Antologia sexto

Download Antologia sexto

Post on 23-Jun-2015

5.267 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

LECTURAS

TRANSCRIPT

<ul><li> 1. La antologa de lecturas Leemos mejor da a da. Sexto grado, fue elaborada en la Coordinacin Sectorial deEducacin Primaria.Luis Ignacio Snchez GmezAdministrador Federal de Servicios Educativos en el DF Antonio vila Daz Director General de Operacin de Servicios EducativosGermn Cervantes Ayala Coordinacin Sectorial de Educacin PrimariaCoordinacin del proyecto: Felipe Garrido Academia Mexicana de la Lengua Laura Nakamura AburtoSeleccin de textos: Laura Nakamura Aburto Claudia Regina Gmez Rodrguez Mara del Refugio Camacho Orozco Mara Baslidis Hernndez Lugo Sofa Valdez Martnez Roco Rodrguez Zamora Amrica Martnez Frausto Luz Mara Tapia Snchez Javier Vargas Centeno Jorge Prez Snchez Fernando Alcocer AstudilloLa mayora de los textos reunidos en esta antologa proceden de los libros que se hallan en las bibliotecasescolares y de aula. La lectura que se hace al inicio de cada jornada escolar es una invitacin para que losalumnos y los maestros busquen el libro y lo lean completo.</li></ul><p> 2. LEEMOS MEJOR DA A DA PRESENTACINLeer de a de veras es una tarea que ocupatoda la vida; siempre es posible ser un mejor lector. Felipe GarridoLa lectura es el instrumento esencial para la mayor parte de los aprendizajes que ofrecenla escuela y la vida. La lectura es la entrada a la cultura escrita, y sobre la cultura escrita seha levantado nuestro mundo. Leyendo podemos aprender cualquier disciplina y abrirnosmltiples oportunidades de desarrollo, lo mismo personal que comunitario. Una poblacinlectora es una poblacin con mayores recursos para organizarse y ser productiva.La aspiracin es que la escuela forme lectores que lean por voluntad propia;personas que descubran que la lectura es una parte importante de su vida y que, a travsde la lectura, desarrollen el pensamiento abstracto, la actitud crtica y la capacidad deimaginar lo que no existe tan til en la poltica, el comercio y los negocios como en lamedicina, las comunicaciones y la poesa. Personas capacitadas para ser mejoresestudiantes, pues sabemos que, en general, el fracaso o el xito escolares tienen unarelacin directa con las capacidades lectoras de cada alumno.Por todo lo anterior, la Administracin Federal de Servicios Educativos en elDistrito Federal ha puesto en marcha el programa Leemos mejor da a da. El propsitode este programa es impulsar el desarrollo de las competencias comunicativas de losalumnos, de manera enftica en la lectura y la escritura. Para ello se proponen seisacciones: 1. Lectura de los maestros ante el grupo como la primera actividad del da. En voz alta, que sirva de modelo, que muestre al grupo cmo se lee, cmo se da sentido y significado a un texto.SEXTO GRADO 3. 2. Veinte minutos de lectura individual o coral tres das a la semana. 3. Veinte minutos de escritura libre dos da a la semana. 4. Publicacin en cada saln, escuela y zona escolar de los avances mensuales en velocidad de lectura. Comunicacin bimestral a padres de familia en los das de firma de boleta. 5. Veinte minutos de lectura en voz alta en casa. Los padres de familia certifican con su firma que sus hijos leyeron da a da 20 minutos en casa. 6. Consejos tcnicos centrados en la mejora de la competencia lectora.La primera accin es la lectura de los maestros ante el grupo como actividad con laque se inicia el da. Se propone que el maestro inicie la jornada escolar con una brevelectura. Es sabido que una de las ms eficaces y sencillas maneras de acercar a los nios y a los adultos a la lectura es leyndoles en voz alta, compartiendo con ellos toda clasede textos, lo mismo literatura que divulgacin cientfica, historia, tradicin; la lectura envoz alta, adems, es