Andar Extremo 8 A

Download Andar Extremo 8 A

Post on 13-Sep-2015

24 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista Andar Extremo 8 A

TRANSCRIPT

<ul><li><p>r e de A desC uc los ns aTrave a a Cab llo</p><p>2010 Distribucin gratuita</p><p>Ediciones Andares</p><p>Edicin Bimestral Ao 3</p></li><li><p>l nico argentino y uno de los ms destacados pilotos del mundo del parapente a nivel internacional, </p><p>dedica la mayor parte de su vida a volar. Libre por el aire, surfeando el viento, de un lugar a otro del mundo, de una a otra de las compe-tencias del circuito de la Comisin International de Vuelo Libre. Y cuando descansa a volar otra vez! Y as transcu-rren los das de Hernn Pitocco, que ocupa el primer puesto del ranking mundial de la especialidad. </p><p>Cuando Hernn no est en alguna de las localidades europeas donde se disputan las fechas de la Copa del Mundo de Parapente, entre mayo y agosto, o alguna competencia de Cross Country hasta completar unos 12 torneos en su calendario anual, vuela en los alrededores de La Cumbre, una tranquila localidad serrana del centro de la Argentina, su tierra natal. A veces son muchos meses fuera de casa, lejos de los amigos y familia, pero es muy importante enfocarte en lo que ests viviendo en ese momento, entrenar y competir, explica.</p><p>Este ao, sin embargo, ser an ms exigente: la incorporacin a la competencia de algunas maniobras hasta ahora vedadas por cuestiones de seguridad plantea nuevos e importantes desafos a la tribu de los mejores pilotos del mundo, de la que Hernn es parte desde hace varias temporadas. Las nuevas maniobras sumadas al reglamento otorgarn adems puntajes ms alto.</p><p>Cuando no compite en realidad, tampoco hace otra cosa que volar. Aunque en ese caso donde ha encontrado su lugar en el mundo: La Cumbre. Ya haba volado un poco en otros lugares de mi pas, como Mendoza o La Rioja, pero La Cumbre me mostr otras posibilida-des explica. Y no fue difcil darme cuenta de que era el lugar con mejor nivel de pilotos en toda Argentina y que all podra aprender mucho. Cuando estoy en La Cumbre paso los das enteros volando, tratando de entender el </p><p>funcionamiento del viento en las montaas, principios de sustentacin y cosas as y aprovecho cada momento. Cuando viva en Buenos Aires slo pensaba en volver a ese lugar.</p><p>En realidad, un par de dcadas atrs, Hernn Pitocco era un nio como cualquiera que se criaba en Buenos Aires. Excepto, quiz, por su intenso deseo de volar. Como muchos nios, se entretena armado planeadores a escala, pero a los 12 ya haba construido su propio avin a radiocontrol. Hasta que, dueo de una poderosa voluntad, pronto decidi que no se quedara slo con los sueos. Y un buen da decidi arrojarse del tejado de su propia casa, armado slo de un paraguas!!!! </p><p>Parece que la experiencia, milagrosamen-te, no tuvo mayores consecuencias. A los 16 aos el joven Pitocco haca su vuelo de bautismo en parapente, sobre los verdes llanos de Buenos Aires. La sensacin de estar colgado a 500 m del suelo fue increble recuerda: nunca haba experimentado algo as, jams haba visto la tierra desde tal altura, ni me haba desplazado con tanta libertad</p><p>Hoy en da huye en cuanto puede a su casa en medio de las sierras cordobesas. A quince minutos hacia el Este se encuentran el pueblo y el aeroclub, y a igual distancia hacia el Oeste se encuentra el paraje Cuchi Corral, donde acostumbran despegar los cultores locales del parapente y el aladelta. </p><p>La competencia a veces es agotadora, y si de alguna manera no es lo que ms se disfruta hasta que por ah llegas al podio, tambin es sper importante: te mantiene en un nivel muy alto, que no lograras si solamente volaras por volar, te da objetivos. Y esos mismos objetivos son los que te hacen disfrutar mucho ms cada vuelo. Adems, la competencia te permite, simplemente, viajar por el mundo, descubrir y ver desde las alturas lugares que de otra forma no podras ni siquiera imaginar </p><p>E</p><p>especial</p><p>Hernn Pitocco es el nico argentino que hace parapente acrobtico. Su historia en el aire.