captulo 11 chile en la globalizacin - 11 chile en la globalizacin proyecto pas a medida que se...

Download CAPTULO 11 Chile en la globalizacin -   11 Chile en la globalizacin PROYECTO PAS A medida que se profundiza la globalizacin, con las inse- guridades que ella conlleva, se hace

Post on 17-Feb-2018

213 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • CAPTULO 11

    Chile en la globalizacin

    PROYECTO PAS

    A medida que se profundiza la globalizacin, con las inse- guridades que ella conlleva, se hace ms necesaria una dis- cusin del proyecto-pas que vislumbramos. Tuvimos el pri- vilegio de empt?jar exitosamente, comenzando en 1990,

    primero desde el Gobierno y luego desde el Senado, una

    apertura sustanctal de nuestra economa: una reduccin de aranceles externos de 15 a 6 por ciento. Esa es una poltica que ha sido respaldada por todos los sectores. Pero es pre- ciso tambin reconocer que ella ha desencadenado procesos y problemas que tenemos que debatir, porque afectan cen- tralmente el perfil productivo, de propiedad y gestin con que deber desarrollarse esta economa en las etapas que vienen.

    Nuestra preocupacin, como decamos, se debe adems a la falta de debate respecto de los grados de libertad de que

    dispondremos para el desarrollo de nuestra capacidad em- presarial, de innovacin y de gestin. De cmo manejar las nuevas vulnerabilidades causadas por la volatividad iinan-

    ciera internacional.

    41

  • Hay que conciliar mejor los costos y beneficios de la globalizacin con la necesidad de fortalecer y no debilitar un esfuerzo nacional de desarrollo. Este debe articularse en

    forma preponderante en torno a empresas chilenas que despliegan su capacidad de innovar y crecer.

    ~NOVAK Pm.4 DESARROLIAR

    Chile podra lograr a fines de esta dcada la ambiciosa meta de ser un pas desarrollado para el Bicentenario. Esto quiere decir que si duplicamos el tamao de la economa cada diez aos, como lo hemos hecho en la dcada de los noventa, nuestro ingreso por persona podra alcanzar el que hoy tie- nen los europeos, hacia el ao 2020.

    Ese objetivo supone crecer al 7% anual durante los prxi- mos veinte aos. Para lograr esa meta, no ser suficiente

    mantener buenas polticas macroeconmicas. Habr5 que

    diversificar la base productiva y absorber integralmente, en nuestras empresas e instituciones pblicas, la revolucin tec- nolgica hoy cn marcha.

    tEn qu consiste el tsunami tecnolgico originado en Estados Unidos y que hoy cambia sustancialmente el modo de producir y de innovar en todas las economas de los pases desarrollados?

    Redes globales de produccin

    Ese proceso tiene dos caractersticas fundamentales. Las nuevas tecnologas permiten a las empresas ms innovadoras subcontratar virtualmente toda su produccin a travs de las fronteras. Una compaa como CISCO no fabrica nada, pero

    42

  • CHI1.E EN IA

  • CHILE EN IA ENCRUCIJADA

    amenazados por los cambios. Prefieren jugar un ajedrez en un tablero conocido a un pker que lleva a cualquier tipo de desenlace, ya sea a exitosas nuevas empresas o a fracasos estrepitosos. La revolucin tecnolgica se apoya ms en pequeas nuevas empresas flexibles que en la gran empresa tradicional.

    Los agentes innovadores estn conformados por una nue- va generacin de empresarios notablemente jvenes,

    egresados universitarios, o simplemente talentos en bruto que encuentran un espacio y recursos para ensayar nuevas ideas.

    iCmo hacemos para que las fuerzas innovadoras que

    transforman la economa mundial se incorporen como un nuevo motor del crecimiento en la economa chilena?

    Partiendo por lo esencial: hay que exponer a los mejores egresados universitarios a las realidades de la Nueva Econo- ma. Debemos desarrollar un ambicioso programa para que los ms destacados estudiantes de ingeniera hagan parte de

    su formacin en el extranjero, trabajando en las empresas situadas en los principales centros tecnolgicos del mundo desarrollado.

    Tenemos que organizar, a partir de Corfo, una red des- centralizada, en todo el pas, de fondos de capital de riesgo. Estos deben ser gestionados por privados, pero el capital semilla lo tiene que poner el Estado. All encontrarn los jvenes innovadores los primeros diez o cincuenta millones de pesos requeridos para poner en aplicacin experimental las nuevas ideas.

    Las normas laborales deben ser extremadamente flexi- bles. Como ha dicho Felipe Gonzlez, la nica empresa que

    realmente es capaz de sostener empleos estables es la em-

    presa flexible, en que todos se aprietan el cinturn en los shocks y comparten los beneficios en los buenos tiempos.

    44

  • Alguien tiene que suplir a futuro el inmenso dficit en inversin para desarrollar o adaptar nuevas tecnologas. Una sola empresa, Microsoft, invirti cuatro mil millones de d-

    lares en investigacin y desarrollo de nuevos productos du- rante el ao 2000. Nuestro pas en su conjunto, sumando esfuerzo pblico y privado, gast menos de 300 millones de

    dlares con igual propsito en el mismo ao. El sector pblico debe ser el detonador de un impulso

    para introducir las tecnologas de la informacin. Corea lo est realizando a travs de una iniciativa simple: todo quien opera o se relaciona con instituciones pblicas debe hacerlo o&ne. El ejemplo de Impuestos Internos en Chile tendra que generalizarse.

