encontrado. Hay montones de cuadros representando a Coln, pero todos fueron pintados despus de fallecido y la mayora mucho tiempo despus. O sea, que son imaginaciones de los artistas en base a descripciones literarias de algunos cronistas de la poca, que generalmente lo presentan como de pelo rubio, ojos

  • azules y piel muy blanca y teida de vivos colores, como apunta su hijo Hernando.

    Es bastante creble lo que propone el historiador e investigador Jess Varela. Jess Varela dice que en el pergamino del Libro de los Privilegios de 1502, hecho por copista a peticin del propio Coln, aparece un retrato de Coln que realiz dicho copista. En el espacio de una letra Y mayscula, capitular, el escribano hizo un dibujo de un rostro, algo pequeo pero visible. Puede verse en las imgenes anteriores. Jess Varela dice que una noticia en un peridico italiano hablaba de que un historiador haba descubierto un rostro que podra ser de Coln en una copia de la poca del Libro de los Privilegios del navegante. En ese libro, el Almirante recoga todos los datos de sus ttulos y privilegios para que quedara constancia. Jess Varela fue a ver el pergamino original, en el Archivo General de Indias. Y efectivamente, all estaba el rostro realizado por el copista y que cabe suponer es la cara del que encarg el trabajo: Cristbal Coln.

    El porqu eso no se descubri en cinco siglos lo achaca el investigador a que generalmente, los historiadores e investigadores trabajan con copias de los documentos originales y detalles as pasan inadvertidos. Se considera que unos de los cuadros ms antiguo conservado que presenta la figura de Coln es el de La Virgen de los Navegantes, de Alejo Fernndez, que a pesar de su nombre es de origen alemn y pinta al estilo flamenco. Pero dado que representa a Coln, as como a Hernn Cortes y Pizarro, personajes histricos que se hicieron conocidos ya fallecido el famoso navegante, da a entender que el pintor hizo el cuadro ms bien en base a su interpretacin de los textos que describen a Coln que porque l lo conociera de primera mano.

  • ESTATUS MARTIMO EN POCA DE COLN: El estatus martimo en el Atlntico en la poca de Coln puede resumirse como indica el mapa adjunto. El Mar Tenebroso, como se conoca al Atlntico, no se navegaba. Portugal era la potencia naval de entonces y sus buques se desplazaban a lo largo de toda la costa africana. Adems posea las Islas de Cabo Verde as como Mina da Oro en el Golfo de Gunea. Entre Espaa y Portugal exista el tratado de respetar esa situacin quedando bajo dominio espaol las aguas comprendidas entre la franja donde se encontraban las Islas Canarias. Era el Tratado de Alcasovas.

    Por ello Cristbal Coln, saliendo de La Gomera, en las Islas Canarias, bajo control espaol, puso cuidado en navegar dentro de esa franja ya que haber recalado al sur de la misma, en Venezuela, pongamos por caso, Portugal hubiera podido reclamar la posesin de las nuevas tierras.

    Aqu puede verse la franja de control martima de Espaa entre los dos paralelos que

    comprenden las Islas Canarias. Esa era la situacin por el tratado con Portugal cuando

    Coln abord su primer viaje.

    De hecho, cuando Coln regres de su primer viaje, tuvo que entrar en Lisboa el 4 de Marzo de 1493 debido a un temporal. All fue recibido por el Rey Juan II de Portugal, al que comunic que vena de cruzar el Atlntico en nombre de los Reyes de Espaa. Entonces, el rey portugus reclam las nuevas tierras pero los Reyes de Espaa le aclararon que Coln haba navegado hacia el Oeste de las Islas Canarias, no al sur de las mismas. O sea, se haba mantenido dentro de la franja de estatus espaol.

  • TRATADO DE TORDESILLAS: Para evitar conflictos que pudieran derivar en guerra y ante el cambio que haba supuesto en la navegacin ocenica el viaje de Coln, Espaa y Portugal firmaron un acuerdo conocido como el Tratado de Tordesillas (Valladolid) el 7 de Junio de 1494. En dicho tratado, se traz una lnea en medio del Atlntico, a 370 leguas al Oeste de las islas portuguesas de Cabo Verde. La zona occidental de dicha lnea quedaba para las navegaciones de los buques espaoles y la zona oriental, para los buques portugueses. Esa lnea "vertical" es un meridiano que est ms o menos en los 46 grados al Oeste del meridiano de Greenwich que se toma como referencia de cero grados.

