acuaticas invasoras mexico

Post on 01-Jul-2018

225 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 8/15/2019 Acuaticas Invasoras Mexico

    1/559

    COMISIÓN NACIONAL PARA EL CONOCIMIENTO Y USO DE LA BIODIVERSIDAD

  • 8/15/2019 Acuaticas Invasoras Mexico

    2/559

  • 8/15/2019 Acuaticas Invasoras Mexico

    3/559

  • 8/15/2019 Acuaticas Invasoras Mexico

    4/559

  • 8/15/2019 Acuaticas Invasoras Mexico

    5/559

    ESPECIES ACUÁTICAS INVASORAS

    EN MÉXICO

  • 8/15/2019 Acuaticas Invasoras Mexico

    6/559

  • 8/15/2019 Acuaticas Invasoras Mexico

    7/559

    R E. M A P K O coordinadores

    MÉXICO, 2014

    ESPECIES ACUÁTICAS INVASORAS

    EN MÉXICO

  • 8/15/2019 Acuaticas Invasoras Mexico

    8/559

    Primera edición, enero de 2014

    DR © C N   C  U   B

      Liga Periférico-Insurgentes Sur 4903, Parques del Pedregal, Tlalpan, 14010 México, D.F.   www.conabio.gob.mx • www.biodiversidad.gob.mx

    ISBN obra impresa: 978-607-8328-04-8

    Editado e impreso en México / Printed in Mexico

    Forma sugerida de citar: Mendoza, R. y P. Koleff (coords.). 2014. Especies acuáticas invasoras en México. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México.

    Revisión externa

    Sergio M. ZalbaAdriana Gracia

    Revisión de textos en inglés

     Jordan Golubov Figueroa Yolanda Barrios Caballero

    Producción editorial

    Antonio Bolívar Rosalba Becerra Oswaldo Barrera

    Impresión

    Offset Rebosán, S.A. de C.V.

  • 8/15/2019 Acuaticas Invasoras Mexico

    9/559

    7

    PREFACIO / PREFACE

    Las invasiones de especies no nativas constituyen uno de los mayores cambios ambientales globales que ocurren ac- tualmente. Junto con el calentamiento global, el cambio en los ciclos biogeoquímicos y la modificación del hábitat es- tán cambiando la faz de la Tierra, causando la extinción de miles de especies y la reducción o pérdida de incontables ecosistemas. Las invasiones han ocurrido por mucho tiem- po, pero su número e impactos se han incrementado dra- máticamente durante el siglo pasado, y en particular con el

    surgimiento de una economía altamente globalizada en las últimas décadas.

     Aunque el ritmo y la extensión de las invasiones a veces parecen abrumadores y los problemas que causan se antojan inmanejables, existen muchos ejemplos de manejo exitoso de invasiones establecidas y erradicaciones de invasoras de reciente ingreso. Los avances en tecnologías bien estableci- das, en particular el control biológico y el control químico, además de los nuevos métodos (p. ej., métodos genéticos autocidas y feromonas atractantes para peces invasores, mi- cro- pellets tóxicos encubiertos para el mejillón cebra) condu-

    cen a la posibilidad de disminuir en gran medida los impac-tos de la invasión. Lo más importante es el reconocimiento creciente, por parte de quienes elaboran las políticas de mu- chas naciones, de que las invasiones biológicas son una plaga costosa con impactos asombrosos no solo en la biodiversi- dad sino también en la economía y la salud pública. Lo que se necesita actualmente es el desarrollo de políticas coheren- tes e integradas para mantener fuera a las especies invasoras, para encontrar y tratar de erradicar aquellas especies que a pesar de todo invaden, y para controlar y mantener en den- sidades lo más bajas posible aquellas invasiones que no po-

    demos erradicar.El desarrollo de tales políticas y su implementación en campo requieren el conocimiento acerca de qué especies se han vuelto invasoras, en dónde y cuáles son sus impactos.  Aunque esta información es escasa, el creciente reconoci- miento de la magnitud de los problemas causados por las invasiones ha conducido en algunas regiones a emprender esfuerzos sustanciales para proporcionar la información de base requerida. México es una de las naciones megadiversas del mundo, con un enorme número de especies, muchas de ellas endémicas, que ocupan hábitats que van de templados

    Invasions by non-native species constitute one of the

     great global environmental changes occurring today.