</p><p>Desde el Tejado y conUn paraguas!</p></li><li><p>STAFF</p><p>Director / PropietarioMarcos Ferrer</p><p>Participaron de esta edicinTeresita Regueiro Marcelo Gargiulo Marcos Ferrer Adrin Snchez Alejandra Cravero Guillermo TulaSebastin Cerrato Marcelo ScanuRodrigo P. Flores Natalia Bustamante Marcelo Veloso Eleonora Pea Daniel Chicho Ercoli Mara Eugenia LisazoDiego Daz Guiazu Mauricio PilottaLuis Borja Gabriel LanzillottaMarcelo Sere Pablo LukachMatas Axel Miguez</p><p>AgradecimientosClub de Corredores You Extreme Noticias OutDoor Viajes Sudamerica TMX Team Red Bull </p><p>Foto de TapaDiego Daz Guiazu</p><p>Revista de Aventura, Deportes Extremos, Medio Ambiente y Turismo. Registro de la propiedad Intelectual en tramiteDireccin: 65 n 287 (1 y 115), La Plata Bs AsTel:(0221) 4254577E-mail: info@andaresaventura.com.ar andaresorg@hotmail.com</p><p>REVISTA ANDAR EXTREMO</p><p> Supervivencia Cruce de los Andes en Bici</p><p>Lugares</p><p>Rincn Tcnico MTB</p><p>Trekk. Lago Cholila al Puelo</p><p>Parapente Acrobtico</p><p>Cuentos</p><p>Carreras Merrell Tandil</p><p> Montaismo Volcn Bonete</p><p> Montaismo Entrenamiento</p><p>Los Gigantes Crdoba en Bici</p><p>Clasificados</p><p>Agenda</p><p>Ao3 N 8 mayo/junio2010</p><p>Sumario</p><p>Queda prohibida la reproduccin no autorizada total o parcial de los textos publicados, mapas, ilustraciones y grficos incluidos en esta edicin.La Direccin de esta publicacin no se hace responsable de las opiniones en los artculos firmados, los mismos son responsabilidad de sus propios autores. Las consecuencias de practicar deportes extremos </p><p>Grupo de Bsqueda y Rescate</p><p>Kayakismo de Aguas Blancas</p><p>Porteadores en el Aconcagua </p><p>Fin</p><p> Noticias: Everest 2010</p><p>pueden ser muy peligrosas.Las notas publicadas en este medio no reemplazan la debida instruccin por parte de personas idneas.El staff de Andar Extremo colabora ad-honorem, si deses publicar un relato o nota comunicate a nuestro mail.</p><p> Montaismo Cerro Pte. Pern</p><p>info@andaresaventura.com.ar andaresorg@hotmail.com</p><p>Trekk. Senderos del Cinchado</p><p> Cruce de los Andes a Caballo</p><p>Carreras North Face Endurance</p><p>Carreras TMX Team</p><p>Carreras YPF Cross</p><p> Montaismo Volcn Tres Picos</p><p>La Ruta Maya en Bici</p><p> Notas y Noticias</p><p>Fotografas Red Bull Adrin Snchez Rodrigo P. Flores MakaluJosefina Pea Mauricio Camocardi Natalia Bustamante Sebastin CerratoCreando Caminos Club de Corredores Marcelo Scanu Daniel Chicho ErcoliAlejandra Cravero Guillermo TulaMara Eugenia Lisazo Diego Daz GuiazuMauricio Pilotta TMX team Pablo Lukach Axel Miguez</p><p>Diseo GrficoMarcos Ferrer centaurourbano@hotmail.com</p><p>Preimpresin Fotocromos Mako</p><p>Contaco Zona Patagonia Javier Callupan</p></li><li><p>Superviencia</p><p>ctubre de 1982. Era un da soleado de otoo cuando un grupo de personas emprendieron la travesa que termin </p><p>siendo supervivencia. El velero de 59 pies navegaba hacia Florida desde el norte de Estados Unidos. Haban planificado un viaje de 2000 kilmetros aproximadamente- por la costa este desde New Bedford, cerca de Boston, hasta Port Lauderdale en Florida. Si el tiempo ayudaba, en 6 das tenan que realizar el trayecto. </p><p>La tripulacin era bien heterognea: Deborah era la ms experimentada, fue la primera norteamericana en completar la mayor regata de la vuelta al mundo en contra de las corrientes y los vientos; el capitn Jonh Lippoth haba comandado el conocido Black Night, con l iban su novia, Meg, y un amigo suyo, Mark. El ltimo integrante era Brad, un marinero con mucha trayectoria, amigo de Deborah. </p><p>El clima era ideal, podan relajarse y disfrutar de la inmensidad del ocano. Pero toda esa tranquilidad pronto terminara: a 500 km al sudeste se formaba una tormenta tropical, avanzando a un sistema de alta presin al noroeste. Cuando estas dos fuerzas se chocan los vientos colisionan formando rfagas de 113 km/h y olas de 9 metros de altura.