benjamín franklin rawson

Download Benjamín Franklin Rawson

Post on 25-Dec-2015

83 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Libro editado por el Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson de San Juan. Una importante investigacin sobre la obra pictorica del artista. Coordinacin e investigacin: Rberto Amigo.

TRANSCRIPT

  • Benjamn Franklin Rawson

  • 2

  • 3

    Benjamn Franklin Rawson

  • 4

    Autoridades Gobierno de San Juan

    Gobernador

    Ing. Jos Luis Gioja

    Vicegobernador

    Dr. Sergio Mauricio Uac

    Ministro de Turismo y Cultura

    D. Dante Ral Elizondo

    Secretaria de Cultura

    Arq. Zulma Virginia Invernizzi

    Dir. Museo Prov. de Bellas Artes Franklin Rawson

    Prof. Virginia Agote

    Museo Provincial de Bellas Artes Franklin RawsonAv. Libertador Gral. San Martn 862 oeste, San Juan, Argentina+54 (264) 4200598 / 420 0470contacto@museofranklinrawson.org / www.museofranklinrawson.org

  • 5

    Indice

    7 Palabras preliminares Ministro de Turismo y Cultura, D. Dante Elizondo Secretaria de Cultura, Arq. Zulma Invernizzi

    11 Benjamn Franklin Rawson, pintura, nombre, destino Virginia Agote 15 Benjamn Franklin Rawson Roberto Amigo

    39 Perfiles

    Retrato de Cirilo Sarmiento y su familia. Unespaciodeinscripcingestual Alberto Snchez Maratta Pg. 41

    Espectros y ruinas en el arte argentino del siglo XIX. EnsayoapropsitodelaInmaculadaConcepcindeFranklinRawson Eduardo Peafort Pg 47 53 Obras

    105 Anexos

    Estudio y Restauracin de la obra de Franklin Rawson Nstor Barrio, Damasia Gallegos y Fernando Marte Pg. 107

    Genealoga de la familia Rawson en Argentina Guillermo Kemel Collado Madcur Pg 113

    Documentacin Pg 122

    129 Crditos

    131 Agradecimientos

    *Lostextostienencopyrightdelosautores.Ningunapartedelostextospuedeserreproducidoenningnmedio

    sinlaautorizacindelMuseoProvincialdeBellasArtesFranklinRawsonolosautores.

  • 6

  • 7

    Franklin Rawson es una exquisita muestra de la integracin de las culturas. Con el estilo depurado del viejo continente, su pincel supo describir a los hombres de su tie-rra, de nuestra tierra. Retrat a sus contemporneos en su ms absoluta cotidianeidad, en su infancia siempre inocente o en el fragor de la lucha -que como la vida y la muer-te- se presenta inevitable. Su Obra, como la de otros grandes, se completa con seres celestiales que quedaron plasmados en sus leos.Franklin Rawson fue la sntesis extraordinaria que todo artista debera tener: talento

    y compromiso. Por esta ltima cualidad lo alcanz el exilio, esa condena tan presente en la agitada historia argentina.A casi doscientos aos de su nacimiento, se entiende acabadamente por qu se lo

    incluy en el movimiento de los precursores. Su pincel refleja la luz potente del sol sanjuanino, y ms todava, su pincel ilumina la pintura. Los ojos de sus personajes no son simples o acertados trazos, l ha logrado que miren, que nos convoquen y nos inquieran. No es intencin hacer un anlisis de su inmensa Obra, bastan unas pinceladas que

    servirn de marco para decir que el Gobierno de la Provincia, prosigue en la firme decisin de rescatar a los artistas de la historia. La muestra: Historias, costumbres, retratos, es una prueba de esa vocacin. Es tambin, un homenaje y una manera de forjar nuestra identidad. Ya lo habamos hecho al denominar al Museo Provincial de Bellas Artes con el

    nombre propio: Franklin Rawson. Y aqu lo de nombre propio recobra ms sentido que nunca. Es de destacar que sin duda este Museo se encuentra entre los ms valiosos de Sudamrica, no slo por su perfil modernsimo, sino por la vida constante que el mismo genera. Es una verdadera usina de arte, una movilizacin constante a los senti-dos, al alma, y al hacer cultural, que siempre se expresa y que en ese espacio ha encon-trado un foro extraordinario. En el rescate de Franklin Rawson nos reencontramos con una parte imprescindible

    del patrimonio cultural de la provincia, y es un eslabn ms que se hace con y para la comunidad de San Juan y el mundo.Desde el Gobierno de la Provincia de San Juan, asumimos este desafo e invitamos a

    recorrer esta Obra, como testimonio de nuestra identidad y de nuestra historia.

