Accomarca y el terrorismo de estado - Rebelión ?· Perú Accomarca y el terrorismo de estado ... como…

Download Accomarca y el terrorismo de estado - Rebelión ?· Perú Accomarca y el terrorismo de estado ... como…

Post on 24-Sep-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

TRANSCRIPT

  • :: portada :: Amrica Latina y Caribe ::

    15-07-2015 Per

    Accomarca y el terrorismo de estadoGustavo Espinoza M.Rebelin

    El 14 de agosto de 1985 -hace casi 30 aos- ocurri la mataza de Accomarca, uno de los crmenesms abominables en la historia del Per en el siglo XX. Los hechos tuvieron lugar a slo tressemanas de haberse iniciado el primer gobierno de Alan Garca, y sealaron la "estrategiaantiterrorista" diseada por el rgimen para "pacificar" los andes peruanos.

    Como la impunidad no es eterna, hoy el caso, luego de diversos avatares, est en manos de laJusticia. El Tribunal de la Sala Penal Nacional, presidido por el magistrado Ricardo Brousett Salas,espera emitir sentencia en agosto de este ao, luego de seis audiencias en las que deberncomparecer los principales responsables de este horrendo suceso.

    Si revisamos los antecedentes del caso, recordaremos que el 4 de agosto de ese ao, una patrullamilitar al mando del Teniente EP Enrique de la Cruz Salcedo intervino, y detuvo en la localidad de Pucayacu a 10 campesinos de la zona, entre los que se encontraban tres mujeres. Mientras ellasfueron liberadas a los tres das de la captura, luego de ser violadas; los siete hombres fueronejecutados. El oficial de Tercera Jos Gutirrez Herrada orden aniquilarlos con dos disparos a lacabeza de cada uno de ellos.

    Cinco das despus, el 9 de agosto, otra Patrulla similar, al mando del Subteniente Guillermo PazBustamante incursion en el poblado de Accomay y ejecut a cuatro hombres y dos mujeres,acusndolos de "terroristas". El mismo da se desplaz a Llocllapampa, donde hizo lo mismo, condos hombres y una mujer.

    Fue ese, el preludio para lo que ocurrira el 14 cuando las Patrullas "Lince 6 y 7", "Lobo" y "Tigre",operaron en la provincia de Vilcashuamn, al mando de los Tenientes Telmo Hurtado y Juan RiveraRondn. En Accomarca, detuvieron a todos los pobladores que all vivan, incluyendo mujeres ynios. Los capturados, fueron trasladados a Llocllapampa, donde los hombres fueron torturados, ylas mujeres violadas. En el interior de la casa del comunero Gamboa, fueron atados y ametrallados.Luego, les arrojaron bombas para desperdigar sus cadveres; y finalmente incendiaron la vivienda,para no dejar huella. Como resultado de la accin murieron 39 personas adultas y 23 nios. Otras 3fueron declaradas "desaparecidas".

    page 1 / 4

    portada.phpseccion.php?id=35

  • Cuando el Senado de la Repblica, en aquellos aos, investig los hechos, el Subteniente Hurtadodeclar que haba matado a los nios porque "desde los dos aos, ya eran terroristas", y porquehaba recibido rdenes para "defender la democracia".

    Para que todos tuvieran la certeza que ste no era un hecho "aislado" -como lo asegur elgobierno entonces- los das 26 y 27 de agosto, efectivos militares consumaron matanzas similaresen Bellavista y Umaro, que concluyeron con la muerte de 59 campesinos. 5 masacres, una trasotra.

    Luego de los hechos de Accomarca, el Teniente Hurtado fue felicitado, y ascendido. Protegido, sele mantuvo en funciones y con servicio en el pas y en el exterior, durante los gobiernos de Garca yFujimori. Lo mismo ocurri con Rivera Rondn. Hoy, estarn sentados en el banquillo de losacusados. Con ellos, los responsables de esa poltica, corrern la misma suerte.

    No obstante, el procedimiento judicial no incluye ni a Alan Garca ni a Alberto Fujimori,responsables directos de lo ocurrido. Ellos, seguirn gozando de la impunidad ms absoluta en lamateria.

