biología y geología biología cuidar la boca es ... luego echa el agua azul en...

Click here to load reader

Post on 11-Mar-2020

0 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA

    BIOLOGÍA

    CUIDAR LA BOCA ES NATURAL. ¿CÓMO PREPARAR UN DENTÍFRICO ECOLÓGICO?

    Material

     Salvia o tomillo.

     Aceite esencial de menta.

     Sal marina.

     Arcilla blanca.

     Gasas.

     Vaso de cristal.

     Cuchara sopera.

     Cucharita de té.

     Espátula fina.

    Fundamento científico

    La medicina tradicional ha utilizado las plantas para el cuidado y tratamiento de las enfermedades. Para la salud bucodental existen varias plantas y componentes naturales que nos permiten confeccionar un dentífrico casero.

     La salvia tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes. Sus indicaciones son diversas, como el tratamiento de espasmos, fiebre, estimulación de la secreción biliar, aerofagia, flatulencias digestivas y, ya de forma específica en la boca, inflamación de encías, úlceras y llagas bucales, así como faringitis.

     El tomillo también tiene propiedades antisépticas. Se emplea para la halitosis, inflamaciones de la boca, aftas, cuidado de los dientes y encías, lavado de heridas en

  • infecciones de la piel causadas por hongos, dermatosis, caída del cabello por infecciones y piojos.

     La menta calma los dolores dentales. Tiene un efecto refrescante y contrarresta el mal aliento.

     La arcilla blanca contiene oligoelementos que intervienen en la formación y conservación de los dientes. Impide la proliferación bacteriana y microbiana y refuerza las defensas del organismo. Resulta excelente como enjuague bucal.

     La sal marina es usada como medicina natural ante inflamaciones bucales y de garganta. Incrementa la acción de la arcilla.

    Desarrollo

    1. Calentar un vaso con agua en microondas durante 4 minutos (según la potencia del microondas).

    2. Añadir una cucharadita de salvia o tomillo y cubrir durante 15 minutos. 3. Filtrar a través de una gasa la infusión. 4. En un vaso limpio se añaden dos cucharadas de infusión. 5. Se añaden 2 gotas de esencia de menta. 6. Se añade una pizca de sal marina. 7. Se añaden 3 cucharadas de arcilla blanca. 8. Se remueve todo con una espátula fina. 9. Se introduce en un recipiente adecuado y se conserva en frigorífico.

  • LAS CUATRO CÁMARAS DE MI CORAZÓN

    Material

     Cuatro botellas de plástico con tapón de rosca

     Plastilina roja y azul

     Dos embudos de plástico

     Tubo de plástico de 4 mm de diámetro

     Dos pinzas

     Colorante alimentario rojo y azul

     Cinta adhesiva negra

    Procedimiento

    Haz un modelo que bombee de verdad para ver cómo funcionan las cuatro cámaras de tu corazón. Imagínate lo fuerte que tiene que ser este músculo para repetir la acción de bombeo, al menos, 60 veces por minuto.

    1. Haz un agujero pequeño en los cuatro tapones. Corta dos trozos cortos de tubo y mete un extremo en cada tapón. Sella los agujeros alrededor del tubo con plastilina roja y azul.

    2. Corta las botellas 1 y 2. 3. Haz otro agujero más pequeño

    en el costado de las botellas 3 y 4 (A y B). Introduce un trozo largo de tubo (35 cm aprox. cada uno) por ellos. Sella los agujeros con plastilina.

    4. Enrosca los cuatro tapones en las botellas. Usa cinta adhesiva negra para unir las botellas por parejas.

    5. Llena dos jarras de agua e introduce en una colorante azul y en la otra colorante rojo. El agua roja representa la sangre que contiene oxígeno. El agua azul representa la sangre que vuelve al corazón con poco oxígeno.

    6. Pon las pinzas en los tubos que conectan las botellas. Harán el papel de las válvulas del corazón. Éstas son como puertas que se abren sólo en una dirección.

    7. Utilizando los embudos, echa con cuidado el agua roja en la botella del lado rojo. Luego echa el agua azul en el lado azul. Abre las pinzas para dejar que la "sangre" pase por los tubos, y después ciérralas.

    8. Aprieta las botellas de abajo. Esta acción es semejante al bombeo del corazón. Observa lo rápidamente que sube la sangre por los tubos, lista para circular por todo el cuerpo.

  • EXTRACCIÓN DEL ADN DEL TEJIDO EPITELIAL HUMANO

    Material

     Sal común (1,5 g).

     Bicarbonato de sodio (5 g).

     Agua mineral (120 mL).

     Lavavajillas (5 mL).

     Saliva de la boca (2 mL, aproximadamente).

     15 mL de alcohol etílico 96°.