     Along with global warming, changed biogeochemi-

    cal cycles, and habitat modification, they are chang-

    ing the face of the Earth, causing the extinction of

    thousands of species and the dwindling or loss of

    countless ecosystems. Invasions have been going on

     for a long time, but their number and impacts have

    increased dramatically over the past century, and

     particularly with the advent of a highly globalized economy over the past few decades.

     Although the pace and extent of invasions some-

    times seem overwhelming and the problems they

    cause appear intractable, in fact there have been

    many examples of successful management of estab-

    lished invasions and eradications of newly arrived

    invaders. Advances in several well-established tech-

    nologies, especially biological control and chemical

    control, plus totally new approaches (e.g., genetic

    autocidal methods and pheromone attractants for

    invasive fishes, disguised toxic micro-pellets for ze- bra mussels) lead to the possibility of greatly lessen-

    ing invasion impacts. Most important is the increas-

    ing recognition by policymakers of many nations

    that biological invasions are a costly plague, with

    staggering impacts not only on biodiversity but on

    the economy and public health as well. What is

    needed now is the development of coherent, inte-

     grated policies to keep invaders out, to find quickly

    and attempt to eradicate those species that never-

    theless invade, and to control at the lowest possible

    densities those invasions that we cannot eradicate.Development of such policies and their imple-

    mentation on the ground require knowledge of which

    species have invaded where, and what their impacts

    are. Though such information has been largely lack-

    ing, the increasing recognition of the magnitude of

    the problems caused by invasions has led in some

    regions to a substantial effort to provide the requisite

    baseline information. Mexico is one of the world’s

    megadiverse nations, with enormous numbers of

    species, many of them endemic, occupying habitats

  • 8/15/2019 Acuaticas Invasoras Mexico

    10/559

    8 ESPECIES ACUÁTICAS INVASORAS EN MÉXICO

    a tropicales. Los hábitats incluyen las costas tanto del océano Pacífico como del golfo de México, y además cuenta con un gran número de ríos y lagos con características muy varia- das. México es una nación tan grande que la introducción de una especie de una región a otra (por ejemplo del Pacífico al

    golfo de México o del cauce de un río a otro) constituye una invasión biológica y puede tener consecuencias tan severas como la llegada de una especie de Asia o África. La publica- ción de un volumen amplio sobre toda la gama de especies invasoras marinas y de agua dulce –plantas, animales y mi- crorganismos– en aguas mexicanas, siguiendo los pasos de la Estrategia Nacional sobre Especies Invasoras (2010), es por lo tanto un logro extraordinario. Solo se puede esperar que otras naciones megadiversas sigan el ejemplo.

    Tal como lo indica Especies acuáticas invasoras en México, se sabe que varias especies invasoras acuáticas tienen im-

    pactos de gran importancia, entre ellos plecos, tilapia, carpa común, pez león, pez mosquito, rana toro, tortuga de orejas rojas, carrizo gigante, tamarisco y la hidrila. Estos impactos no solo son ecológicos sino que también incluyen grandes pérdidas económicas. Por ejemplo, se estima que los plecos le han costado a las pesquerías mexicanas más de 13 millo- nes de dólares en pérdidas de la producción, mientras que varias plantas acuáticas invasoras pueden obstruir sistemas de agua de municipios e instalaciones hidroeléctricas.

    Sin embargo, también queda claro a partir de este libro que los efectos que traen consigo la mayoría de las especies

    invasoras acuáticas en México no han sido estudiados. Esimportante darse cuenta de que la ausencia de impactos conocidos no quiere decir que no existan, en el caso de es- pecies que no han sido suficientemente estudiadas; muchos efectos de las invasiones son sutiles y graduales pero aun así importantes. El pino salado, por ejemplo, mediante su sis- tema de raíces profundas, cambia el régimen hidrológico de las áreas que invade, causando en ocasiones grandes cam- bios en la comunidad de plantas nativas. Esto no sucede de un día a otro, ni ante nuestros ojos, como cuando un pez león o una rana toro se come a un pez nativo; los impactos

    de las especies introducidas son a menudo indirectos, comocuando un pez mosquito se alimenta de zooplancton (y en algunos casos de larvas de anfibios) y al reducir sus pobla- ciones se presenta un incremento en las poblaciones de fitoplancton como producto de la reducción de la presión por su consumo. Por último, algunas especies (como el ca- rrizo gigante en California) pasan un largo periodo entre el momento de su introducción y la etapa en la que se vuelven invasoras, permaneciendo restringidas e inofensivas duran- te décadas antes de que de