    Esa lnea meridional de divisin permiti que el cuerno que sobresale de Brasil quedase en zona portuguesa y en 1500 desembarc all el portugus Pedro Alvares Cabra, tomando posesin para la Corona de Portugal. Hoy da puede parecer pretencioso que Espaa y Portugal se repartieran as el Atlntico pero entonces tena toda la lgica. Eran las dos nicas potencias navales con capacidad para navegar en aguas abiertas y podan entrar en conflicto en cualquier momento si no dejaban las cosas claras desde el principio. El inters de Portugal era mantener el monopolio de la navegacin africana para llegar a la zona de las especias bordeando el Sur de Africa y cruzando despus el Ocano Indico. El inters de Espaa era llegar a esa zona de las especias en "las Indias" pero en ruta a travs del Atlntico.

  • Ninguno de los dos pases sospechaba entonces que las tierras a las que haba llegado Coln no eran asiticas, sino que formaban parte de un nuevo continente existente entre Europa y Asia.

    CASAS DE ORO DE JAPN: El mito de las casas de oro de Cipango (Japn) lo puso en circulacin el cosmgrafo italiano Toscanelli derivado de sus lecturas de los viajes de Marco Polo, el nico occidental que haba estado en China y haba regresado, naturalmente por tierra. Marco Polo hablaba de un imperio, el de Cipango, que se asentaba sobre unas islas que estaban en el Oceno, al Este de China. Y lo describa mucho ms alejado de las costas chinas de lo que est en realidad. Describa Cipango como pas muy rico y poderoso.

    Toscanelli, en base a eso y a que consideraba la circunferencia del planeta ms pequeo de lo que es en realidad, acab imaginando que Japn estaba casi donde est ahora Cuba. El 25 de Junio de 1474, Toscanelli envi una carta a Alfonso V, que era Rey de Portugal y en la que le apuntaba que se poda navegar hacia el Oeste para llegar al imperio Chino del Gran Khan. Y que antes de llegar a China, estaba la gran isla de Cipango que era abundante en perlas y piedras preciosas y que las casas reales eran de oro puro. Los sabios portugueses de la poca dieron poca credibilidad a ese mapa natico de Toscanelli. Para empezar, estaban seguros de que China estaba

  • bastante ms lejos de lo que el italiano deca porque la circunferencia de La Tierra en el Ecuador andaba por los cuarenta mil kilmetros, algo que se saba desde los tiempos de los antiguos griegos. Y el cosmgrafo italiano lo cifraba en unos treinta mil. Muchos suponen que dado el matrimonio de Coln con Filippa, una noble portuguesa y el acceso a altos niveles que eso le supuso, le permiti saber de ese mapa que estaba en la corte del Rey Portugus. Es posible aunque no es seguro. Pudiera ser que esa versin de Toscanelli fuera tomada por Coln como verdad inmutable y le animara a trazar su plan de navegacin. Pero tambin se estima que Coln pudo tener acceso a esa documentacin despus de haber cruzado el Atlntico y que recurriera a ella para reafirmarse en su convencimiento de haber llegado a tierras asiticas. Eso era una obsesin para l. Nadie en aquellos primeros aos se percat de que aquello no era Asia, pero l menos que ninguno. De hecho falleci convencido de haber llegado a los aledaos de Japn. De todos modos, an cuando alguien diera como verosmil la idea de Toscanelli en aquellos tiempos y Cipango estuviera donde l deca, a unos cinco mil kilmetros de Europa, la navegacin era de alto riesgo y nadie se haba atrevido a llevarla a cabo. Navegar en altura en el Oceno a esas distancias se consideraba una temeridad. La revolucin a la que dio lugar Cristbal Coln fue a la navegacin en altura. Se abri una nueva poca.

    COMO SURGE EL NOMBRE DE AMRICA: Veamos como surge el nombre de Amrica por una confusin de un gegrafo alemn, Waldseemller. Dicho cosmgrafo ley una obra de Americo Vespucio, un italiano afincado en Sevilla y que haba sido naturalizado espaol y nombrado Piloto Mayor de Castilla por el Rey Fernando de Aragn. Vespucio era adems amigo de Coln. Lo haba conocido cuando Vespucio, que era aprovisionador de buques, colabor en la preparacin de los barcos que el Almirante emple en su primer viaje.

    Americo Vespucio edit un libro llamado La Letrera donde daba cuentas de las nuevas tierras descubiertas. Aunque slo est medio comprobado que hiciera un viaje a ellas, se las apa para que pareciera que haba hecho cinco. Desde su puesto de Piloto Mayor de Castilla controlaba prcticamente todas las navegaciones en el Atlntico y obtena muchos datos que le permitan mostrarse como si l hubiera visto todo lo que describa. El cosmgrafo alemn Waldseemller, al leer el libro de Vespucio, sac la conclusin equivocada de que ese hombre haba descubierto las nuevas tierras y como estaba preparando un gran mapamundi donde mostrar todo lo conocido hasta el momento, dibuj all las islas de Caribe y algo de costa continental, que era todo lo que se conoca entonces.