    El testimonio brindado por Telmo Hurtado constituye una prueba fehaciente de lo que fue elTerrorismo de Estado en nuestro pas. El admiti abiertamente haber participado en los hechos,pero asegur que "recibi rdenes superiores de los altos oficiales". Sostuvo, adicionalmente, queeste tipo de acciones "eran normales en Ayacucho" porque "as se combata al terrorismo". Seal,adems, que sus superiores le ordenaron "eliminar a todos, porque eran terroristas comunistas".

    El ncleo de la declaracin es muy claro. Todo lo que hicieron los 12 mil oficiales destacados enesos aos para consumar estas acciones, fue resultado de una poltica diseada por los altosmandos castrenses y asumida por las autoridades gubernamentales de entonces.

    Como en la Argentina de Videla, aqu tambin se cumplieron rdenes. Y no pudo haber sido de otromodo. No podra imaginase que en un cuerpo militarmente organizado, los subordinados actuasensegn su libre albedro y leal saber y entender.

    La poltica de exterminio seguida por las entidades castrenses en este aciago periodo de la vidanacional, responda a la idea de "una guerra atpica y no convencional", en la que eran vlidos

    page 2 / 4

  • todos los procedimientos a fin de "exterminar al enemigo". El "enemigo", en el caso, eran nios,mujeres o ancianos de ms de 80 aos, como sucedi tambin en Pomatambo y Parcco Alto, otraslocalidades arrasadas en aquel tiempo.

    Esa fue la manera prctica de "combatir al terrorismo". Estaba planificada as por los "manuales"procedentes de la Escuela de las Amricas, donde instructores de la CIA, "educaban" a los oficialesde las instituciones armadas encargadas de operar en esa "guerra". En ella se dispona laeliminacin de todos. Se trataba de no dejar sobrevivientes que pudieran, en su momento,presentar testimonio de acusacin contra alguien. Por eso, no se dej a nadie vivo en estasquebradas andinas.

    Tampoco en Cayara, donde los efectivos militares, tras asesinar a 32 campesinos , "cazaron" uno auno a los sobrevivientes de la mataza ocurrida el 14 de mayo de 1987; y los mataron, para que norindieran testimonio en torno a los hechos.

    Es claro que esta "guerra contra el terrorismo", fue inventada. En ninguno de estos lugaresoperaban "columnas senderistas", ni hubo enfrentamientos de ningn tipo. En todos estos casos, yen muchos ms, los muertos fueron simplemente campesinos, hombres, mujeres y nios que vivanen aldeas dedicadas a la produccin agrcola. Por eso, cuando

    la Comisin de la Verdad hizo el resumen de lo ocurrido, seal que el 75% de las vctimas de esapoltica, fueron quechua hablantes y habitantes de poblaciones rurales.

    Su muerte, fue el resultado de una poltica impuesta con el propsito deliberado de fascistizar a laFuerza Arrmada, asegurando que todos sus integrantes -sin excepcin- cometieran excecrablescrmenes contra la poblacin.

    As, incubanan en ellos un odio profundo al pueblo, y abran un abismo de sangre entre la poblacincivil y la institucin armada, como una manera de asegurar que nunca ms en el Per ocurriera unproceso similar al del general Velasco, cuyo smbolo estuvo basado siempre en la unidad del Pueblocon la Fuerza Armada, como herramienta imbatible de transformacin social.

    Convertir a los militares en enemigos de su pueblo resultaba una vacuna indispensable, al mismotiempo que dejaba libres las manos de los mandos castrenses para que hicieran de las suyas. Asocurri.

    page 3 / 4

  • En el proceso judicial en marcha no slo comparecer Telmo Hurtado -"la hiena deAccomarca", como se le calific- sino tambion los mandos que impartieron las rdenes: elgeneral Wilfredo Mori y otros, entre losd que destaca el general Williams Zapata, Jefe de lasUnidades Lince y quien. aos ms tarde, tuviera funciones principales en la Operacin Chavn deHuantar, en la que fueran aniquilados 14 emerretistas que en diciembre de 1996 tomaran laresidencia del embajador japons en Lima.

    Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de CreativeCommons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

    page 4 / 4

    http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/