c:\documents and settings\administrador\escritorio\la humill [1]

Download C:\Documents And Settings\Administrador\Escritorio\La Humill  [1]

Post on 27-May-2015

365 views

Category:

Health & Medicine

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1. La humillacin como una experiencia escolar.

2. Humillacin

  • Emocin social que predomina en las relaciones humanas de nuestra poca, imbricada en el comportamiento y en la interaccin social que encuentra una va de expresin particular.

3.

  • Intenta empequeecer al sujeto.
  • La ofensa es el mayor objetivo.
  • Hacer a la otra persona objeto de burla.

4. Sujeto humillado

  • La vergenza y la culpa, al igual que el orgullo y la humillacin, son emociones de autoevaluacin. Se percibe expuesta y es proclive a juzgarse desfavorablemente.
  • La auto-humillacin en tanto es auto-descalificacin consistir en experimentar un sentimiento de inferioridad por ser despreciado por un individuo que tiene mayor legitimidad en un sistema de redes sociales.

5.

  • (Clarn)
  • VIERNES22 DIC 2006
  • Sociedad
  • VIDA COTIDIANA : OPINAN LOS EXPERTOS Un mal que se torn habitual y naturalizado
  • Las formas de discriminacin hacia los jvenes y adolescentes se multiplican, como tambin se reproducen las conductas discriminatorias entre ellos y de ellos hacia otros: nios, adultos, viejos, diferentes. " Es un problema creciente y cada vez ms grave ", coincide un grupo de expertos consultados por Clarn . "La sociedad argentina siempre fue discriminatoria, pero en los ltimos aos hubo una cierta naturalizacin de la desigualdad y de la injusticia que agrav las cosas. La sociedad se volvi claramente ms excluyente y eso no ayuda", analiza la pedagoga Ins Dussel, del rea de Educacin de FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales). La pregunta se impone, complejizando las cosas: por qu los jvenes siguen llenando lugares donde los maltratan, los discriminan o excluyen y/o golpean a ellos, a sus amigos o a sus pares por su aspecto fsico o por el tamao de su bolsillo? Por qu los chicos aceptan o viven con tanta naturalidad la discriminacin? "Los adolescentes ponen en juego todo el tiempo dos cuestiones estructurales para ellos: la identidad y la pertenencia. Ellos quieren estar all donde la sociedad dice que estn los buenos . Estar afuera para ellos es muy pesado, y van a tratar de estar adentro a cualquier precio. El problema ms serio es que con la prolongacin de los rasgos adolescentes que se observa hoy en da, hasta vemos padres que tambin se bancan cualquier cosa con tal de pertenecer y les trasladan a los hijos esa necesidad y esa estigmatizacin de lo diferente. Los chicos escuchan en casa que la gente vale por lo que parece y por lo que tiene y reproducen esos valores. Por s solos no hacen esa construccin, la toman de los adultos", opina la psicoanalista Cristina Castillo, del Centro Dos.
  • El psiclogo Fernando Osorio no cree que los adolescentes vivan con naturalidad la discriminacin y las adversidades de lo social . "Muchas veces tiene que ver con una bsqueda que les permita comprender el mundo adulto e incorporar o desechar lo que se les ofrece. Esa adaptacin aparente no es ingenua sino absolutamente crtica. El espejo de lo social les devuelve mucha informacin sobre ellos".

Dussel coincide. "Desde pequeos los chicos observan en sus familias y en la sociedad conductas discriminatorias, y aprenden que son comportamientos vlidos. Aun los excluidos quieren establecer una jerarqua respecto a los que estn abajo . Hoy los chicos no tienen dnde encontrar modelos diferentes, que cuestionen y sancionen la necesidad de humillar a otro, de hacerlo sufrir, y propongan vnculos menos salvajes. La escuela debera educar ms respecto a los derechos y promover una sociedad menos individualista y ms respetuosa de lo diferente". 6. Humillacin en la vida escolar

  • Hay formas a veces sutiles, no verbales hasta corporales (en su mayor parte inconsciente) a travs de gestos, miradas modos de trato impersonal, que se manifiesta no slo en el vnculo entre los alumnos sino tambin en las prcticas pedaggicas en relacin con la autoridad.

7.