  • Como no saba como denominar ese territorio, le puso el nombre de Amrica convencido de que el descubridor era Americo Vespucio. No se haba enterado de que haba sido Coln. Cuando tuvo acceso a la carta publicada por Cristbal Coln donde narraba las peripecias de su primer viaje a travs del Atlntico, Waldseemller se dio cuenta de su error y a partir de entonces comenz a llamar Columbia a esas tierras.

    El nombre de Amrica no se difundi inmediatamente. Lo normal es que la gente hablara del Nuevo Mundo. Las autoridades espaoles se empearon en llamarlo Indias Occidentales. Ese fue el motivo de que al final, pasados unos aos, cuando ya se tuvo conciencia de que aquello no era Asia sino que era un nuevo continente, muchos editores de mapas comenzaron a difundir el nombre de Amrica que constaba en el mapamundi del alemn Waldseemller. Americo Vespucio fue catalogado por algunos contemporneos suyos y otros historiadores posteriores como farsante y fabulador de viajes que no haba realizado, en un afn de llevarse parte de la gloria que corresponda a Coln.

    Negligencia espaola: Es verdad que todo parece indicar que Vespucio se invent viajes que nunca hizo y que leyendo su libro podra pensarse que casi todo lo descubri l pero aparte de eso cabe achacar a las autoridades espaolas el no haber denominado rpidamente a las tierras descubiertas con el nombre del descubridor, Coln.

  • Hay que tener en cuenta que Coln era envidiado por muchos notables de Espaa y que tena un enemigo muy poderoso, el Obispo Fonseca, que era el encargado de la Casa de Contratacin de Indias. Fonseca mantena un pulso con Coln por controlar los viajes ultramarinos. Segn las Capitulaciones de Santa Fe, Coln era Almirante de Castilla, Gobernador de Indias y Virrey. Exiga el control monopolstico de las navegaciones atlnticas, lo que trataba de evitar Fonseca para ser l quien tuviera esa potestad. Vespucio viva en Sevilla en una buena casa (haba hecho fortuna trabajando en la ciudad a las rdenes de los Medici en negocios financieros y como armador de buques) que haba alquilado al Obispo Fonseca. O sea, que ambos tenan buena relacin y probablemente un objetivo comn contra Coln.

    Era o no era Asia?: Aunque Vespucio haba hecho amistad con Coln durante la preparacin del primer viaje del Almirante, cuando regres Coln de su segundo viaje, tuvo una disputa con Vespucio sobre las tierras descubiertas. El Almirante le expuso que eran tierras asiticas y Vespucio se lo neg, le dijo que Asa tena que estar mucho ms lejos de all. En realidad, los dos podan tener razn. Nadie haba ido a Asia por mar y haba regresado para contarlo. Y lo que se saba de Asia era lo que haba contado Marco Polo de su viaje por tierra. Y Japn no lo haba visto, haba odo hablar de que estaba al este de China, en alta mar. Bien podra haber sucedido que Japn estuviera muy alejado de China, incluso donde estaba Amrica. O bien podra haber sucedido que entre las islas del Caribe y China estuviera plagado de otras islas, entre ellas las del Japn. Cristbal Coln haba comprobado con sus propios ojos que aquellos habitantes que andaban desnudos y en la edad de piedra no podan formar parte del sofisticado imperio chino que haba descrito Marco Polo. Lo que pensaba Coln es la segunda opcin descrita antes, que aquellas islas del Caribe eran las islas ms perifricas del gran imperio de Cipango (Japn). Islas an no sometidas por aqul imperio que deba estar prximo.

    Vespucio el marrullero: Coln siempre habl bien de Americo Vespucio sin percatarse de que su supuesto amigo estaba recopilando datos de los viajes ultramarinos para apuntarse navegaciones y descubrimientos en su haber en detrimento de la gloria del Almirante. El nico viaje marino que se da por bastante cierto lo habra realizado Americo Vespucio entre 1499 y 1500. Se supone que fue un encargo del Rey Fernando de Aragn para que hiciera un informe sobre las tierras descubiertas. Pero muchos no se creen ni dicho viaje. Por ejemplo, el norteamericano Ralph. W. Emerson, que investig el tema en 1856 dijo que Amrica lleva el nombre de un ladrn, Americo Vespucio, un vendedor de suministros navales de Sevilla, que embarc en 1499 como segundo contramaestre en una expedicin de Ojeda que finalmente fue

  • abortada. Se las apa con mentiras para atribuirse muchos descubrimientos de Coln y lograr que se bautizara al nuevo continente con su deshonesto nombre. El historiador de la poca De Las Casas, contemporneo de Coln y de Vespucio escribi que Vespucio traz un plan premeditado para presentarse al mundo como un gran descubridor en las Indias. Me maravillo de que Hernando Coln, el hijo del Almirante, siendo persona de conocimientos y prudencia, teniendo en su poder los mismos do...