ciudades bajo maldicion. ciudades hechizadas

Download Ciudades bajo maldicion. ciudades hechizadas

Post on 30-Jun-2015

201 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1. EL PUNTO DE PARTIDA: La segundatentacin de Jess:Y le dijo el diablo: A ti te dar todaesta potestad, y la gloria de ellos;porque a m es entregada, y a quienquiero la doy: Lucas 4:6

2. La situacin de fondo es la luchapor el control de la tierra.Desde la Creacin se observaesta lucha de parte de Satans. Ellibro de Gnesis registra que elJardn del Edn fue la heredad queDios le haba entregado a Adam yEva: 3. Tom, pues, Jehov Dios alhombre, y le puso en el huerto deEdn, para que lo labrara y loguardase. Gnesis 3:15Y los bendijo Dios; y djoles Dios:Fructificad y multiplicad, y henchid latierra, y sojuzgadla, y seoread en lospeces de la mar, y en las aves de loscielos, y en todas las bestias que semueven sobre la tierra. Gnesis 1:28 4. Adam no lo saba, pero Luzbelel querubn grande yprotector quera apropiarsede la heredad del hombre, ypara ello fragu maquinacionesy asechanzas en contra deAdam: 5. Ezequiel 28:12-17 As ha dichoJehov el Seor: T eras el sello dela perfeccin, lleno de sabidura, yacabado de hermosura. En Edn,en el huerto de Dios estuviste; .los primores de tus tamboriles yflautas estuvieron preparados parati en el da de tu creacin. 6. 8 Y haba Jehov Diosplantado un huerto enEdn al oriente, y pusoall al hombre que habaformado. Genesis 2.8 7. T, querubn grande, protector, yo te puse en el santomonte de Dios, all estuviste; en medio de las piedras defuego te paseabas. Perfecto eras en todos tus caminosdesde el da que fuiste creado, hasta que se hall en timaldad. A causa de la multitud de tus contratacionesfuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo teech del monte de Dios, y te arroj de entre las piedrasdel fuego, oh querubn protector. 17Se enalteci tucorazn a causa de tu hermosura, corrompiste tusabidura a causa de tu esplendor; yo te arrojar portierra; delante de los reyes te pondr para que miren enti. 8. EDENQUERUBIN GRANDE y PROTECTOREzequiel 28:13,14ADAMGen. 2:8 9. Gnesis 2:22, 23Y de la costilla que Jehov Diostom del hombre, hizo unamujer, y trjola al hombre. 10. EDENQUERUBIN GRANDE y PROTECTOREzequiel 28:13,14EVAGen. 2:23ADAMGen. 2:8 11. La cuestin es que elhombre perdi sutitulo de posesin, ycorre el riesgo de nopoder reclamar suheredad: 12. 7Y fueron abiertos los ojos deentrambos, y conocieron que estabandesnudos: Y saclo Jehov del huerto de Edn,para que labrase la tierra de que fuetomado. Ech, pues, fuera al hombre,y puso al oriente del huerto de Ednquerubines, y una espada encendidaque se revolva a todos lados, paraguardar el camino del rbol de la vida.Gnesis 3:7-24 13. Dios maldijo la tierra como mediopara prevenir que Satans se quedaracon Edn entindase, la heredad deAdam a perpetuidad.17 Y al hombre dijo: Por cuantoobedeciste a la voz de tu mujer, ycomiste del rbol de que te manddiciendo, No comers de l; malditaser la tierra por amor de ti; Gnesis3:17 14. A partir de ese momento, Dios prepar el camino ylos recursos para que el hombre recupere lo que sehaba perdido. Esa es la motivacin de fondo quepredomina en el ofrecimiento a Abraham. 15. Gnesis 12:1-3 1EMPERO Jehov haba dicho a Abram:Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tupadre, a la tierra que te mostrar; 2 Y har de ti unanacin grande, y bendecirte he, y engrandecer tunombre, y sers bendicin: 3 Y bendecir a los que tebendijeren, y a los que te maldijeren maldecir: y sernbenditas en ti todas las familias de la tierra. 