el mejor modelo para que el alumno vaya descubriendo cmo se lee,cmo se le da sentido y significado a un texto.Para que esta lectura diaria cumpla con su propsito debe ser variada; de temas,tonos, atmsferas y climas diferentes; provocar risa un da, y al siguiente nostalgia, ocuriosidad, o reflexin, o asombro, de manera que despierte en los nios el deseo deseguir leyendo y la conviccin de que en los libros puede encontrarse la sorprendentevariedad del universo y la vida.Con la publicacin de esta antologa se pretende que el maestro cuente con untexto para leer a sus alumnos cada da del ciclo escolar. Los textos reunidos secaracterizan por su variedad de temas y gneros, as como por su atencin a los valores la educacin no se constrie a la informacin que reciban los alumnos; requiere trabajaren la formacin de su carcter y sus actitudes.La mayora de los textos seleccionados proceden de los libros que se hallan en lasbibliotecas escolares y de aula. La intencin es que sea ms fcil que los alumnos y losmaestros respondan a la invitacin a la lectura que es cada uno de los textos que da trasda lea el maestro. Los fragmentos que se leen al comenzar el da deben propiciar que los 4. LEEMOS MEJOR DA A DAalumnos y los maestros busquen el libro, lo lean completo y luego pasen a otro... ovuelvan a leer el primero.La extensin de los textos est calculada para que su lectura, ms los comentariosdel maestro para iniciar y para concluir la actividad, no lleven ms de tres o cuatrominutos, y que la lectura que se haga sea eso: una manera amable, interesante, intrigante,conmovedora de comenzar el da; una lectura en voz alta que abra la jornada escolar.Algunos de los textos llevan, en cursivas, comentarios o informaciones para abrir ycerrar la lectura. La intencin es que sirvan de modelo a los maestros, no que seanseguidos al pie de la letra. Lo importante es recordar que conviene decir unas cuantaspalabras antes de comenzar a leer: para preparar el ambiente, decir lo que significa algunapalabra rara, informar dnde se encuentra una ciudad o quin es un personaje, o cualquierotra cosa que permita a los alumnos entender bien el texto no entender lo que se lee esla razn ms frecuente para aborrecerlo; la comprensin es la meta ms importante de lalectura.Igualmente, hace falta, al terminar la lectura, plantear alguna cuestin que gue lacuriosidad o la capacidad de reflexin de los alumnos, que les permita vincular lo que hanescuchado con lo que viven dentro y fuera de la escuela.La mayor parte de los textos han sido retocados: para aclimatar el lxico y lasintaxis a los usos del espaol de Mxico y para ajustar su extensin al tiempo previstopara la actividad.Algunas lecturas son breves, el propsito es que en ellas haya ms tiempo parainteractuar con los alumnos. Si se estn leyendo adivinanzas o trabalenguas, har falta quelos alumnos intenten adivinar las respuestas o repetir los trabalenguas.La aspiracin es que todos los das, maestros y alumnos del Distrito Federalcompartan y disfruten este momento de lectura, que favorezca la creacin de un ambientede lectura y de complicidad alrededor de los textos.Un equipo de docentes de las diferentes direcciones operativas del Distrito Federalse form para elegir los textos. Su experiencia como maestros, su conocimiento de losalumnos en las diversas etapas de su desarrollo, su sensibilidad como lectores se haSEXTO GRADO 5. aprovechado para integrar las lecturas. La coordinacin de este trabajo estuvo a cargo delmaestro Felipe Garrido, quien con su larga trayectoria y experiencia como formador delectores ha brindado acompaamiento y asesora a este equipo en la tarea de seleccin yen la preparacin de los materiales.Ahora que esta antologa llega a manos de los maestros, tenemos la oportunidad deque todos los que quieran