ciencia o ficcion

Download Ciencia o ficcion

Post on 23-Mar-2016

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

ciencia o ficcion

TRANSCRIPT

  • 309An. Sist. Sanit. Navar. 2005, Vol. 28, N 3, septiembre-diciembre

    COLABORACIN ESPECIAL

    La telemedicina: ciencia o ficcin?Telemedicine: science or fiction?

    J. L. Monteagudo1, L. Serrano2, C. Hernndez Salvador3

    1. Jefe del rea de Investigacin en Telemedici-na y Sociedad de la Informacin. Instituto deSalud Carlos III. Madrid.

    2. Departamento de Ingeniera Elctrica y Elec-trnica. Universidad Pblica de Navarra.Pamplona.

    3. Seccin de Bioingeniera y Telemedicina.Hospital Universitario Puerta de Hierro.Madrid.

    Correspondencia:Luis Serrano ArriezuUniversidad Pblica de NavarraDpto. de Ingeniera Elctrica y ElectrnicaCampus de Arrosada, s/n31006 PamplonaTfno. 948 16 92 64Fax: 948 16 97 20E-mail: lserrano@unavarra.es

    An. Sist. Sanit. Navar. 2005; 28 (3): 309-323.

    RESUMENLa telemedicina se ha considerado una disciplina

    cientfica a medio camino entre la medicina y la tecno-loga. De esta forma, a lo largo de la ltima dcada haestado influenciada en gran medida por el incesantedesarrollo de las tecnologas de la informacin y lascomunicaciones. Superada la fase de investigacin enlaboratorio, se puede considerar como una tcnica enestado maduro por lo que tanto desde el punto de vistade los proveedores de tecnologa como del de los usua-rios de la medicina, pacientes y profesionales, sedemanda su despegue en la arena de la implantacin,es decir, la necesidad de nuevos servicios de saludbasados en telemedicina.

    Este artculo pretende dar una visin actual delestado del arte de la telemedicina sin entrar a valorary describir en profundidad ni la tecnologa ni las dife-rentes aplicaciones de la misma. Por el contrario, laidea es transmitir a los usuarios y las diferentes orga-nizaciones de la sanidad incluidos sus gestores, que lascondiciones para su desarrollo estn ya disponibles.De esta forma, es una labor de todos los actores invo-lucrados el xito o fracaso de su implantacin. Bien escierto que a la vista de la experiencia y resultados desu aplicacin durante la ltima dcada, tanto en nues-tro entorno geogrfico ms prximo como en los Esta-dos Unidos, hay signos inequvocos de que la teleme-dicina est aqu para quedarse.

    Palabras clave. TIC. Telemedicina. E-salud. E-cui-dados.

    ABSTRACT

    Telemedicine has been considered to be ascientific discipline midway between medicine andtechnology. Thus, over the last decade it has beenlargely influenced by the continuous development ofcomputer and communications technologies. Now thatthe phase of its laboratory investigation has beencompleted, it can be considered to be a technique in amature state. Hence, both from the point of view oftechnology suppliers and of the users of medicinepatients and professionals there is a demand for atakeoff in the arena of its implantation, that is to say,the need for new health services based ontelemedicine.

    This article offers an up-to-date view of the state ofthe art of telemedicine but without entering into an in-depth evaluation and description of the technologyand its applications. On the contrary, our aim is tomake it known to users and to the different healthorganisations, including their managers, that theconditions for its development are now available. Thusthe success or failure of its implantation is a task for allof the actors involved. What is certain is that in thelight of the experience and results of its applicationduring the last decade, both in our surroundinggeographical milieu and in the United States, there areunmistakable signs that telemedicine is here to stay.

    Key words. Communication and informationtechnology. Telemedicine. Ehealth. Healthcare.

  • INTRODUCCINHace ya unos aos, en septiembre del 2001, los medios de comu-

    nicacin se hicieron eco de la primera intervencin quirrgica tran-satlntica realizada por un cirujano manipulando remotamentedesde Nueva York, el brazo de un robot situado en un quirfano deEstrasburgo, a ms de 14.000 Km de distancia, para extraer la ves-cula biliar de una paciente de 68 aos que fue dado de alta a los dosdas de la operacin. Sin duda se trataba de un ejemplo espectacularde las posibilidades de las tecnologas de la informacin y las comu-nicaciones (TIC), para el desarrollo de la medicina. En nuestro propioentorno, cada vez ms personas, tanto pacientes como trabajadoresde la medicina, se benefician rutinariamente del uso de servicios detelemedicina para una variedad de aplicaciones. As por ejemplo, losciudadanos de ms de una cuarentena de poblaciones de Andalucadisponen de servicios de teleconsulta en su propio centro de saludevitndose desplazamientos a los centros de atencin especializada.Sistemas similares se vienen usando desde hace tiempo para cone-xin entre atencin primaria y especializada en Galicia, Canarias, yCastilla-Len. Prcticamente en todas las CCAA existen experienciasy proyectos cada vez ms ambiciosos de implantacin de serviciosbasados en telemedicina, sin olvidar los servicios para buques enalta mar y para soporte a las tropas desplazadas en misiones comoen Bosnia y Afganistn.

