calendario liturgico 2009

Click here to load reader

Post on 30-Mar-2016

224 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Calendario oficial

TRANSCRIPT

  • calendariolitrgicopastoral

    2009

    - ciclo B- ao impar

    SECRETSECRETSECRETSECRETSECRETARIADO DE LA COMISIN EPISCOPARIADO DE LA COMISIN EPISCOPARIADO DE LA COMISIN EPISCOPARIADO DE LA COMISIN EPISCOPARIADO DE LA COMISIN EPISCOPALALALALALDE LITURGIADE LITURGIADE LITURGIADE LITURGIADE LITURGIA

    Aastro, 1 - 28033 MADRIDSubsidia Litrgica

  • Portada: Fresco de Cristo que se encuentra en la Iglesiade la Santsima Virgen (Panaga) de Arakou,cerca de Lagoudera (Chipre), siglo XII.

    Foto: E. Bermejo.

    Edita: LIBROS LITURGICOSc/ Aastro, 1 - 28033 - MADRIDTelfono: 91 343 97 91 - Fax: 91 343 96 65

    Autor: CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAOLAMadrid 2005

    Reservado el derecho de reproduccin

    ISBN: 978-84-936670-1-6

    Depsito Legal: M-39066-2008

    Impreso por Orinoco Artes Grficas, S.L.Telfs.: 91 675 14 33 / 17 98 - E-mail: [email protected]

    PRESENTACIN

    El Martirologio: santos de ayer, de hoy y de siempre

    Ao tras ao, el calendario acompaa nuestra peregrinacin a lo largodel ao litrgico, indicndonos los momentos importantes y animndonos aprofundizar en los diferentes aspectos del nico Misterio de Cristo que vamoscelebrando, siempre con la intencin de que, al interiorizarlo, nuestra confi-guracin con l se haga cada vez ms verdadera. Al mismo tiempo, da trasda, el calendario nos va recordando los nombres de los santos y beatosque, a lo largo de los siglos, han sido modelos para los creyentes en estaasimilacin a Cristo, demostrndonos que no es una utopa, que es unasenda posible de recorrer fortalecidos por la gracia que el mismo Seor nosda a travs de los sacramentos. Esta plyade santa de los mejores hijos dela Iglesia no son slo figuras a contemplar, para nosotros los creyentes sonmodelos a imitar.

    La Congregacin para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentospublicaba el da 29 del mes de junio del ao 2001, solemnidad de losapstoles san Pedro y san Pablo, el Martirologium romanum en su primeraedicin tpica despus del Concilio Vaticano II.

    Tres aos despus, en el mismo da 29 de junio, la misma Congregacinpublicaba la segunda edicin tpica. En esta nueva edicin se incluyeron nopocos siervos de Dios elevados a la dignidad de beatos o de santos por elSumo Pontfice Juan Pablo II. Adems, se introdujeron algunas modificacio-nes relativas a santos no mencionados en la edicin anterior y se realizaroncorrecciones para mejorar el latn, la ortografa y el estilo.

    Compete a las Conferencias Episcopales la traduccin de los libroslitrgicos del latn a las lenguas vernculas. La Comisin Episcopal de Litur-gia emprendi inmediatamente la tarea de la traduccin del Martyrologiumromanum al castellano. Ha sido una obra ingente y laboriosa en la que nohan faltado dificultades. El da 12 de octubre de 2007, fiesta de NuestraSeora del Pilar, la Congregacin para el Culto Divino y la Disciplina de losSacramentos aprobaba la traduccin castellana del Martirologio.

    No se debe reducir el Martirologio a una enciclopedia hagiogrfica deconsulta colocada en una estantera de una biblioteca. No se trata de unrepertorio estrictamente hagiogrfico, ni un simple elenco de personajesilustres de la Iglesia, sino de un libro litrgico, reformado segn los criteriosdel concilio Vaticano II.

    El libro del Martirologio recoge el testimonio de creyentes en Cristo que,fieles a las promesas bautismales, han encarnado en su vida el Evangelio. Eluso de este libro litrgico radica en el principio fundamental de celebrar lasantidad de Dios manifestada en la vida de los hombres y mujeres de todoslos tiempos. El n. 9 de los Prenotandos recuerda que: Toda celebracinlitrgica de los santos ofrecida en la vida de la Iglesia por su propia naturale-za se dirige a Cristo y termina en l, corona de todos los santos, y por l,en el Espritu Santo, al Padre, que es admirable en sus santos y es glorifica-do en ellos (cf. 2Ts 1, 10). La Iglesia ha celebrado desde los primeros siglosla victoria pascual de Cristo en sus santos. Ha confesado con alegra lacomn participacin de los fieles en la comunin con Cristo, misterio dePascua.

    El Martirologio actual se distingue de los anteriores, denominadosMartirologios histricos, porque no se limita a ser un elenco de nombres demrtires y de santos mencionados uno detrs de otro con la indicacin dellugar de su muerte o de su culto, sino que es un libro para la celebracin ypara descubrir las caractersticas propias de la santidad en cada poca de lahistoria de la Iglesia y en cada santo en particular.

  • CELEBRACIONES MOVIBLES

    2008

    Domingo I de Adviento: 30 de noviembre.Sagrada Familia: 28 de diciembre.

