bolt­n pastores agosto

Bolt­n Pastores agosto
Bolt­n Pastores agosto
Bolt­n Pastores agosto
Bolt­n Pastores agosto
Download Bolt­n Pastores agosto

Post on 08-Apr-2016

217 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Boletín Pastores Agosto de 2001

TRANSCRIPT

  • Coordinado Por el equipo diocesano de pastoral sacerdotalDICESIS SONSN-RIONEGRO Agosto de 2011

    No 62

    Monseor Daro Gmez ZuluagaVicario de Administracin

    Entre el 3 de diciembre de 2010 y el 7 de julio de 2011 han fallecido 6 compaeros sacerdotes; uno cada 36 das: P. Martn Correa V., P. Rogelio lvarez G., P. Pablo Emilio Luna O., P. Luis Carlos Orozco C., P. Rodolfo Salazar Z. y P. Jorge Hernn Zuluaga Z. Este hecho, matizado por la diversidad de formas de morir natural y violenta; en juventud y vejez; en enfermedad o intempestiva- debe suscitar en nosotros, sacerdotes del Seor, una seria y sincera pregunta, incmoda pero necesaria: Yo, sacerdote joven o mayor, enfermo o saludable, Estoy preparado para este momento? Como lo insina el dicho popular tengo todo organizado? Otra pregunta que la hace Jess desde el evangelio: Lo que has acumulado para quin ser? (Lc. 12,20).

    Adems de estas cuestiones tan humanas, es muy necesaria una reexin espiritual en el sentido de estar preparado delante de Dios, de la Iglesia, de los amigos, de la familia, procurando mantenernos en paz con todos, pues no sabemos ni el da ni la hora (Mt. 25,13) y tampoco la forma. Ms profundamente, en estas circunstancias inevitables, que a nadie deja escapar, se hace urgente y signicativa la cuestin de nuestra fe en la Resurreccin, nuestra esperanza de vida eterna, pues la vida de los que en Ti creemos, Seor, no termina, se transforma; y al deshacerse nuestra morada terrenal adquirimos una mansin eterna en el cielo (prefacio I de difuntos).

    MUERTE Y VIDA

  • Dice el Papa a sacerdotes y religiosos: Vivan los consejos evanglicos para el amor autntico.

    Seguir a Cristo signica asumir el modo de pensar de Cristo, el estilo de vida de Jess (Fil 2,5). Mirar a Cristo es la consigna de todos los das. Mirndolo a l, el gran maestro de la Vida, la Iglesia ha descubierto tres caractersticas del modo de ser de Cristo. Estas caractersticas que llamamos consejos evanglicos se han constituido en los elementos distintivos de una vida de seguimiento radical de Jesucristo: pobreza, castidad y obediencia. Meditemos brevemente sobre estas caractersticas.

    Jesucristo, que era rico con todo el Reino de Dios, por nosotros se hizo pobre (2 Cor 8-9). Se despoj de s mismo, se abaj y se hizo obediente hasta la muerte, y muerte de cruz (Fil 2,6ss). l, el pobre, ha llamado bienaventurados a los pobres. Quien desee seguir radicalmente a Cristo, debe decidirse a renunciar a todo aquello que obstaculice su seguimiento. Pero debe vivir esta pobreza desde Cristo, para estar interiormente libre para Dios y para el prjimo.

    Para entender rectamente lo que signica la castidad, debemos partir de su contenido positivo. Y nuevamente nos encontramos en contemplacin hacia Jesucristo. Jess vivi en una doble direccin: hacia el Padre y hacia el prjimo. En las Escrituras descubrimos a un Jess orante, que pas noches enteras en dilogo con el Padre. En la oracin hizo de su ser hombre y de nuestro ser hombres parte de su relacin lial con el Padre. Este dilogo con el Padre se vuelve as una continuamente renovada misin hacia el mundo, y hacia nosotros. Los sacerdotes y religiosos no viven exentos de relaciones humanas y no exaltan a travs de su voto de castidad celibataria el individualismo o el aislamiento, sino que prometen solemnemente colocar al servicio de Dios completamente y sin reservas, las profundas relaciones de las que son capaces y que aceptan como un don. Llegamos a la obediencia. Jess vivi toda su vida, desde los aos ocultos en Nazaret hasta el momento de la muerte en la Cruz, en escucha del Padre, en obediencia al Padre. Lo vemos de modo ejemplar en la noche en Getseman. No se haga mi voluntad sino la tuya. Jess recoge en esta oracin lial toda la terca resistencia de nuestra voluntad propia, asume nuestra rebelin en su obediencia. Jess era un hombre de oracin. Para ello era tambin al mismo tiempo oyente y obediente: Obediente hasta la muerte, y muerte de cruz .

    (Fil 2,8). Los cristianos han experimentado siempre, que no pierden nada al abandonarse a la voluntad del Seor, por el contrario, encuentran su ms profunda identidad y libertad. En Jess han descubierto, que aquellos que se pierden a s mismos se encuentran a s mismos. Escuchar a Dios y obedecerlo no tiene nada que ver con el alienarse y la prdida de s mismo. Al ingresar en la voluntad de Dios llegamos a nuestra verdadera identidad.