participen: pueden solicitar el cambio de una lectura por otra;pedir que alguna sea suprimida; resaltar las virtudes o las ventajas de algunas; solicitar lainclusin de ilustraciones y materiales que no estn en el libro que se ha tomado, comomapas, cuadros, fotos Entre todos, iremos haciendo de esta antologa un acompaanteirreemplazable de cada uno de nuestros das de clases.La intencin de la antologa es facilitar las lecturas. Pero los docentes puedensustituir algunos de estos textos por otros que ellos prefieran.Lo importante es entender y disfrutar cada lectura. Conviene leer, y hasta ensayar,cada da lo que se leer al da siguiente. Conviene leer los libros de donde se han tomadolos fragmentos. Conviene leer otros libros, por lo que aprendamos en ellos y por elinters, por el gusto de leerlos. 6. LEEMOS MEJOR DA A DA1. NuecesA quin no le gustan las nueces? Pero, qu lata pelarlas! Y, por supuesto, al Diablo le da flojera tener quepelarlas. As que un da tuvo una idea. Vean ustedes lo que se le ocurri.Un da el Diablo estaba sentado en su trono comiendo las nueces deuna enorme bolsa y, como de costumbre, se quejaba de lo fastidiosoque era partir las cscaras, cuando de repente se le ocurri una idea. La mejor forma de comer nueces pens es engaar a alguienpara que las parta por ti. As que cogi una perla de su tesoro y con un cuchillo muy afiladoabri la siguiente nuez, teniendo mucho cuidado de no estropear la cscara. Luego puso laperla adentro y cerr la cscara de nuevo. Ahora todo lo que tengo que hacer dijo es dar esta nuez a alguna personaambiciosa. Cuando encuentre la perla insistir en abrir todas las nueces para buscar ms yhar el trabajo por m. As que, disfrazado de anciano, subi al mundo, con su cascanueces y la bolsa con lanuez falsa encima de las dems. Despus se sent a esperar a un lado del camino. Muypronto acert a pasar por all una campesina. Oiga, seora dijo el Diablo, quiere usted una nuez? La campesina lo mir sagazmente, y al momento sospech; pero sin demostrar sussospechas, le contest amablemente. Muy bien dijo, por qu no?La mujer parti la nuez, comi la fruta, tir la cscara sin decir ni una sola palabra ysigui su camino.Qu cosa ms rara! dijo el Diablo, frunciendo el ceo. O se ha tragado la perlao le he dado la nuez equivocada.Sac otras tres nueces entre las que estaban arriba, las parti y se comi la fruta,pero no encontr ninguna perla. Abri y comi cuatro ms, pero la perla no apareci. As sigui toda la tarde, hasta que hubo abierto todas las nueces y hubo ensuciado elcamino con las cscaras. Pero no encontr la perla. As que se dijo a s mismo: SEXTO GRADO 7. Bien, se acab. Se la ha tragado. No quedaba nada que hacer sino volver al infierno. Senta un terrible dolor de estmago por haber comido tantas nueces y estaba de tanmal genio que el disgusto le dur una semana. Mientras tanto la campesina fue al mercado, sac la perla de debajo de la lengua, queera donde la haba guardado, y la cambi por dos nabos y un frasco de mantequilla. No todos somos ambiciosos, aunque el Diablo no lo sepa. Muy listo el Diablo, verdad? Pero ms lista la campesina. Natalie Babbitt, Nueces en Cuentos del pobre diablo. Mxico, SEP-Macmillan, 2003.2. No hay un alma, mi general!Hoy vamos a leer la historia de los uniformes que llevan los soldados. La palabra puntillas significa aquencajes. Fjense bien, porque esa palabra va a aparecer en seguida.Hace mucho tiempo, los nicos soldados que tenan uniforme eran los guardias de lospalacios y los que escoltaban a personas importantes. Tal vez viste en alguna pelcula cmoeran: de colores brillantes, con adornos dorados o plateados, conpuntillas. El resto de los soldados, que eran muchos ms, se ponancualquier cosa. A medida que los ejrcitos se fueron formando, los pasescomenzaron a fabricar la ropa para sus soldados. La idea de vestir a todosigual fue solo para simplificar las cosas: se compraban las telas, se lasmandaban a cortar, coser y adornar y listo el uniforme! Aunque estaban todos iguales, los trajes que usaban los soldados no tenan nada quepermitiera reconocer de qu pas eran. Por eso, a medida que pas el tiempo, cada pasles agreg a sus uniformes adornos y detalles especiales: los italianos se ponan unoscascos con plumas, los polacos usaban zapatos muy puntiagudos, y los escoceses vestanfaldas (s faldas!). 