16. El pasaje de la zarza nos ensea este principio: 4Yviendo Jehov que iba a ver, llamlo Dios de en mediode la zarza, y dijo: Moiss, Moiss! Y l respondi: Hemeaqu. 5 Y dijo: No te llegues ac: quita tus zapatos detus pies, porque el lugar en que t ests, tierra santaes. xodo 3:4,5 17. 4Y fuese Abram, como Jehov le dijo; y fue con lLot: y era Abram de edad de setenta y cinco aoscuando sali de Harn. 5 Y tom Abram a Sarai sumujer, y a Lot hijo de su hermano, y toda su haciendaque haban ganado, y las almas que haban adquirido enHarn, y salieron para ir a tierra de Canan; y a tierra deCanan llegaron. 18. 6 Y pas Abram por aquella tierra hasta el lugar deSichm, hasta el valle de Moreh: y el Cananeo estabaentonces en la tierra. 7 Y apareci Jehov a Abram, y ledijo: A tu simiente dar esta tierra. Y edific all unaltar a Jehov, que le haba aparecido. 19. 8 Y passe de all a un monte al oriente de Bethel, ytendi su tienda, teniendo a Bethel al occidente y Hai aloriente: y edific all altar a Jehov e invoc el nombrede Jehov. 9 Y movi Abram de all, caminando yyendo hacia el Medioda. 20. Gnesis 13:14-18 14Y Jehov dijo a Abram, despusque Lot se apart de l: Alza ahora tus ojos, y miradesde el lugar donde ests hacia el Aquiln, y alMedioda, y al Oriente y al Occidente; 21. 15Porque toda la tierra que ves, la dar a ti y a tusimiente para siempre. 16Y har tu simiente como elpolvo de la tierra: que si alguno podr contar el polvode la tierra, tambin tu simiente ser contada.17Levntate, ve por la tierra a lo largo de ella y a suancho; porque a ti la tengo de dar.18Abram, pues, removiendo su tienda, vino y mor en elalcornocal de Mamre, que es en Hebrn, y edific allaltar a Jehov. 22. 18En aquel da hizo Jehov un pacto con Abramdiciendo: A tu simiente dar esta tierra desde el ro deEgipto hasta el ro grande, el ro ufrates; 19LosCineos, y los Ceneceos, y los Cedmoneos, 20Y losHetheos, y los Pherezeos, y los Raphaitas, 21Y losAmorrheos, y los Cananeos, y los Gergeseos, y losJebuseos. Gnesis 15:18-21 23. Lucas 11:21,22 21Cuando el fuerte armado guardasu atrio, en paz est lo que posee. 22Mas sisobreviniendo otro ms fuerte que l, le venciere, letoma todas sus armas en que confiaba, y reparte susdespojos. 24. Arrebatndole a Satans loque nos rob. el ladrn habr de restituircumplidamente; si no tuviere, seravendido por su hurto.Exodo 22:2 25. Pablo ensea que el hombre y la mujer son hechos siervos deaquel a quien se someten para obedecerle (Rom. 6:16), y sisiervos, entonces sus pertenencias pasan a ser parte de aquelque los gobierna a voluntad (Luc. 4:6).Este tema surge a raz de que hemos identificadoataduras que Satans an mantiene sobre muchoscristianos, como consecuencia de la esclavitud a la cualellos mismos se sometieron cuando por prcticas depecado le entregaron autoridad y dominio sobre susactos y pertenencias.Introduccin 26. Lucas 4:6 (RV1960)Y le dijo el diablo: A ti te dar toda esta potestad, y lagloria de ellos; porque a m me ha sido entregada,..Romanos 6:16 (RV1960)No sabis que si os sometis a alguien como esclavospara obedecerle, sois esclavos de aquel a quienobedecis,..? 