ano li .. marzo. abril i 992- panamá, rep. de las teorias de la escuela liberal clásica, vigente...

Download ANO LI .. MARZO. ABRIL i 992- Panamá, Rep. de las teorias de la escuela liberal clásica, vigente durate…

Post on 28-Sep-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • ANO LI .. MARZO. ABRIL i 992- Panam, Rep. de Panam

    Riw.taeuiltufal

    ,ti.f.No. 388

    LOTERIA NACIONAL DE BENEFICENCIADIRbCCION DE DESARROLLO SOCIAL Y CULrl.lRAL

    DEPARIAMENTO CULTURAL

    1

  • /' ,PUBLlCACION BIMESTRAL DE LA

    LOTERIA NACIONAL DE BENEFICENCIA

    DIRECTOR:

    SUB-DIRECTOR:

    DIRECCION DE DESARROLLO

    SOCIAl" Y CULTURAL:

    EDITOR:

    ASISTENT DEL EDITOR:CONSEJO EDITORIAL:

    CORRECTOR DE PRUEBA:

    Dr. Luis Guilemio Casco Aras

    Jos Domingo De La Rosa

    Prof: Ela L De Tulipano

    Dr. Javier A. Comcllys

    Olmedo E. Salinas J.

    Dr. Alberto Osorio

    Prot. Carlos de Diego

    Dr. Franz Garda de Paredes

    Prot. Milla de Rodnguez

    ! Derecho de utor:

    LOTERIA NACIONAL DE BENEFICENCIA - 1992

    Prohibida ia reproduccin total o parcialsin autorizacin de la Lotera Nacionalde Beneficencia

    DISTRIBUCION GRATUITA

    EDlCION: 10,000 ejemplares

    '- ..2

  • La Revista Lotena se reserva el derecho de publicar o rechar cualquierarculo que provenga de los colaboradores; fudamentalmente de aquelIosno solicitados. Por otra pare se les informa a los interesados que los

    articu10s que enven para su publicacin deben ser inditos. SI' dejaconstancia adems, que los artculos y matena1 Iitemno que se publiquenen esta revista, slo reflejan la opinin de los autores y no necesariamenteel criteno de la institucin.

    ri, Editor

    3

  • INDICE

    Pgina

    Criminalidad y Abuso de PoderEl caso Art:erttino (1976-1983)

    !:'dwin Alvare?: ........................................ P... ... .... ...... ..... __........... 5

    El Congreso Anfctionico de /826 como contribucin deAmrica al Derecho Tnternacional

    AnhaL Tlueca Sibauste........ ........................................................ 34

    Consideraciones para la evaluacin de losestudiantes en la ensnianza superior

    Nivia Campos Flores........ _.......... ....... ..... ........... ....................... 48

    l 11 Poltica del Buenvecno y LatinoamericaPantalen Garci _"................................................ _.. .................. 62

    Cuadros de Palahra

    Pedro Correa Vsquez ............................................................... 78

    El Mito y su influencia en la sociedad actualRuhy Cecilia Gonzlez De Guebara ............................................ 85

    Plan de Sorteo Dominical........... .................. ........................ -. ........... 93

    Plan de Sorteo Intermedio ...................................................'............. 94

    Premios - Sorteos Dominicales e Intermedios .................................... 95

    E 1 Gordito deL /.xJiaco ................... P................................................. 96

    4

  • CRIMINALIDAD Y ABUSO DE PODER.

    EL CASO ARGENTINO (1976 - 1983),

    l:li\vIN 1\. YI\KLI.

    MARCO CONCEPTlJAL.

    La cone1acin entre cnminalidad y abuso de poder ha "idii unaconstante histnca muy evidente, aunquc la mas dt: .,.:- veee\:~,nnr;ida:especialrnellte poi quicnes embnagados por el inllu iO di'! i).irildlF~lnaetimolgico de la ciimino10ga positivista, se han prui, Lll.lid" "ia',' p01 elavance de las tC(:nicas jurdicas y de las teorias causale:,. que de: ,nalisi:. de

    la cnminalidad 'r del poder como fenomeno de clara Ilrn,;,!!,,; :'I.'I,IOpoiitKd_

    La falta de preocupacin por el estudio de la ,riilina1k),ld pr:"'...:ni\:'ntt'del abuso del poder no obedece a tactores o circunsl-a", ,,'o am,.altS, pucs,adems de la" razones antes citaas, es de anotar que lamtilCl! ('sto ha sidoprovocado pOi la extremada subordinacin de la crimnologld ,t ;0:', dictadosregmenes dictatoriales que usuran o han usurpado CI iiodei ,'11 a mayol1ade los Estados latinoamericanos (lo que ha llevado al ,~Xli'llh, ,Ic imponer "ii-disc\.m;o crinlOnolgico oficialj y a la infundada \H~t'IH;,1 de;, qlH'

    criminalidad slo se circunscribe a la de carcter \:onvenuoiwl o legal \ m.,comprende la no convencionaL.

    La segunda mita del presente siglo ha estado i.:ara.terizada pin la granproliferacln de actos reprochables como el terronsmo, a t,miiia humana, ladesaparicion trzada de personas, la conculcacin de los derechos hunianospor parte de las casta" pretorianas que han irmpido violentamenle en eleJercicio del poder poltico; poniendo de esa manera en ('VdellUal;i clara y

    profunda conexlOn que existe entre los fenmenos SOClOpl1liticm, que aquiestudiamos. Por ello se hace imprescindible que para comprender con

    precision d contenido de ambas expresiones, den(TO de la perspectiva deanlisis que hemos adoptado. se trate de hacer algunas precisiones

    conceptuales sobre criminalidad y poder.