    Finalmente, tenemos que respondernos la pregunta: iqueremos participar de las redes globales de produccin?

    Para ello hay que atraer al pas a empresas de alta tecnologa. Estas van a los pases que les ofrecen ventajas e incentivos. tEstarnos dispuestos a romper la neutralidad y otorgar sub- venciones e incentivos para que Chile sea el pas elegido? A m me parece que s deberamos hacerlo. Ello supone adap- tar los instrumentos de poltica y atreverse a ser ms proac- tivos para atraer ese tipo de empresas, y as diversificar nues tra estructura productiva. Es el momento de innovar en nuestra estrategia de desarrollo, como lo han hecho los

    pases ms dinmicos y exitosos frente a la revolucin tecno- lgica.

    APERTURA VERSUS INSECURID.~D

    La apertura produce muchos beneficios. Pero ella genera tambin un costo sumergido dificil de cuantificar inicialmen- te: una creciente percepcin de inseguridad, de no controlar

    45

  • CH1I.E EN ,A ENCRUXJALM

    ya las circunstancias de la propia actividad en que uno se desempefia, de vulnerabilidad frente a acontecimientos que ocurren no slo ms all del lugar donde se vive, sino ms all de las fronteras nacionales.

    La insatisfaccin que muchos constatan en los chilenos respecto de cmo vivimos y de lo que hemos logrado no es un fenmeno nico ni original. Ha ocurrido en las democracias exitosas de Europa cuando ellas acentuaron, en los aos se-

    senta, sus procesos de apertura a la economa internacional. La pregunta acerca de si necesitamos ms mercado o ms

    Estado aparece hoy mal planteada. El tema actual es cmo encaramos un esfuerzo sostenido, por varias dcadas, en la direccin del desarrollo y la globalizacin, sin retrocesos.

    La apertura econmica expone un porcentaje creciente de las actividades productivas a la competencia externa. Al avanzar la apertura, reduciendo los aranceles u otras restric- ciones al comercio, ms y ms empresas se ven obligadas a reestructurarse para enfrentar la competencia externa. Como consecuencia, ms y ms empleados ven amenazados

    sus empleos. El costo de transporte se reduce, no represen- tando respecto de cualquier abastecedor externo ms del 10% de los costos de produccin. Por ello, cualquier produc-

    tor de cualquier pas del mundo puede hoy llegar al merca- do nuestro, sin que el costo de transporte constituya una barrera natural al comercio, como lo fue histricamente para un pas tan lejano como Chile.

    La apertura econmica representa tambin un riesgo creciente para el pas que se abre. Ese riesgo se manifiesta en la volatilidad de los flujos de capitales. Recordemos nues- tra experiencia en los aos ochenta, o la de los pases asi- ticos, incluyendo Japn en estos das.

    La otra volatilidad asociada a la apertura es la de los trminos de intercambio. Chile ha sufrido histricamente el

    46

  • problema y lo vive nuevamente hoy. El precio del cobre y de otros productos de exportacin cae junto con las economas del Asia.

    La volatilidad del capital y de los precios de nuestras exportaciones obligan a peridicos ajustes en el nivel de actividad econmica en el pas. Cada ajuste amenaza a al- guien: a una empresa mediana incipiente, a la actividad de la construccin, a las personas o empresas endeudadas.

    iCmo han enfrentado este desafio los pases que ini-

    ciaron su apertura antes que nosotros? La experiencia des- pu& de la Segunda Guerra Mundial es inequvoca. De entre los pases hoy desarrollados, los que abrieron ms y ms rpido sus economas se vieron empujados casi inmediata- mente despus a complementar la mayor apertura con un mayor grado de proteccin social. Se puede demostrar estadsticamente que en dichos pases la apertura de la eco- noma ha sido seguida por dos o tres dcadas de un mayor gasto pblico en seguridad social, transferencias de ingreso y gastos en educacin y salud.

    En los pases que menos se abrieron en ese lapso, entre los aos cincuenta y los noventa, como Japn y Estados

    Unidos, el aumento de la proteccin social es mucho menor que en pases de apertura rpida e intensa como Austria, Holanda, Blgica y los pases escandinavos. Esta misma corre- 1aciGn se da para una muestra de 115 pases, al comparar su proceso de apertura en los aos setenta, con sus gastos en proteccin social en los ochenta y noventa.

    Nuestra conclusin es que la inseguridad frente al futuro no es un fenmeno transitorio ni coyuntural en Chile. Se va a acentuar a medida que profundicemos la apertura.

  • CHI1.E EN IA ENCRUCIJADA

    El principal dficit nuestro hoy no est en el grado de libertad de los mercados o de apertura de la economa. Nuestro principal desajuste ocurre porque la gente vive mejor, pero ms insegura. Porque la baja calidad de la educa- cin pblica no garant

View more >