27. Lucas 13:16 Y a esta hija de Abraham, que Satans habaatado dieciocho aos, no se le deba desatar de esta ligaduraen el da de reposo?Romanos 6:12-8:13 6:12No reine, pues, el pecado envuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcis en susconcupiscencias;13ni tampoco presentis vuestros miembros alpecado como instrumentos de iniquidad, 6:16No sabisque si os sometis a alguien como esclavos paraobedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecis, sea delpecado para muerte, 7:23pero veo otra ley en mismiembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que melleva cautivo a la ley del pecado que est en mis miembros8:13mas si por el Espritu hacis morir las obras de lacarne, viviris.Por qu decimos que Satans mantiene anataduras? 28. Isaas 49:24-26 24Ser quitado el botn alvaliente? Ser rescatado el cautivo de un tirano?25Pero as dice Jehov: Ciertamente el cautivoser rescatado del valiente, y el botn serarrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defender, yyo salvar a tus hijos. 26Y a los que te despojaronhar comer sus propias carnes, y con su sangresern embriagados como con vino; y conocertodo hombre que yo Jehov soy Salvador tuyo yRedentor tuyo, el Fuerte de Jacob.Podemos romper estas ataduras y recuperar lo que nos fuerobado? 29. Lucas 11:21,22 21Cuando el hombre fuertearmado guarda su palacio, en paz est lo que posee.22Pero cuando viene otro ms fuerte que l y le vence,le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte elbotn.Mateo 12:29 29Porque cmo puede algunoentrar en la casa del hombre fuerte, y saquear susbienes, si primero no le ata? Y entonces podrsaquear su casa.Podemos romper estas ataduras y recuperar lo quenos fue robado? 30. 1. NO HEMOS SIDO LO SUFICIENTEACERTIVOS PARA RECONOCER ALLADRN2. NO HEMOS ARREBATADO EL BOTN DELVALIENTESi hay provisin de Dios para romper las ataduras,..cul es el obstculo?,Por qu no hemos sido capaces de recuperar lo quenos fu robado? 31. I D E N T I F I C A N D O A L L A D R NMateo 21:12-13 (RV1960) 12 Y entr Jess en el templo de Dios, y echfuera a todos los que vendan y compraban enel templo, y volc las mesas de los cambistas, ylas sillas de los que vendan palomas; 13 y lesdijo: Escrito est: Mi casa, casa de oracin serllamada; mas vosotros la habis hecho cuevade ladrones. 32. Vendedores de palomas Era la prctica de la poca, enacuerdo con lo prescrito en la Ley Mosaica. Levtico 5:5-7refiere la legalidad del hecho: 5 Cuando pecare en alguna deestas cosas, 6 y para su expiacin traer a Jehov por supecado que cometi, una hembra de los rebaos, una cordera ouna cabra como ofrenda de expiacin; . 7 Y si no tuviere losuficiente para un cordero, traer a Jehov en expiacin por supecado que cometi, dos trtolas o dos palominos, el uno paraexpiacin, y el otro para holocausto.I D E N T I F I C A N D O A L L A D R N 33. Cambistas Su uso se remonta ala diaspora a Babilonia, y era parahacer cambios de monedasextranjeras para el Pago delimpuesto del templo, una ofrendaque se haba instituido en la LeyMosaica. Era obligatorio que todojudo, mayor de 20 aos, paguemedio siclo por ao. Las monedasde los romanos, griegos, losegipcios, etc., eran consideradasimpuras y no deban ofrecerse enofrendas al templo.I D E N T I F I C A N D O A L L A D R N1. xodo 30:13-15 Esto dartodo aquel que sea contado;medio siclo, conforme al siclodel santuario. El siclo es deveinte geras. La mitad de unsiclo ser la ofrenda a Jehov...Ni el rico aumentar, ni elpobre disminuir del mediosiclo, cuando dieren la ofrenda aJeho