    5

  • CRIMINALIDAD

    Seala muy acertdamente el profesor Lpez Rey que "lo que se haentendido por cnnunadad ha sido, y es frecuente an oscurecido,cuado no suplantado, por otros conceptos que a ms de reducirconsderablemente el capo de conocinuento de la criDnologa, hacontrbuido macadamente a su presnte decdencia". (1)

    En la historia del desarollo del pensamiento criminolgico, pocemosdecir en forma sintetizada, que han surgido tres enfoques distintos decriminalidad. Cada uno de ellos est definido en razn de los postuladostericos e ipeolgicos que predominan en el saber criminolgico y en la

    parcular coyuntura sociopoltica e histrica que le ha dado origen. As enla llamada crminologa tradicional que se nutr de la fiosofia y de la

    psicologa del positivismo naturalista (que predomin desde fines del sigloanterior hasta las primeras dcadas del presente), la criminalidad esconsiderada una patologa. En consecuencia, para discriminar entre unsujeto "cnn" y uno "norma" conforme a este planteamiento, hay que

    atender sus caracteres biolgicos y qumicos.

    Por su pare, la criminologa liberal (2) que encuentra apoyo en la"teoras sociolgicas de la criinalidad (que se desarollan a parir de los

    aos anglosajona, como distintivo de las teoras de la treinta en el mbitogeogrfico anglosajn, en especial en los Estaos Unidos), sostiene que lacrmialidad "es un status soial que caactenz al individuo solo cuadole es adjudicao con xito la etiqueta de desiado o de cnn porinia que detenta el poer de deficin". (3)

    A diferencia de la crimiologa positiva que eoncibe la criminalidad

    como una "cuadad objetiva, ontolgica de comportaDentos y deindividuos"; la liberal o criminal (en especial desde la perspectiva del

    interaccionimo simblico o del "labellng approh") pare negndole la

    (1) WPFZ REY (Manuel), CriminoIoga, Madric;, Biblioteca Jundica AguiIar, 1 a. edicin, Tomo111978, p. 5.

    (2) El significad del trmo liberal aqu empleado no debe confudirse con el que teman dentr

    las teorias de la escuela liberal clsica, vigente durate el siglo xix, pus aqu responde a lapaicular acepcin que aduiri en la cultura anglosajona, como distintivo de las teonas de lasociologa criminal que dentr del pesamiento burgus contemponeo se caraterizan por suposicin racionalista, trsfonndora y en general, progrsista.

    (3) BARAllA (AIessadro), PoIitlca Criminal y Reforma del Dereho Penal, Tra. de RobertoBargalIi, Bogot, Editorial Temis, 1982, p. 35.

    6

  • cualidad supraindicada al defnirla como "un estatus soia que es atribuidoa travs de process (informaes)" formaes) de defiiucin y mecaIsmos(informaes y formales) de reaccin" (4) o como seala Ber~alilacridad es un "estado atribuido a ciertos individuos por par deaqueUos que posen el poer de crear y aplicar la ley penal, segnmecsmos de seleccin sobre los que inciden fudamentamente laestratificacin y el antaonimo de los grupos soiales" (5)

    Con esta posicin se pone de manifiesto que para desentraar el contenidode lo que configura la criminalidad hay que acudir al examen de los procesosde criminalizacin; (6) pues al establecerse mediante este proceso los

    parmetns jundicos penales que sirven de entrada al efectivo etiquetarni~ntodel sujeto como criminal, se nos est dando un indicador de la criminalidad.

    Desde esta visual es claro que lo que condiciona u deterrnina el procesode criminalizacin, repercute en igual forma e intensidad en la criminalidad.Hay un paralelismo y una relacin de causa a efecto entre cnmina!izacin ycriminalidad. Sin la primera no deviene la segunda.

    La perspectiva sociolgica pareciera entonces considerar slo comocriminalidad la convencional y negar tal carcter a la denominada noconvencional; (7) postura criticable a todas luces, pues es ah donde se poneen ms evidencia el ejercicio ciiminal del poder por abuso del mismo envirtud de la garanta de impunidad de que goza.

    Finalmente, las correntes del pensamiento crimonologio y sociolgicocontemporneo que se agrupan bajo la denominaCln de la Nueva

    Criminologa o Ciiminologa Cntica, al cuestionar desde su inicio la forrlla

    (4) BARAllA (Alessandro), Criminologa, Critica y Critica del Den.""ho PenaL. Traduccin deAlvaro Bnster, Mxico, Ediciones Siglo Veintiuno, 1986, p. 121.

    (5) BERGALLI (Roberto), Critica a la Crimonologia, Bogot, Ediiorial Tcmis, I W12, p. i 77.

    (6) Sobre los proceso de crimiiallzacn vase en la Revisll de Ciencias Jurdicas, N 54. ti. cC.R. y Colegio de Abogados, Sept- Dec, 1985, de Daniel Gadea el artculo "El PI"Ol,es deCriminalizaein.. pp. 1I a 26.

    (7) "Por criminalidad convencional se entiende aquella que se da en toda la S(,dedad como

    consuencia de un convenir expre a tctico, sen se orgiUizados los mecanismos de

    poer, que se manifesta en la formulacin de lo criminal, A diferencia en la "noconvencional" el procedimiento en su formulacin es a menudo alterado.l el papel

    corresponde a Iii diferencias actuaciomlento del sistema penal' LOlEZ REY, Op, cn..

    7

  • de definir el objeto y los trminos del discurso criminal, (8) nos pone eneviden