    2009

    Bautismo del Seor: 11 de enero.Mircoles de Ceniza: 25 de febrero.Domingo de Resurreccin: 12 de abril.Ascensin del Seor: 24 de mayo.Domingo de Pentecosts: 31 de mayo.Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote: 4 de junio.Santsima Trinidad: 7 de junio.Santsimo Cuerpo y Sangre de Cristo: 14 de junio.Sagrado Corazn de Jess: 19 de junio.Jesucristo, Rey del Universo: 22 de noviembre.Domingo I de Adviento: 29 de noviembre.Sagrada Familia: 27 de diciembre.

    TIEMPO ORDINARIO

    En el ao 2009, el tiempo ordinario comprende 34 semanas, de lascuales 17 se celebran antes de Cuaresma, desde el da 12 de enero,lunes siguiente a la fiesta del Bautismo del Seor, hasta el 24 de febrero,da anterior al mircoles de Ceniza. Comienza de nuevo el tiempo ordina-rio en la semana IX el da 1de junio, lunes despus del domingo de Pente-costs. Se omitir la octava semana.

    Presentacin 4

    No es un libro cerrado o terminado en una poca determinada de laIglesia. Es un libro abierto en el que se van inscribiendo nuevos nombres desantos. Cada ao que pasa se aaden nuevas pginas al libro a medidaque la santidad crece y se manifiesta en la Iglesia. El libro se cerrar defini-tivamente cuando llegue el fin del mundo. En sus pginas descubrimos launiversalidad de la santidad. La santidad no es exclusiva de unas personas,naciones, o lenguas determinadas. La santidad es un patrimonio universalde todos los cristianos que estn llamados a ella desde el bautismo. Cadauno de los santos vive la experiencia de la santidad segn la gracia divinarecibida y segn su forma de ser humana. No existe un modelo nico paratodos. Los santos recorren caminos diversos y se encuentran todos enCristo.

    El Martirologio se cimienta, por una parte, en la verdad histrica y porotra en la accin de gracias a Dios. La verdad histrica se reduce a narrarbrevemente la vida de unos personajes e indicar el lugar, da y ao de sumuerte, el dies natalis. La lectura y la escucha del Martirologio suscita en loscorazones de los fieles la accin de gracias a Dios por la santidad de sushijos e hijas. Dios merece nuestra alabanza por ser el origen de la santidady por suscitar continuamente en la Iglesia la santidad. El Martirologio evocams que narra.

    El Martirologio es un libro litrgico, por consiguiente, es un libro oracionaly tiene sus propias caractersticas, como cualquier otro libro litrgico. Se leeen la celebracin de la liturgia de las Horas o fuera de ella. La memoriacotidiana de los santos va acompaada de la palabra de Dios y de la oracin,segn la estructura de la celebracin. Este aspecto histrico-litrgico-orantemerece ser valorado en la pastoral y conviene que pastores y fieles descu-bran la estrecha relacin entre la memoria de los santos y la Eucarista, entrela santidad y la Liturgia de las Horas, y entre la historia salvfica y el Aolitrgico.

    La lectura cotidiana del Martirologio nos ensea a pasar de la memoriahistrica del santo a la memoria del misterio salvfico de Cristo. Se hacememoria de los santos porque hicieron memoria y vivieron del misterio pascualde Cristo. La lectura del Martirologio va mucho ms all de un puro rito aobservar, pues nos hace descubrir que el camino de la santidad es una tareade todo bautizado. Nos compromete a encarnarla en la vida cotidiana porsencilla que sea. La santidad no es un lujo ni un privilegio, es la respuesta delos fieles a la llamada silenciosa de Dios. La santidad propuesta en elMartirologio no es de tipo antropolgico, centrada exclusivamente en elesfuerzo de la autoperfeccin por parte del cristiano, sino que manifiesta lasantidad en clave teolgica, a saber: es ante todo un don divino, una accintrinitaria y una respuesta del hombre a la gracia divina recibida. Dios, que esSanto, irrumpe en la historia de la humanidad y hace posible que los hom-bres y mujeres respondan fielmente a la llamada y se comprometan a vivirsegn la voluntad divina.

    Durante muchos aos, el Martirologio ha sido un libro desconocido parala mayora de los miembros de la Iglesia. Su publicacin en castellano ofreceuna magnfica ocasin para que todos nos esforcemos en conocer su con-tenido, su uso y su forma celebrativa. Para evitar la improvisacin en sucelebracin conviene que se prepare, buscando la lectura y la oracin msapropiadas. Es un libro no exclusivo para cabildos, monasterios, comunida-des religiosas y seminarios, tambin puede ser empleado en parroquias ymovimientos, en grupos eclesiales y en las familias. El libro constituye unmemorial permanente de la santidad en la Iglesia y, a la vez, promueve lacomunin de los fieles cristianos con Cristo y suscita en ellos el deseo dellegar un da a la gloria del cielo en compaa de todos los santos. Leyendoel Martirologio celebramos la santidad de Dios manifestada en sus santos.

  • 7 El ao litrgico y el calendarioCelebraciones movibles 6

    EL AO LITRGICO Y EL CALENDARIO

    El curso del ao

    1. La santa Iglesia celebra la memoria sagrada de la obra dela salvacin realizada por Cristo en das determinados du-rante el curso del ao.En cada semana, el domingo por eso es llamado da delSeor hace memoria de la Resurreccin del Seor, que,una vez al ao, en la gran solemnidad de la Pascua, escelebrada juntamente con su santa Pasin.Durante el curso del ao, la Iglesia conmem