</p><p>El barco comenz a navegar en estas condiciones. En el medio de la noche, y al moverse tanto, Meg decide salir a cubierta, y cuando el barco se volte por una ola, el cabo de seguridad no evit detener un fuertsimo golpe. Toda la tripulacin sali en su ayuda, pero Meg se haba golpeado lo suficiente como para que se le formara un hematoma en toda la cintura. </p><p>Mientras el tiempo empeoraba, Mark no notaba esto y se diverta en la cubierta.</p><p>El viento estaba en esos momentos a 60 km/h. Deborah analiz la situacin y decidi llamar a la guardia costera, mientras que John descubra que no contaban con ningn mapa </p><p>O</p><p>que los orientara. Desesperadamente, llamaron para que les den un rumbo hacia la costa de Carolina del Norte.</p><p>Segn el relato de los sobrevivientes, la guardia les indic que tenan que ir a Wilmington. Pero cuando viraron hacia el oeste las olas empezaron a pegar en el barco, y cuanto ms avanzaban ms grandes y ms fuertes eran las olas. John se dio cuenta que el motor se recalentaba a medida que queran cortar las olas, y sin motor y con las velas rotas se les hacia imposible avanzar. </p><p>Dos navos mercantes estaban prximos, as que la guardia costera les seal que intentaran llegar hacia ellos. Y ah fue cuando lo peor sucedi, ya que el sistema de energa auxiliar se rompi y se quedaron sin comunicacin, fue como una sentencia de muerte. Cuando uno est en una tempestad con todo oscuro es terrible, ningn marinero en el mundo puede negarlo. </p><p>De repente, se subieron en la cresta de una ola que rompi y el barco cay en cada libre. Pegaron contra las ventanas que se rompieron y el agua comenz a entrar. </p><p>El barco se hunda y rpido. Uno no piensa en morir pero s en salir del barco. Mark consigue tirar un gomn al agua. Entonces, Brad se quit las botas y el traje de agua y nad hacia bote inflable. </p><p>En aquel bote salvavidas tenan la nica salvacin, all estaba todo para sobrevivir: una bengala electrnica de emergencia, un desalinizador, comida, anzuelos, etc. Por suerte Mark qued agarrado al gomn y los dems se aferraron a l.</p><p>As amaneci pero la tormenta continua-ba. Afuera estaran haciendo unos 4 grados. Saban que si bajaba la temperatura corporal terminaran muriendo. Posicionaron los </p><p>A 200 kilmetros de la costa de Florida, cinco personas en una embarcacin pasaron los peores das de sus vidas: entre la deshidratacin, las alucinaciones, el cansancio, tiburones y la esperanza que se desvaneca al no llegar ningn rescate, Deborah Scaling, John Lippoth, Mark Adams, Brad Cavanagh y Megan Mooney se enfrentaron a la incertidumbre de sobrevivir en el medio del mar. El saldo: slo dos personas salieron con vida. </p><p>Fuente: Sobrevivi Discovery Channel</p><p>por MarcosFerrer</p><p>Deborah Scaling en la actualidad</p><p>Deborah Scaling y Brad Cavanagh cuando fueron recatados.</p></li><li><p>cuerpos amontonados debajo del gomn dado vuelta y as pudieron mantener un poco la temperatura pero todava estaban dentro del agua y llevaban ms de seis horas en el agua. Meg quedo afuera porque sufra de claustrofo-bia. </p><p>Entre todos decidieron voltear el gomn a su posicin real y subir a Meg. Cuando le vieron las piernas era terrible, un cabo de metal le haba cortado la pierna casi hasta el hueso.