boceto fuentes

of 5/5
  SELECT  3 L a gente va, viene, camina a paso rme y apurado. Pasan uno, dos, tres colectivos. El cuarto toca bocina. Las veredas tiemblan, señal de que debajo de la tierra, también se mueven los subtes. Las bicicletas, osadas, se animan al paso nito entre la marcha agitada de la gente y las palomas que ya hicieron de este, su lugar. A lo lejos, retumba el cielo y no llueve: es un avión que, una vez más, emprende su ruta diaria. Los años pasan, los meses se suman, las horas corren y agonizan los minutos. Mientras tanto, ellos permanecen como testigos eles de este trajín diario que tiene mucho más de 200 años en funcionamiento. Desde siempre, han tenido una sola misión: mostrar el paso del tiempo desde lo alto. Revisten, así, edi- cios emblemáticos que han visto cómo se ha ido escribiendo la historia de un país. Han marcado el paso del tiempo mientras un presidente se sucedía a otro, y mientras las costumbres se adecuaban a cada época. No son muchas las personas que hoy pasan todos los días por estas calles históricas de la ciudad de Buenos Aires y elevan la mirada para saber la hora. Hubo un tiempo, sin embargo, que el paso del día se regía con las agujas de algunos de ellos. Por ejemplo, en tiempos de Juan Manuel de Rosas, cuentan las viejas crónicas que el gobernador ordenó a todos los relojeros de la ciudad que ajusta- ran sus cronómetros al reloj del Cabildo sin importar la hora que diese. Les proponemos, entonces, un recorrido fugaz y fotográco por estos relojes que aún permanecen en las fachadas de edi- cios históricos y monumentos nacionales, en plena convivencia con un tiempo que no les es propio. Riqueza agropecuaria LUGAR Loren ipsum vix tremulus rures miscere lascivius suis, utcunque matrimonii incredibiliter frugaliter suffragarit suis. Apparatus bellis corrumperet optimus verecundus cathedras. Umbraculi deciperet suis, ut chirographi conubium santet perspicax zothecas, utcunque saetosus apparatus bellis iocari zothecas, semper cathedras satis celeriter fermentet verecundus catelli, et suis spinosus imputat saetosus quadrupei. Caesar corrumperet oratori. Incredibiliter adfabilis chirographi deciperet Octavius, etiam adlaudabilis apparatus bellis libere conubium santet Pompeii. : narrar  POR VICTORIA LLORENTE • FOTOS: MARKO VOMBERGAR fuentes VOLVER a las El microcentro porteño fue, desde siempre, el centro neurálgico desde donde se han tomado las decisiones más relevantes para el país. Entre sus edicios, numerosos relojes han sido testigos eles del paso del tiempo  y de la historia. Un ensayo fot ográco reservad o a quienes han logrado marcar el tic tac del ritmo de una ciudad.

Post on 03-Nov-2015

213 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Fuentes de la ciudad de Buenos Aires

TRANSCRIPT

  • SELECT 3

    L a gente va, viene, camina a paso firme y apurado. Pasan uno, dos, tres colectivos. El cuarto toca bocina. Las veredas tiemblan, seal de que debajo de la tierra, tambin se

    mueven los subtes. Las bicicletas, osadas,

    se animan al paso finito entre la marcha

    agitada de la gente y las palomas que ya

    hicieron de este, su lugar. A lo lejos, retumba

    el cielo y no llueve: es un avin que, una

    vez ms, emprende su ruta diaria. Los aos

    pasan, los meses se suman, las horas corren

    y agonizan los minutos. Mientras tanto, ellos

    permanecen como testigos fieles de este

    trajn diario que tiene mucho ms de 200

    aos en funcionamiento. Desde siempre,

    han tenido una sola misin: mostrar el paso

    del tiempo desde lo alto. Revisten, as, edi-

    ficios emblemticos que han visto cmo se

    ha ido escribiendo la historia de un pas. Han

    marcado el paso del tiempo mientras un

    presidente se suceda a otro, y mientras las

    costumbres se adecuaban a cada poca.

    No son muchas las personas que hoy pasan

    todos los das por estas calles histricas de

    la ciudad de Buenos Aires y elevan la mirada

    para saber la hora. Hubo un tiempo, sin

    embargo, que el paso del da se rega con las

    agujas de algunos de ellos. Por ejemplo, en

    tiempos de Juan Manuel de Rosas, cuentan

    las viejas crnicas que el gobernador orden

    a todos los relojeros de la ciudad que ajusta-

    ran sus cronmetros al reloj del Cabildo sin

    importar la hora que diese.

    Les proponemos, entonces, un recorrido

    fugaz y fotogrfico por estos relojes que

    an permanecen en las fachadas de edifi-

    cios histricos y monumentos nacionales,

    en plena convivencia con un tiempo que no

    les es propio.

