a. w. tozer - editorial portavoz | . w. tozer compilado y editado por james l. snyder la verdadera...

Download A. W. TOZER - Editorial Portavoz |  . W. TOZER Compilado y editado por James L. Snyder LA verdadera vida cristiana Enseanzas de 1 Pedro

Post on 14-Feb-2018

230 views

Category:

Documents

6 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • A. W. TOZERCompilado y editado por James L. Snyder

    LA

    verdadera vida

    cristiana

    Enseanzas de 1 Pedro

  • Ttulo del original: Living as a Christian 2009 por James L. Snyder y

    publicado por Regal, de Gospel Light, Ventura, California, U.S.A. Traducido

    con permiso.

    Edicin en castellano: La verdadera vida cristiana 2013 por Editorial

    Portavoz, filial de Kregel Publications, Grand Rapids, Michigan 49501. Todos

    los derechos reservados.

    Traduccin: Ricardo y Mirtha Acosta

    Ninguna parte de esta publicacin podr ser reproducida, almacenada en

    un sistema de recuperacin de datos, o transmitida en cualquier forma o por

    cualquier medio, sea electrnico, mecnico, fotocopia, grabacin o cualquier

    otro, sin el permiso escrito previo de los editores, con la excepcin de citas

    breves o reseas.

    A menos que se indique lo contrario, todas las citas bblicas han sido tomadas

    de la versin Reina-Valera 1960 Sociedades Bblicas en Amrica Latina;

    renovado 1988 Sociedades Bblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera

    1960 es una marca registrada de la American Bible Society, y puede ser usada

    solamente bajo licencia.

    EDITORIAL PORTAVOZ

    P.O. Box 2607

    Grand Rapids, Michigan 49501 USA

    Vistenos en: www.portavoz.com

    ISBN 978-0-8254-1931-7 (rstica)

    ISBN 978-0-8254-0361-3 (Kindle)

    ISBN 978-0-8254-8505-3 (epub)

    1 2 3 4 5 / 17 16 15 14 13

    Impreso en los Estados Unidos de Amrica

    Printed in the United States of America

    La misin de Editorial Portavoz consiste en proporcionar productos de calidad con integridad y excelencia, desde una perspectiva bblica y confiable, que animen a las personas a conocer y servir a Jesucristo.

  • Contenido

    |

    Introduccin: El cristiano sorprendente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

    1. El cristiano cree en cosas que no puede ver. . . . . . . . . . . . . . . . 11

    2. El cristiano comprende la verdad acerca de la salvacin. . . .25

    3. El cristiano es rescatado de una vana manera de vivir . . . . .39

    4. La esperanza del cristiano frente a toda otra esperanza . . . . 51

    5. Diferencia fundamental entre el creyente y el incrdulo . . . 61

    6. El cristiano pone de lado ciertas cosas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .73

    7. El cristianismo: Una experiencia, no un experimento. . . . . .89

    8. El cristiano cree que es exactamente lo que Dios

    afirma que es . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .105

    9. La vida del cristiano en medio de incrdulos . . . . . . . . . . . . .115

    10. Presencia del cristiano entre los no salvos. . . . . . . . . . . . . . . .125

    11. Relacin del cristiano con el gobierno y la autoridad . . . . .139

    12. No se puede daar al cristiano. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .151

    13. El cristiano cree toda la Biblia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .167

    14. El cristiano es un extranjero en una tierra extraa . . . . . . .177

    15. El cristiano soporta el sufrimiento con alegra . . . . . . . . . . .189

    16. El cristiano no tiene por qu preocuparse. . . . . . . . . . . . . . . .201

    17. El cristiano se mantiene firme contra la falsa

    enseanza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .211

  • 5

    Introduccin

    El cristiano sorprendente

    Qu es un cristiano? El panorama actual est inundado de

    todo tipo de ideas errneas acerca de lo que significa ser cris-

    tiano, tomadas en gran parte de la cultura que nos rodea. Para

    algunos, el cristiano es simplemente una persona reformada que

    se esfuerza por actuar lo mejor posible. Hay quienes han creado

    un patrn en el que tratan de comprimir a ese cristiano, pero

    este no se ajusta a dicho patrn, y el resultado es una caricatura,

    sin ningn poder o autoridad.

    En este libro el Dr. Tozer se dirige al cristiano cuyo amor

    y afecto por Cristo es la pasin que le consume toda la vida

    todos los das. No est escribiendo acerca del cristiano carnal

    que no se ha rendido al gobierno de Cristo. En toda esta obra,

    Tozer muestra la suposicin de estar hablando a alguien que ha

    tenido una verdadera experiencia de conversin. Insiste en que

    debemos tener la mayor seguridad en nuestra experiencia de

    transformacin, y confiar en que el Espritu Santo nos dirige da

    a da de manera que traiga la mayor gloria al Cristo que muri

    por nosotros. Tozer empieza donde la mayora de escritores ter-

    minan. Para l, la conversin no es el final, sino ms bien el prin-

    cipio de un maravilloso paseo de fe, de confianza y, s, de obras.