    Ciertamente la historia de la telemedicina ha estado ligada aldesarrollo de las telecomunicaciones, y de esta forma, el telgrafo, eltelfono, la radio, la televisin y los enlaces por satlite se han apro-vechado para uso mdico desde el primer momento de su introduc-cin. Hasta muy recientemente las implantaciones de servicios detelemedicina tenan un carcter exploratorio guiados por las posibi-lidades tecnolgicas y con naturaleza de pilotos o proyectos de I+Dbajo iniciativa mayoritariamente individual estando generalmentebasados en conexiones bilaterales entre pocos entes. En la actuali-dad se est produciendo una evolucin hacia la implantacin de sis-temas para uso rutinario, guiados por la satisfaccin de necesidadessanitarias bajo iniciativa institucional donde cobran protagonismo lamejora del acceso y la continuidad de los cuidados junto con objeti-vos de eficiencia coste/beneficio para usuarios generales. En estemomento estamos en el umbral de un cambio radical en la propiaorganizacin y provisin de los servicios sanitarios propiciado poruna nueva generacin de infraestructuras de telecomunicaciones yde conectividad en red.

    LA TELEMEDICINA Y EL CAMBIO SANITARIOEl cambio tecnolgico se ha producido simultneamente con

    cambios sanitarios importantes. Desde hace varios aos los modelossanitarios de los pases desarrollados se encuentran en revisin con-tinua en un intento de dar respuesta a las exigencias de satisfaceruna mayor demanda de servicios de salud, con mejor calidad,hacindolo compatible con las limitaciones existentes de recursos.Este cambio est guiado por principios tales como poner al pacienteen el eje de todas las actuaciones, mejorar la continuidad en la asis-tencia y la equidad en el acceso. Entre los criterios que guan laactuacin se encuentran sobre todo la continuidad de la asistencia;

    J.L. Monteagudo y otros

    310 An. Sist. Sanit. Navar. 2005, Vol. 28, N 3, septiembre-diciembre

  • la gestin integrada de procesos y la bsqueda de eficiencia opera-cional para facilitar la ausencia de errores.

    Los cambios tecnolgicos influyen y se imbrican con los cambiosorganizativos y de concepcin de los servicios sanitarios. Es eviden-te que los recursos tecnolgicos que exhiben los hospitales de hoyda son muy diferentes a los de apenas una dcada y con toda segu-ridad a los de dentro de unos aos. Ligado a la evolucin general dela sociedad, se estn planteando propuestas de rediseo de las insti-tuciones sanitarias como empresas basadas en el conocimientohaciendo uso intensivo de tecnologas de la informacin y desarro-llando el trabajo en red con otros recursos sanitarios y los pacientes,no slo en su rea de adscripcin geogrfica sino hasta all dondealcance la necesidad. En los ltimos aos se han multiplicado losejemplos de instituciones que han hecho nfasis en su carcter tec-nolgico con seas de identidad tales como hospital sin papeles,hospital digital, hospital sin paredes o hospital interconectado.No se puede imaginar la sanidad del futuro sin una presencia cre-ciente de soportes telemticos y de telemedicina. De hecho las tec-nologas de la informacin y las comunicaciones estn en el ncleode las estrategias de salud de los pases avanzados y son uno de lostres factores de cambio principales junto con la genmica y el con-sumerismo, ver informe Healthcast 2010.

    ESCENARIOS DE APLICACIN Y USO PORESPECIALIDADES MDICAS

    En trminos sencillos la telemedicina consiste en la provisin deservicios mdicos a distancia usando medios electrnicos y de tele-comunicaciones. Desde sus orgenes la motivacin principal para suuso ha sido la de facilitar el acceso a los servicios sanitarios desdelugares remotos y aislados, pero, bien es cierto, que dicha motiva-cin est hoy en da obsoleta. Otro motivo tpico ha sido su utiliza-cin como soporte a los equipos mdicos en situaciones de emer-gencias mdicas y de desastres. Sin embargo, cada vez ms seconsidera su capacidad para facilitar el acceso desde cualquierpunto a recursos diagnsticos o al conocimiento de especialistasescasos. Entre las reas de inters creciente estn la provisin de cui-dados a domicilio a enfermos crnicos y para ancianos as comosoporte a ciruga mayor ambulatoria y hospitalizacin a domicilio. Laexperiencia muestra que la telemedicina presenta un potencial muyapreciado para educacin y formacin, evitando costes de tiempo ydesplazamientos a los profesionales sanitarios. A tenor de lo expues-to anteriormente, hoy en da se puede definir la telemedicina comoel rea cientfica que utiliza las tecnologas de la informacin y lascomunicaciones para la transferencia de informacin mdica confines diagnsticos, teraputicos y educativos (ver Essentials of Tele-medicine and Telecare, Wiley).

    Desde una perspectiva tradicional se suelen citar las siguientesmodalidades de telemedicina:

    Teleconsulta, para facilitar el acceso al conocimiento y co