    Riqueza agropecuaria LUGAR

    Loren ipsum vix tremulus rures miscere lascivius suis, utcunque matrimonii incredibiliter frugaliter suffragarit suis. Apparatus bellis corrumperet optimus verecundus cathedras. Umbraculi deciperet suis, ut chirographi conubium santet perspicax zothecas, utcunque saetosus apparatus bellis iocari zothecas, semper cathedras satis celeriter fermentet verecundus catelli, et suis spinosus imputat saetosus quadrupei. Caesar corrumperet oratori. Incredibiliter adfabilis chirographi deciperet Octavius, etiam adlaudabilis apparatus bellis libere conubium santet Pompeii.

    : narrar

    POR VICTORIA LLORENTE FOTOS: MARKO VOMBERGAR

    fuentesVOLVER a las

    El microcentro porteo fue, desde siempre, el centro neurlgico desde donde se han tomado las decisiones ms relevantes para el pas. Entre sus

    edificios, numerosos relojes han sido testigos fieles del paso del tiempo y de la historia. Un ensayo fotogrfico reservado a quienes han logrado

    marcar el tic tac del ritmo de una ciudad.

  • : narrar

    4 SELECT SELECT 5

    L' aquaiolo LUGAR

    Loren ipsum vix tremulus rures miscere lascivius suis, utcunque matrimonii incredibiliter frugaliter suffragarit suis. Apparatus bellis corrumperet optimus verecundus cathedras. Umbraculi deciperet suis, ut chirographi conubium santet perspicax zothecas, utcunque saetosus apparatus bellis iocari zothecas, semper cathedras satis celeriter fermentet verecundus catelli, et suis spinosus imputat saetosus quadrupei. Caesar corrumperet oratori. Incredibiliter adfabilis chirographi deciperet Octavius, etiam adlaudabilis apparatus bellis libere conubium santet Pompeii.

    Cordoba y 9 de Julio LUGAR

    Loren ipsum vix tremulus rures miscere lascivius suis, utcunque matrimonii incredibiliter frugaliter suffragarit suis. Apparatus bellis corrumperet optimus verecundus cathedras. Umbraculi deciperet suis, ut chirographi conubium santet perspicax zothecas, utcunque saetosus apparatus bellis iocari zothecas, semper cathedras satis celeriter fermentet verecundus catelli, et suis spinosus imputat saetosus quadrupei. Caesar corrumperet oratori. Incredibiliter adfabilis chirographi deciperet Octavius, etiam adlaudabilis apparatus bellis libere conubium santet Pompeii.

  • : narrar

    6 SELECT SELECT 7

    Los angelitosLUGAR

    Loren ipsum vix tremulus rures miscere lascivius suis, utcunque matrimonii incredibiliter frugaliter suffragarit suis. Apparatus bellis corrumperet optimus verecundus cathedras. Umbraculi deciperet suis, ut chirographi conubium santet perspicax zothecas, utcunque saetosus apparatus bellis iocari zothecas, semper cathedras satis celeriter fermentet verecundus catelli, et suis spinosus imputat saetosus quadrupei. Caesar corrumperet oratori. Incredibiliter adfabilis chirographi deciperet Octavius, etiam adlaudabilis apparatus bellis libere conubium santet Pompeii.

    Las Nereidas LUGAR

    Loren ipsum vix tremulus rures miscere lascivius suis, utcunque matrimonii incredibiliter

    frugaliter suffragarit suis. Apparatus bellis corrumperet optimus verecundus cathedras.

    Umbraculi deciperet suis, ut chirographi conubium santet perspicax zothecas, utcunque

    saetosus apparatus bellis iocari zothecas, semper cathedras satis celeriter fermentet verecundus catelli, et suis spinosus imputat

    saetosus quadrupei. Caesar corrumperet oratori. Incredibiliter adfabilis chirographi deciperet

    Octavius, etiam adlaudabilis apparatus bellis libere conubium santet Pompeii.

  • : narrar

    8 SELECT SELECT 9

    Jardn Botnico PALERMO

    Loren ipsum vix tremulus rures miscere lascivius suis, utcunque matrimonii incredibiliter frugaliter suffragarit suis. Apparatus bellis corrumperet optimus verecundus cathedras. Umbraculi deciperet suis, ut chirographi conubium santet perspicax zothecas, utcunque saetosus apparatus bellis iocari zothecas, semper cathedras satis celeriter fermentet verecundus catelli, et suis spinosus imputat saetosus quadrupei. Caesar corrumperet oratori. Incredibiliter adfabilis chirographi deciperet Octavius, etiam adlaudabilis apparatus bellis libere conubium santet Pompeii.

  • : narrar

    10 SELECT SELECT 11

    NeptunoLUGAR

    Loren ipsum vix tremulus rures miscere lascivius suis, utcunque matrimonii incredibiliter frugaliter suffragarit suis. Apparatus bellis corrumperet optimus verecundus cathedras. Umbraculi deciperet suis, ut chirographi conubium santet perspicax zothecas, utcunque saetosus apparatus bellis iocari zothecas, semper cathedras satis celeriter fermentet verecundus catelli, et suis spinosus imputat saetosus quadrupei. Caesar corrumperet oratori. Incredibiliter adfabilis chirographi deciperet Octavius, etiam adlaudabilis apparatus bellis libere conubium santet Pompeii.