    Me result muy interesante ver el comentario del Dr. Tozer

  • L A V E R D A D E R A V I D A C R I S T I A N A

    6

    con relacin a Hebreos 11, al que la mayora de nosotros vemos

    como el captulo de la fe en la Biblia. Sin embargo Tozer, en

    su manera inimitable, lo llama el captulo de las obras. La fe

    sin obras est muerta, y debe haber un equilibrio entre lo que

    creemos y lo que vivimos. No se puede caminar con un solo pie;

    necesitamos el contrapeso de ambos pies, y el Dr. Tozer nos pre-

    senta un buen equilibrio espiritual al describir de qu trata la

    vida cristiana desde la perspectiva de la Palabra de Dios.

    Desde luego, necesitamos celebrar de qu hemos sido salva-

    dos. Eso podra producir en nosotros mucha alabanza y accin

    de gracias, porque Dios nos ha salvado de una vida de miseria.

    Pero ms importante es que festejemos para qu se nos ha sal-

    vado. La vida cristiana es el camino a seguir. Lo ms importante

    es poner los ojos en Jess. Toda persona redimida tiene un

    destino especfico que debe cumplir. Descubrir ese destino y

    cumplirlo en el poder del Espritu Santo que mora en nosotros

    representa el gozo de la vida diaria del cristiano.

    Debemos comenzar con Cristo, continuar con Cristo y,

    finalmente, terminar con Cristo. Siempre se trata de Jesucristo,

    nuestro todo en todo; cualquier cosa fuera de Cristo no es parte

    de la vida ni del caminar cristiano.

    A lo largo del libro, el Dr. Tozer dedica tiempo a desarro-

    llar el tema de la salvacin como el plan maestro de Dios para

    el hombre. La preciosidad del plan divino de salvacin revela el

    valor que Dios concede al hombre. La salvacin no es para Dios

    algo casual, y no debemos tomarla a la ligera. Utilizando una

    ilustracin favorita de Tozer, no es poner una moneda en la

    ranura, tirar de la palanca, agarrar un paquete de salvacin, y

    luego seguir nuestro propio camino. Al contrario, lo que la sal-

    vacin hace al individuo que acepta a Jesucristo es nada menos

  • INTRODUCC IN : EL CR I ST I ANO SOR PR ENDENTE

    7

    que revolucionario, y su vida a partir de ese momento es nada

    menos que milagrosa.

    Este sorprendente cristiano es el reflejo de la gloria de la sal-

    vacin en el mundo que le rodea. No solamente la salvacin es

    algo valioso y extraordinario, tambin lo es el cristiano. La sal-

    vacin no es un fin en s, es ms bien un plan para que el hom-

    bre vuelva al centro del amor y el favor de Dios. Todo acerca del

    cristiano debe reflejar la gloria de su salvacin. El cielo entero

    contempla con orgullo a esta curiosa criatura llamada cristiano.

    Este cristiano puede soportar cualquier cosa que venga con-

    tra l, incluso herejas de toda clase que han infestado a la Iglesia

    desde el principio. Tozer describe estas herejas y la manera en

    que el cristiano se eleva por encima de ellas, inclusive el ataque

    flagrante del mayor enemigo del cristianismo: el diablo. Tam-

    bin incluye la actitud del cristiano hacia la persecucin y el

    sufrimiento por la causa de Cristo. Este singular cristiano est

    en el mundo pero no pertenece a l. Por consiguiente, su modo

    de vivir delante de los incrdulos es crucial.

    Debido a la posicin del cristiano en Cristo, sentado en los

    lugares celestiales, sin importar lo que suceda, el creyente est por

    encima de todo dao y puede descansar en la seguridad de Jesu-

    cristo, el vencedor. El Dr. Tozer afirma: Nadie, ninguna cosa, ni

    ninguna circunstancia puede daar a un hombre bueno. Este

    hombre bueno es inmortal, y cuando su destino en la tierra

    haya concluido, su destino contina en lo que ha heredado a tra-

    vs de la salvacin.

    James Snyder

  • Enseanzas de 1Pedro

  • 11

    1

    El cristiano cree en cosas que no puede ver

    A quien amis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque

    ahora no lo veis, os alegris con gozo inefable y glorioso.

    1PEDRO 1:8

    De todos los apstoles, en mi opinin, Simn Pedro se destaca

    entre todos los dems. Su vida y su ministerio son ejemplos muy

    interesantes a seguir. l fue uno de los discpulos ms animados,

    quien mediante palabras demostr ms devocin a su Seor, y

    quien estuvo dispuesto a morir por l. Podra plantearme ciertas

    preocupaciones respecto a algunas de las actitudes y acciones de

    Pedro que las Escrituras nos revelan, pero en lo ms profundo

    se hallaba radicalmente comprometido con el Seor Jesucristo;

    por eso le tengo tanta admiracin. Muy a menudo este apstol

    no saba cmo demostrar su amor, pero despus de ese poderoso

    da de Pentecosts (ver Hechos 2), junto con el resto de discpu-

    los, nunca volvi a ser el mismo. Se convirti en una poderosa