    D. Dante ElizondoMinistro de Turismo y Cultura

  • 8

  • 9

    No es tarea sencilla pintar con palabras, el color, la luz y la profundidad de la Obra de Benito Franklin Rawson. No es simple, darle a este texto algo de su luz y su textura. Tal vez, porque los lenguajes sean bien dismiles, pero acaso tambin, porque sus leos son nicos, y como tal, inefables.Realizar esta muestra plstica, es una tarea compleja, ms cuando se quiere comuni-

    car su naturaleza identitaria, porque hay que decirlo, Franklin Rawson no es historia, es parte de nuestra identidad. Su Obra es fundante y representativa de una integracin de mundos bien diversos. Y en definitiva, eso es lo que somos, una confluencia de razas, de historias, de valores, en fin, una exquisita amalgama de culturas.Para nosotros, como representantes del Estado, tambin, fue un gran desafo realizar

    una muestra de este artista insigne, cuyo nombre dio el nombre al Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson. Por cierto esta no es una coincidencia al acaso, es el justo homenaje a un artista plstico que con su pincel fund las bases para lo que vendra.Por eso creemos que una muestra de estas caractersticas, debera expandir el pensa-

    miento y los sentimientos, no slo hacia la historia y la identidad, sino tambin, hacia la imaginacin que siempre es enriquecedora y creadora de nuevas realidades. Esta muestra, como todas las que procura la Secretara de Cultura, no es una mera

    exhibicin, es llamar, es convocar, desde un autor, s, pero ms all de eso, es invitar desde una Obra profunda, decidora que desde aquel tiempo, se proyecta a los tiempos. Buscamos convocar a un nuevo pblico, a ms pblico, y que nadie quede sin entrar

    a este amplio Museo. Y entonces s, desde esa mirada inclusiva, se ayudar a la creacin y a la proyeccin, tanto histrica como esttica. Porque una Obra artstica, ms que un lienzo cubierto bellamente por el color, es el producto de un entorno, de un sentimien-to, de una cultura. Eso es lo que queremos mostrar, la vida cotidiana de entonces, los personajes que

    armaban la trama -que bien podra ser nuestra trama- las luchas polticas encarnizadas, la daga y los destierros, la familia y los ojos del amor.Y en esta ltima expresin encontramos la vida, que circular se repite, que sin apri-

    sionarnos, nos cobija y de nuevo nos reclama. Entonces, esta es la convocatoria, a un encuentro con la vida. Con lo que somos en ella, ya no como individuos, sino como parte de un colectivo cultural y superador.

    Arq. Zulma InvernizziSecretaria de Cultura

  • 10

  • 11

    Benjamn Franklin RawsonPintura, nombre, destino

    Virginia AgoteDirectora Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson

    Cuando Benjamn Franklin Rawson decidi que dedicara su vida a la pintura, nombraba y elega su destino. De alguna manera, tambin estaba nombrando y marcando nuestros destinos. Este Museo, al llevar su nombre, se carga de aquella historia fundamental de la pintura que defini en la segunda mitad del siglo XIX una manera de construir con imgenes desde este lado del mundo. Y por primera vez, se rene en San Juan un importante nmero de obras que se encuentran en diferentes mbitos de nuestro pas, abriendo la posibilidad de comprender, rescatar, poner en valor, investigar y disfrutar su pintura.La muestra Historias, costumbres, retratosLas obras de esta exhibicin nos permiten reconocer un complejo modelo de cons-truccin para un estado nacin: la Argentina que se iba descubriendo a s misma en la medida en que pudo reflexionar sobre su identidad. En ese sentido, estas imgenes pueden ser percibidas como parte de un discurso del que particip activamente Domingo F. Sarmiento, un discurso que lleva en s mismo las reglas de su propio devenir, de su modo de representar mundo y verdad, poltica e imagen, historia y relato. Las escenas costumbristas, muestran ciertas tipologas de inters casi sociolgico, y nos dan a conocer adems el modo en que la sociedad del pas se constituye durante la segunda mitad de siglo.Los retratos realizados por el sanjuanino a lo largo de su vida, revelan mucho ms que la simple imagen representativa: sugieren los sutiles modos de relacin entre los miembros de las familias retratadas, el valor de la mirada en tanto comunicacin puramente visual, las descripciones de objetos como portadores simblicos de poca, clase, sensibilidad. La pintura de gnero histrico fue resuelta por Rawson manejando los diferentes niveles de alegora y verosimilitud, como eficiente artefacto de comunicacin de contenidos socio-polticos. Se pueden rastrear como en Salvamento en la cordillera operan los modelos compositivos de la pintura francesa de primera mitad del siglo XIX, pero tambin deberamos mirar las maneras en que nuestro pintor se distancia de esos modelos. En El asesinato de Maza, resuelto casi enteramente en tonalida-des de rojo, el color transmite elocuentemente la tensin siempre latente entre unitarios y federales.

    Pero qu es la historia de Amrica toda sino una crnica de lo real-maravilloso?Alejo Carpentier, prlogo a El reino de este mundo (1949)

  • 12

  • 13

    Para reunir las obras que forman parte de la exposicin, se realizaron durante ms de un ao labores de rastreo, pedidos en prstamos, convenios, etc. a colecciones pblicas y privadas, puesto que muchos de esos trabajos se encuentran dispersos por el pas. En ese aspecto, cabe expresar nuestro profundo agradecimiento a quienes realizaron aportes de distinta ndole: Gobierno y Autoridades de la provincia por su fe y aliento en este proyecto; la comunidad de San Juan aport valiosos datos sobre obras en colecciones privadas que de otro modo no se podan haber exhibido; profesionales de diversas disciplinas nos brindaron importante apoyo, el personal de distintas reas de nuestro Museo por su infatigable compromiso; el equipo curatorial por s