8. LEEMOS MEJOR DA A DA Obviamente, este decorado era carsimo y, por supuesto, tremendamente incmodo.Te imaginas a un soldado huyendo del enemigo tratando de que no se le caiga el cascocon plumas? Te das una idea de lo que debe ser trepar una montaa con botitas conpunta? Y andar con faldita por la nieve? Hace unos cien aos, los modistos militares empezaron a disear uniformes con unaidea distinta: que fueran cmodos, prcticos, baratos y duraderos. Un tiempo despus, cuando se desat una guerra terrible en la que pelearon unmontn de pases, a los franceses se les ocurri algo ms: vestirse con los colores de latierra y de las plantas, para que sus enemigos no pudieran descubrirlos fcilmente. Yocultaron sus armas y sus campamentos con plantas y telas de los mismos colores, paraque no los vieran desde el aire. En poco tiempo, todos los pases copiaron el camuflaje de los franceses, yabandonaron definitivamente los uniformes vistosos y decorados. A propsito, sabes por qu se llama camuflaje? Porque, en francs, camoufler significadisfrazar.Qu les parece? Han visto cmo son ahora los uniformes que llevan los soldados? Y los policas? Quinse ha fijado? Qu llevan? Las armas han cambiado mucho, y los uniformes tambin. Carla Baredes et al., No hay un alma, mi general! en Por qu se ray la cebra? Mxico, SEP-Cordillera, 2005.3. Bajo un cielo extraoCmo se sentiran si un da, en un lugar que conocen bien, al pasar por una puerta entraran a un sitiodonde nunca han estado? Pues un da, eso fue lo que le pas a Scott. Escuchen.En el momento en que Scott abri la puerta, sinti que no entraba a una sala de estudiosino a algo mucho ms amplio. Sinti una brisa fresca. Esto era tan grato que avanz sinpensar, y la puerta se cerr de golpe tras l. Sobresaltado, busc a tientas el apagador. Nohaba ninguno. De hecho, no haba pared, ni puerta.Parpadeando, Scott dio una vuelta completa. Estaba, segn todas las apariencias, enuna pradera, en la oscuridad. En el cielo colgaba una media luna. Por costumbre, trat de SEXTO GRADO 9. encontrar a Orin entre las estrellas, pero no pudo. Tampoco haba rastro de Casiopea,ni de las Osas. Desconcertado, incluso un poco alarmado, dio otra vuelta.Sacudi la cabeza, aturdido. Tena que haber alguna explicacin. Tal vez habasufrido una laguna mental entre el instante en que entr a la sala y este momento. Peroeso no explicaba lo de las estrellas. El nico modo de que fueran diferentes era si, dealguna forma, hubiera ido a parar al hemisferio sur. Algo muy improbable. Traa puesta lamisma ropa, y segua cargando su mochila.Mir su reloj. Marcaba las 4:47; haba llegado a la biblioteca cerca de las 4:30.Presion el botn de la fecha: mayo 3. La misma fecha. Tena que haber alguna explicacin.Entonces, vio la luz. Un resplandor, a cientos de metros, a la altura de unbosquecillo. Bueno, donde haba una luz, por fuerza haba gente, y ellos le podran decirdnde estaba. Scott se dirigi hacia all.La fuente de luz result ser una cabaa construida con lo que pareca, en laoscuridad, adobe y ramas. Acercndose a la puerta, un tosco marco hecho de leospartidos a la mitad, toc unas cuantas veces, raspndose los nudillos con la corteza todavaadherida a la madera.No hubo respuesta ni movimiento alguno en el interior. Recogi un palo y golpecon ms fuerza. Sigui...</p>