</p><p>Una vez arriba de la embarcacin, y todos mojados, el fro se senta ms. Mark y Deborah se quedaron dentro del agua porque all estaban un poco mejor. Hasta que Mark acus a Deborah de haberlo golpeado pero ella no lo haba hecho, nuevamente se quej hasta que ella sumergi la cara dentro del agua y pudo corroborar lo que suceda: haba al menos 12 tiburones dando vueltas en crculos. Rpidamente se subieron al gomn. </p><p>La sangre de Meg los haba atrado, al pasar las horas los animales empezaron a desaparecer y lleg la noche; en un momento vieron una luz, estaban ansiosos, pero nadie poda verlos. </p><p>La ausencia de agua comenz a notarse, era como si todo el cuerpo reclamara agua. Haban pasado ya casi 30 horas sin tomar lquido -hasta que comenz a llover y todos abran la boca para poder beber algo, aunque no fue suficiente-. </p><p>La deshidratacin comenzaba a afectar a </p><p>los integrantes. Sin agua suficiente para hacer orina, las toxinas son desparramadas en la circulacin, si no beban agua dulce en 4 das llegara la inconciencia y en 7 das vendra la muerte. </p><p>Comenzaron a desesperarse, no saban si moriran a causa de la deshidratacin, de la hipotermia o por los tiburones.</p><p>Se hizo de da y no paraban de preguntarse dnde estara la guardia costera. La situacin empeoraba y Deborah saba que estaban muy lejos de la costa y, a su vez, que estaban siendo arrastrados hacia el ocano.</p><p>El barco comenz a oler mal, a causa de la sangre y del pis y el pus, y los cuerpos comenzaron a ser tomados por estafilococos. La pierna de Meg empeoraba y la infeccin se expanda.</p><p>La tercera noche comenzaron a tener delirios, Mark y John bebieron agua de mar, todos saban que no podan tomarla porque deshidrata aun ms, tambin causa falencia de los riones y alucinaciones. Luego de un par de horas comenzaron a rer, decan que hacia calor, queran nadar, y comenzaron a gritar y a delirar. Tierra a la vista, gritaba John, mientras Mark se mova como un nio. John se tiro al mar y comenz a nadar pero nadie tena fuerzas para ir a buscarlo. De repente, se oy un grito terrible y todo volvi a estar en silencio.</p><p>Los cuatro sobrevivientes comenzaron el da nmero 4. Deborah y Brad estaban concientes, Meg agonizaba y Mark deliraba. </p><p>New Bedford</p><p>Port Lauderdale</p><p>Wilmington</p><p>Naufragio</p><p>Sobrevivientes</p><p>Deca que quera ir a comprar cerveza, que ya volva, en un descuido se tiro al agua y un minuto despus se sintieron dos golpes y un manchn rojo subi a la superficie. </p><p>Deborah observaba el cielo replet de estrellas en la cuarta noche, mientras Meg enloqueca y mova las manos como si fuese una bailarina. Deliraba y deca que deba agarrar las estrellas y subir al cielo. Al da siguiente Meg amaneci sin vida. Se les cruz por la mente practicar canibalismo, pero al estar infectada decidieron arrojarla al mar. </p><p>Brad comenz a toser y el sol empeoraba las cosas. Deborah tuvo la idea de lavar el bote, pero Brad perdi el equilibrio y cay en el mar, no tena fuerzas para subir nuevamen-te y si apareca un tiburn sera el final. Con la ayuda de Deborah pudo subir, y terminaron exhaustos uno a cada lado del bote.</p><p> En ese momento, Brad advirti que vea un barco. Deborah no lo crea, pero al voltear qued impresionada: cinco personas paradas en la cubierta estaban mirando hacia donde estaban ellos. Arrojaron los equipa-mientos salvavidas y Deborah se lanz al agua, un segundo despus Brad haca lo mismo. No importaba a dnde fuese el barco ni dnde estuviesen, estaban vivos.</p><p> La guardia costera nunca mand la ayuda que los protagonistas de esta historia aseguran haber pedido.</p><p>Superviencia</p><p>V</p><p>Imagen de la reconstruccin del naufragio paraDiscovery Channel.</p><p>Mapa del naufragio.</p><p>Los riones son los filtros que separan las materias de deshecho de la sangre, que son almacenadas en forma de orina en la vejiga, dispuestas para su expulsin al exterior. El rin no puede producir orina con una concentracin de sales de ms de un 2%. El agua de mar tiene aproximada-mente un 3% de sal, por lo que si la bebemos para calmar la sed, los riones tienen que retirar agua de...</p></li></ul>