apunte-discursos economicos (2015) martinetti

Click here to load reader

Post on 10-Nov-2015

3 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Apunte de discursos económicos Marcelo Martinetti

TRANSCRIPT

  • UNIVERSIDAD NACIONAL DE ROSARIO Facultad de Ciencia Poltica y RRII

    Carrera de Comunicacin Social

    Procesos de Modernizacin II 2015

    Apunte de Ctedra

    Ensayo sobre los orgenes de los discursos econmicos

    Prof. Lic. Marcelo Martinetti1

    Contextualizacin inicial y antecedentes

    Las comunidades primitivas fueron bsicamente nmades: no conocan el cultivo de la tierra ni la cra del ganado para la subsistencia, eran cazadores y recolectores, por lo que les resultaba indispensable trasladarse siguiendo las estaciones, las manadas de animales salvajes, etc., para conseguir su sustento alimenticio, pieles para el abrigo y refugio. Puede situarse en la Era Neoltica (o Edad de Piedra, 3.000 aos a.C.) el momento que las comunidades primitivas fueron

    1 Versin preliminar especialmente impresa para el curso 2015 de la carrera Comunicacin,

    de la Facultad de Ciencia Poltica y RRII. Se ruega no citar o reproducir sin autorizacin, excepto a los efectos de la materia.

    sedentarizndose, generalizando la utilizacin de instrumentos para la agricultura y el pastoreo, as como la elaboracin de cermica rudimentaria. En etapas posteriores Edades de Bronce (s XIV a.C.) y de Hierro (s XI a.C.), parecen haber surgido problemas de organizacin y conflictos entre comunidades, ya que las tribus extendieron el uso de dichos metales a la creacin de instrumentos blicos, destinados a la defensa y conquista de nuevas tierras. La sedentarizacin de las comunidades primitivas signific un cambio muy importante desde la perspectiva econmica: fue la base para el surgimiento de la produccin agrcola y la cra de animales, permiti y requiri la radicacin de las poblaciones, incorpor una amplia gama de nuevas actividades que multiplicaron el espectro productivo y la divisin del trabajo, al tiempo que gener un tipo de produccin que era posible almacenar y desplazar en el tiempo su utilizacin y consumo. Las sociedades nmades estaban condenadas a consumir completa e inmediatamente los frutos de la caza y de la pesca, pues eran productos perecederos, y resultaba imposible guardar y transportar la eventual produccin que excediera la subsistencia. Las sociedades sedentarias, por las mejoras en el tipo y tcnicas de produccin, y por el tipo de artculos no-perecederos que elaboran, pueden conservar la produccin, guardarla para pocas de escasez y mantener la produccin excedente por largo tiempo (granos). Surge entonces la posibilidad de generar y conservar excedentes, mediante actividades donde la extensin de

    1

  • tierras y la cantidad de trabajo eran el factor determinante del volumen de excedente posible. Transcurridos esos perodos, y con la ampliacin de poblacin que las nuevas condiciones permitan, fueron conformndose sociedades que trascendieron largamente la dimensin de tribus, requiriendo de una organizacin social ms compleja, desarrollndose los principios de organizaciones econmicas menos rudimentarias, basadas en la explotacin de la tierra, el cultivo, el pastoreo, explotacin fluvial y forestal, algunos minerales, lo que fue mejorando las condiciones generales de vida y expandindose la poblacin. Se crearon los primeros utensillos de madera, de arcilla y luego de metal, que facilitaban las tareas en general, y las actividades productivas en particular. La necesidad de tierras dio origen a la incorporacin de nuevos territorios, la expansin de las comunidades ms fuertes, que subordinaban a las ms dbiles, tomando posesin de territorios, recursos, y a las poblaciones ms vulnerables, esclavizndolas. Se sucedieron organizaciones de tipo imperial, basadas en la expansin territorial y el trabajo esclavo de habitantes de tierras colonizadas, centralizadas en el poder de sectores de la sociedad cuya base de sustentacin jerrquica estaba ligada, en primera instancia, a la descendencia divina, herederos y sucesores de los Dioses, ntimamente ligada a aspectos religiosos y culturales de la comunidad. En segundo lugar, y derivado del anterior, la capacidad de posesin de las tierras conquistadas y sus habitantes (los esclavos), que les

    otorgaban el poder de disponer de los frutos del trabajo rural, y todos sus derivados. Los imperios ms importantes fueron en general conjunto de imperios regionales ms pequeos unificados bajo la hegemona de otro ms poderoso, que dieron lugar a largos perodos de crecimiento, esplendor y agotamiento de las instituciones imperiales. Pueden mencionarse brevemente, a modo de ejemplos, la sucesin de las siguientes organizaciones imperiales: 9 Egipto y la Mesopotamia, donde fructifer una

    organizacin sustentada en la explotacin intensiva de la tierra y acompaada por una frrea estructuracin poltica centralizada, con eje en el Faran;

    9 El Imperio Griego y los Fenicios, constituidos por ciudades-puerto como Tiro, Sidn, Biblos, Rodas, Odesa y Palermo, por ejemplo, donde la actividad agrcola serva de apoyatura al comercio martimo e intercambios interregionales, como principales actividades; y

    9 El Imperio Romano de Occidente, que bas su impresionante expansin en la compatibilizacin y potenciacin de las actividades productivas rural, la tierra, y las redes comerciales de ultramar.