    Fundamento científico

    La saliva arrastra las células del epitelio que recubre las paredes internas de la boca y que se están desprendiendo constantemente. La sal común (NaCl), con esa concentración, es un medio hipertónico que provoca el estallido de las células y los núcleos, quedando libre las fibras de cromatina. El detergente cumple la misión de formar un complejo con las proteínas histonas y separarlas del ADN.

    Desarrollo 1. Cada participante recibe un pequeño frasco de cristal. En él deposita 15 mL de tampón

    frío que ha pipeteado. 2. A continuación escupe unas siete veces en el interior del frasco, teniendo la

    precaución de no haber ingerido alimento alguno en los 15 minutos previos. 3. Mueve ligeramente el frasco para que se mezclen bien. 4. Pipetea 15 mL de alcohol de 96° frío y lo deja caer resbalando por las paredes del

    frasco. En la interfase agua-alcohol se empiezan a visualizar inmediatamente unas fibras blanquecinas que son las moléculas de ADN. Como complemento, se pueden recoger estas fibras con una varilla de cristal y teñirlas con azul de metileno para observarlo al microscopio óptico.

  • FITOCOSMÉTICA CON ALOE VERA

    Material

     Hojas de aloe vera

     Glicerina

     Bisturí

     Placas Petri

    Fundamento

    El aloe es una planta perenne, xerófita, que pertenece a la familia de las Asphodelaceae. Se cultiva en áreas cálidas, tolera muy bien las sequías prolongadas y no sobrevive a temperaturas bajo cero. Existen más de 400 especies, de las cuales una de las más beneficiosas para el ser humano es el Aloe vera, también llamado A. barbadensis Mill. Desde hace 4.000 años la humanidad ha utilizado las múltiples virtudes terapéuticas de esta planta. En la actualidad, es la base de una industria de suplementos dietéticos, productos farmacéuticos y cosméticos, mientras los científicos continúan investigando sobre sus sorprendentes propiedades.

    El parénquima obtenido de una hoja de aloe contiene del 6 al 10 % de agua, yodo, cobre, hierro, cinc, fósforo, sodio, potasio, manganeso, azufre, magnesio, calcio y germanio (que reactiva el sistema inmunológico), aminoácidos, como son la valina, metionina, fenilalanina, lisina y leucina. Contiene vitamina A, B1, B2, B6, B12, C y elevada concentración de azúcares.

    Corte de hoja de aloe, con sus tres partes más importantes. La corteza, que no se suele utilizar para consumo humano, aunque sí para otros usos. La aloína, jugo de color muy oscuro y amargo, llamado también acíbar, que es tóxica en altas dosis y tiene propiedades laxantes. Y el parénquima, que es la parte más útil y que tiene todos los componentes y propiedades que se detallan en el texto

  • Desarrollo

    Extraemos el parénquima, tal y como se muestra en las fotografías, y procedemos al triturado del mismo en frío, obteniendo un gel mucilaginoso (debido a su alta concentración en azúcares) que mezclamos con glicerina en proporciones adecuadas y, de esta manera, obtenemos un jabón de aloe con glicerina.

    Planta de aloe vera

    Este jabón de aloe contiene agentes antisépticos de elevada actividad antimicrobiana, y es un jabón astringente para piel normal a grasa. Alivia muy bien las quemaduras causadas por el sol, los raspones y las picaduras de insectos. Ayuda a restaurar el nivel de pH natural de la piel y estimula el crecimiento de las células de los tejidos. El aloe es utilizado para curar heridas y quemaduras, rejuvenece y suaviza la piel y el cabello, y se muestra muy eficaz en el tratamiento del acné e inflamaciones. Para uso interno, es efectivo contra el estreñimiento, úlcera estomacal, artritis, tensión alta y otras afecciones.

  • ¿HAY CÉLULAS EN TU BOCA? ¿Y EN LA CEBOLLA?

    Material

     Microscopio.

     Portas, cubres y placa de Petri.

     Mechero.

     Azul de metileno y verde de metilo.

     Papel de filtro.

     Pinzas.

    Procedimiento

    LA CEBOLLA

    Separar de un casco de cebolla un trocito de la telilla transparente de la parte interna

    1. Situar la muestra sobre el porta y éste sobre la caja de Petri. Añadir unas gotas de verde de metilo (fig.1). Esperar 5 minutos.

    2. Lavar la preparación sujetando, si es necesario, la muestra con unas pinzas, hasta que no salga más colorante (fig. 2).

    3. Añadir una gota de agua. Poner el cubre y secar la preparación con papel de filtro. 4. Observar al microscopio.

    LA BOCA

    Para obtener la muestra, raspar suavemente el interior del carrillo con la uña (¡respetar la propia piel!).

    1. Extender con el dedo lo recogido sobre un porta ¿Nada? Calentar suavemente sobre la llama moviendo el porta constantemente (fig.3).

    2. Colocar el porta en la placa de Petri y verter sobre él unas gotas de azul de metileno (fig.

View more