    Benedicto XVIy los Consejos Evanglicos

    Pbro. Oscar Orlando Jimnez GmezVicario Episcopal para la pastoral

  • Los cambios que agitan el mundo moderno y la repercusin que ellos mismos han tenido y tienen en la Iglesia no afectan nicamente a las estructuras humanas y eclesiales, sino tambin a las personas. El desconcierto, la inseguridad y hasta la soledad hacen presa frecuentemente en los hombres y en los creyentes de nuestro tiempo. Tambin afecta a los pastores, no de una manera individual sino verdaderamente colectiva. El ministro ordenado hoy, puede mostrarse inseguro, acosando con esta inseguridad en diversos niveles: personal, teolgico, moral, social y pastoral.

    a) La crisis en que se expresa esta inseguridad plural atae a la conciencia histrica del cuerpo sacerdotal como tal. No se trata, pues, simplemente de una crisis privada, individual singularizada en algunas personas concretas. Se trata ms bien de una crisis que se extiende al Orden Sacerdotal en cuanto un todo. b) Algunos podran sufrir la tentacin de refugiarse en un pasado hipotticamente interpretado y valorado como en calma y menos problematizado que el presente; nuestra reexin, con todo, ha de partir de la sospecha de que cualquier tiempo pasado no fue necesariamente, mejor que el actual.

    c) Pese a esto, hay que reconocer que la huella del pasado ha venido a hacerse prcticamente constitutivo de nuestro modo de ser sacerdotes. De aqu que la bsqueda de una nueva gura del sacerdote, gura que responda a la modernidad de la Iglesia y del mundo, implique hasta cierto punto el abandono de ciertas opciones hasta ahora vividas, y el alumbramiento de otras, lo cual no se realizar sin dolor.

    d) Este alumbramiento exigir serena valenta para discernir lo provisional de lo denitivo en la gura y el ministerio del sacerdote, as como serena audacia para determinar los elementos sociolgicos e histricos que hayan de desaparecer, por una parte, y los que, por otra, tienen que ser incorporados.

    Plural realizacinde la existencia sacerdotal

    a) El pluralismo, en cualquier dimensin de la vida, es uno de los signos ms universales de nuestro tiempo. De ah se concluye que una concepcin esttica y rgida del ministerio sacerdotal no dara lugar a la exibilidad de la realizacin misionera que reclaman los tiempos nuevos.

    b) Cada grupo humano necesita de una realizacin distinta y adecuada de la existencia sacerdotal y, por ello se quiere evitar todo lo que se reclame de una concepcin monoltica y uniformista del sacerdocio.

    c) En efecto: La Iglesia, para poder ofrecer a todos la salvacin y la vida trada por Dios, debe insertarse en todos estos grupos con el mismo afecto con que Cristo se uni por su Encarnacin a determinadas condiciones sociales y culturales de los hombres con quienes convivi (AG 10).

    d) La encarnacin en la realidad de los hombres de nuestro tiempo es elemento determinante del modo de ser de los sacerdotes, por lo que respecta a su modo de presencia, su lenguaje, sus condiciones de vida. En caso de no adaptarse a los imperativos sociolgicos, la presencia del sacerdote en el mundo resultara deciente y se evidenciara incapaz de actuar la funcin de ser levadura en la masa.

    PARA UNA NUEVA POCANuevo alumbramiento

    NUEVA PERSONALIDAD SACERDOTAL

    EQUIZA, Jess PUHL, Germn. PARA VIVIR EL MINISTERIO. Ed. Verbo Divino 1988. Pags. 138,139,140.

    recordar reflexionary

  • 17 M

    20 S

    19 V

    18 J

    21 D

    22 L

    24 M

    25 J

    26 V

    27 S

    7 D

    15 L

    8 L

    2 M

    4 J

    5 V

    6 S

    9 M

    10 M

    11 J

    13 S

    14 D

    Junta Directiva Corporacin Pan y Vida.Lugar: Sala de reuniones Curia Episcopal, de 9:00 a.m. a 11:00 a.m.

    Encuentro Diocesano de Directores y Coordinadores de Centros de Bienestar del Anciano CBA.Lugar: CBA El Santuario, de 10:00 a.m. a 3:00 p.m.

    III Retiro para la Vida Consagrada. Tema: La vida consagrada como un cntico nuevo, en el Colegio La Presentacin de Rionegro de 8:30 a.m. a 3:00 p.m.

    Consejo Diocesano de Pastoral. Lugar: Curia Episcopal a las 9:00 a.m.

    Escuela Diocesana de Pastoral Social. Lugar: Teatro parroquial Catedral de Rionegro, de 8:30 a.m. a 12:30 p.m.

    Comit Interparroquial de Pastoral Social COIPAS Guarne, Lugar: Parroquia San Antonio de Padua Guarne, de 3:00 p.m a 5:00 p.m.

    Encuentro diocesano con coordinadores de aclitos en La Ciudadela de Jess. La Ceja, de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. Cupos por parroquia (2). Favor conrmar asistencia antes del 5 de agosto.

    Da del monaguillo.SEMANA VOCACIONAL Y DEL SEMINARIO. El material se enviar oportunamente.Escuela Diocesana de formacin. MCC, en la Casa de Oracin de Marinilla, de 1:00 p.m. a 4:00 p.m.

    Jornada vocacional en los colegios.Solicitar los seminaristas con tiempo con los encargados de pastoral de cada seminario.

    Asamblea de Oracin en La Ceja. Favor motivar a las comunidades parroquiales para que participen. Lugar: Plaza principal de La Ceja, Eucarista a las 2:00 p.m. Encuentro Diocesano de Agentes de Pastoral de la Salud Misionera.lugar: Seminario MIES, de 8:30 a.m. a 3:00 p.m.Comisin Diocesana de Dilogos y Paz. Lugar: Sala de reuniones Curia Episcopal, de 9:00 a.m. a 11:00 a.m.

    Colecta Vocacional.Da del catequista.Reunin con los sacerdotes coordinadores parroquiales de las nuevas Escuelas de Discipulado Misionero. El Rodeo, de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.

    VI Expocarisma e