    En todos los casos debe mencionarse la imponente fortaleza militar que desplegaron, como forma de defender, consolidar y extender su podero; al tiempo que se caracterizaban por la construccin de formidables monumentos, panteones y altares que, desde la perspectiva econmico-poltica, seguramente contribuan a respaldar la posicin de liderazgo

    2

  • y preeminencia poltica de los emperadores Estas caractersticas pueden interpretarse como destinos especficos del excedente tendientes a fortalecer y proyectar en el tiempo la figura de la dirigencia poltica. Pero tambin se construyeron caminos, canales, puentes y acueductos, que evidentemente tenan por finalidad la de integrar regiones a las respectivas reas de influencia imperial, as como la de facilitar y asegurar el transporte de ejrcitos y mercaderas desde lejanas provincias imperiales al epicentro poltico correspondiente. Dentro del Imperio Griego se destacaron eminentes pensadores, filsofos y polticos que abordaron a veces cuestiones econmicas:

    Platn (Atenas, 427 347 a.C.), que se preocup por la planificacin de un Estado ideal en el que se evitaran instituciones decadentes y se superaran las injusticias existentes,

    Aristteles (Estagira, Macedonia, 384 322 a.C.), que desarroll las principales ideas sobre el Estado, discuti sobre la usura y la remuneracin del trabajo, el valor, el intercambio, la adquisicin y formacin de la riqueza, etc.

    Jenofonete (Atenas, 431 354 a.C.), que escribi ensayos sobre agricultura e impuestos, preocupado por Las formas de aumentar los ingresos de Atenas, como se llam su obra principal, del 355 a.C.

    En Roma se destacaron juristas que, ms dedicados a cuestiones del derecho, abordaron aspectos econmicos de su sociedad, como:

    Catn (Tusculum, 234 149 a.C.), de origen plebeyo y agricultor, condenaba las grandes propiedades agrcolas y propona nuevos criterios de distribucin de las tierras;

    Varrn (Roma, 116 55 a.C.), propuso el retorno a los campos para evitar el empobrecimiento de las masas y del estado;

    Columella (4 70 d.C.) y ms adelante Paladio (s. IV), escritores y agrnomos romanos ambos, se preocuparon por la decadencia de la actividad agrcola y recomendaban la diversificacin productiva.

    Pero las observaciones de estos autores en el campo econmico fueron ms un conjunto de reglas de moral prctica y consejos polticos a los emperadores que un ordenamiento cientfico para el estudio de los asuntos econmicos de la poca. Si bien dedicaron extensas porciones de su obra a temas puramente econmicos, ninguno de estos filsofos-polticos pretendieron buscar los nexos y articulaciones entre las diferentes facetas econmicas de la realidad que analizaron, ni mucho menos tuvieron como objeto hacer de ellos una disciplina de estudio especfica. Consideraban la actividad econmica como uno de los aspectos de la sociedad, subordinados a las cuestiones tico-morales y polticas de la sociedad. Es interesante observar que durante los ltimos siglos del Imperio Romano surge el Cristianismo como movimiento religioso, sentando las bases de una percepcin novedosa y diferenciada del universo, que tendr profunda influencia en el

    3

  • pensamiento sucesivo. Los apstoles del Cristianismo ya haban forjado las bases del pensamiento eclesistico en los s. II, III y IV, dando lugar al movimiento monstico (los monasterios como ejes de la sociedad, esencialmente dedicados al ascetismo y subsistencia). Durante el s. V irrumpen las hordas brbaras en el Occidente europeo, derrumbndose el Imperio Romano de Occidente, dando lugar al advenimiento de la Edad Media, en que la sociedad europea se organizar de manera feudal. Esta etapa es considerada como una impasse en el desarrollo de la sociedad y las ideas, dentro de las cuales las expresiones culturales y el pensamiento econmico no fueron excepcin. Se generaliz la idea surgida de los renacentistas posteriores, que sostena que el lapso entre la antigedad clsica (hasta Roma) y el renacimiento del s. XI en adelante, fue una etapa oscura y sin brillo, una interrupcin del progreso humano. Y si bien es cierto que entre los s. V y VIII predomin una civilizacin cristiana y brbara, que despreciaba las fuentes greco-romanas de origen pagano, estas ideas permanecieron y reverdecieron con el Imperio Renacentista Carolingio, permitiendo un avance intelectual y artstico del Occidente cristiano que sentaron las bases de la cultura moderna. Paralelamente, quizs en relacin con las ideas de letargo prevalecientes en la Europa, durante el s. VII en adelante se expande el movimiento mahometano, el Islamismo, desde Medio Oriente, por el