  • Elegir a uno y atacarlo entre todos, la nueva forma de pelear
  • 06/06/10
  • Crecen los casos de acoso virtual y de agresin en banda. Hay ms participacin de mujeres. Y cada vez es ms frecuente el happy slapping: un grupo le da una paliza a uno solo, lo graba con el celular y lo cuelga en la Web como un video divertido.
  • PorGISELE SOUSA DIAS
  • El caso de la bandita de adolescentes que mat a pias y a patadas a un joven en Mercedes, el de la nena de 10 aos de Capital a quien le crearon un grupo en Facebook para calificarla de estpida y malparida, y el caso de la modelo tucumana que fue atacada por seis chicas a la salida de un boliche, podran parecer inconexos. Sin embargo, quienes estudian las entraas de la violencia saben que sus caractersticas configuran un perfil que dej de ser una excepcin: lderes que marcan a uno con nombre y apellido o por villero o por linda, que ser atacado fsica o virtualmente entre varios; hostigamiento mediante redes sociales y ms participacin de mujeres y de chicos de primaria.
  • Ha habido un gran incremento de formas de violencia que no conocamos. Antes, las disputas se resolvan uno a uno o mi grupo contra tu grupo. Hace tres o cuatro dcadas, si varios le pegaban a uno era visto como un acto de tremenda cobarda; incluso pegar patadas, usar palos, cinturones o armas era entendido como una falta de cdigos. Hoy, para pelear contra uno me llevo a mi tribu; y las peleas no se producen, como antes, por la conquista de una chica: el ataque es un fin en s mismo, describe Hctor Eyzaguirre, vicepresidente del Observatorio Latinoamericano de la Violencia Escolar.
  • La pediatra Flavia Sinigagliesi, experta en este acoso llamado ciberbullying, lo describe: El ciber hostigamiento no es un hecho aislado sino que se sostiene en el tiempo: el hostigador lo espera en la esquina, pone cosas falsas en Facebook, lo vuelve loco por mensajes. Adems del chico hostigado siempre hay un lder que busca el reconocimiento del resto y los secuaces que lo apoyan o son testigos. Cuando dice chicos se refiere a que el pico de los casos de hostigamiento aparece entre los 10 y los 14 aos. Es ms: segn una encuesta del Observatorio de la Convivencia escolar de la UCA entre 6.000 alumnos, 1 cada 4, de entre 10 y 18 aos, le tiene miedo a algn compaero. SDLqEl avance de las nuevas tecnologas le abri las puertas a lo que se conoce como happy slapping o cachetada feliz, en donde un grupo le da una paliza a uno solo, lo graba con el celular y lo cuelga en la Web como un video divertido, cuenta Castro Santander. Y agrega: En zonas menos favorecidas la violencia suele ser ms directa y fsica; pero estas formas ms desapercibidas son peligrosas porque cuesta que el adulto las vea. La encuesta de la UCA mostr esta invisibilidad: casi 6 de cada 10 chicos hostigados se callan. Este entramado de amenazas, abusos y acosos pueden convertirse en un infierno para la vctima, dice.
  • Cuando se desmenuza este perfil de violencia sobresalen las mujeres y las bandas: Que los varones se pegaran estaba bien visto, pero entre las chicas era ms comn el ninguneo, el chismorreo o dejar de lado a la otra; sin embargo, hoy vemos ms violencia fsica entre ellas, asegura Sinigagliesi. Pilar Vendrell, integrante de Profesionales latinoamericanos contra el abuso de poder, dice sobre las bandas: Salen a atacar juntos porque solos son muy frgiles. El otro no es un enemigo sino un molesto espejo; probablemente vean en el otro su propia vulnerabilidad aunque usen excusas, como que la atacan por linda.
  • Qu hay detrs? La falta de perspectivas laborales y acadmicas, la ausencia de proyectos, una perversa estimulacin de los medios que los empujan a la ilusin de la satisfaccin inmediata y una familia negligente para orientarlos hacen un caldo de cultivo propicio para el desarrollo de hechos de violencia inditos, dice Fernando Osorio, moderador del foro Violencia en las escuelas de la UBA. Dice Vendrell: Lo que hay detrs son las patologas del vaco. El vaco de lmites y el refuerzo de los valores del tener: se es porque se tiene, incluso cuando lo que se tiene es la vida del otro.
  • Alejandro Castro Santander, miembro del Observatorio Internacional de Violencia Escolar, con sede en Francia, explica: La violencia toma del momento lo que tiene a disposicin; en este caso est usando con fuerza las nuevas tecnologas. En el mundo virtual aparece as, una forma distinta de pegarle a uno entre varios: mediante insultos en las redes, en el chat, por mensajes de texto o subiendo videos a YouTube en donde los humillan.

8. 9.

  • Los docentes producen formas de nombramiento en el lenguaje escolar que pueden actuar como veredictos condenatorios sobre los alumnos

10. Apreciaciones del profesor

  • Las palabras, el lenguaje hablado, el porte, los modales, la apariencia fsica, constituyen una referencia tcita del profesor hacia el alumno.

11.

  • Los actos de nominacin corporal y verbales, gestos y palabras, y ms particularmente los actos clasificatorios, poseen efectos en la esfera de dominacin simblica. A mayor legitimidad de la autoridad que nombra, mayor es su influencia en el ejercicio de la dominacin.

12. Autoaceptacin del nio

  • Las limitaciones que se autoadjudican los estudiantes se van estructurando en un proceso social tcito que tiende a ajustar y a reducir las expectativas de logros a sus posibilidades objetivas aceptadas como un destino propio.

13.

  • No aumentar la desigualdad entre los nios a travs de su eficacia esencialmente simblica y evitar el efecto de destino que co