41-apolonio de rodas y la Épica helenística

Download 41-Apolonio de Rodas y La Épica Helenística

Post on 30-Jan-2016

6 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

aplonop

TRANSCRIPT

  • [ BIBLIOTECA DE RECURSOS ELECTRNICOS DE HUMANIDADESE-excellence Liceus.com

  • Mnica Durn Maas - Apolonio de Rodas y la pica Helenstica

    - 1 2005, E-excellence www.liceus.com

    APOLONIO DE RODAS Y LA PICA HELENSTICA

    ISBN - 84-9822-142-0

    MNICA DURN MAAS monicaduran21@gmail.com

    THESAURUS: Apolonio, Riano, Euforin, pica helenstica, Calmaco, Argonuticas, poesa helenstica, Biblioteca de Alejandra, Rodas, Jasn, Medea, argonautas.

    OTROS ARTCULOS RELACIONADOS CON EL TEMA EN LICEUS: La literatura helenstica e imperial: caractersticas generales (44), Calmaco (45), Tecrito y la

    poesa buclica griega (46), El epigrama helenstico. La poesa dramtica, lrica,

    elegaca y ymbica en poca helenstica (48).

    RESUMEN O ESQUEMA DEL ARTCULO: 1. Apolonio y su tiempo

    2. Obras perdidas

    3. Las Argonuticas

    3.1. Fuentes

    3.2. Argumento

    3.3. Temtica y personajes

    3.4. Apolonio y los cnones de la poesa helenstica

    3.5. Espacio y tiempo de las Argonuticas

    3.6. Pervivencia

    4. La restante pica helenstica: Riano y Euforin

    5. Bibliografa (en espaol)

  • Mnica Durn Maas - Apolonio de Rodas y la pica Helenstica

    - 2 2005, E-excellence www.liceus.com

    1. Apolonio y su tiempo Durante el periodo helenstico (323-30 a. C), caracterizado por la ampliacin de

    las fronteras del mundo griego tras la muerte de Alejandro, se desarrolla una intensa

    actividad econmica y cultural en torno a grandes capitales. En Alejandra, los

    monarcas ptolemaicos se muestran especialmente sensibles al desarrollo cultural y

    cientfico y fomentan de manera significativa el cultivo de las artes. En esta ciudad, se

    concentran sabios y eruditos de todas partes del mundo atrados por la gran Biblioteca

    y el Museo que Ptolomeo I Soter ha creado con el fin de potenciar la investigacin. Los

    artistas se renen en crculos literarios cuyo refinamiento aleja su arte del alcance de

    las clases ms populares. Pese a las notables diferencias existentes entre los autores,

    la poesa queda marcada por unas directrices comunes: gusto por el relato abreviado,

    erudicin, obsesin etiolgica, preferencia por temas poco trillados, lxico poco

    habitual, mezcla de gneros, variatio, etc. Paralelamente, emergen nuevas disciplinas

    como la filologa, la gramtica o la crtica literaria: se someten a estudio todas las

    obras de la literatura griega, al mismo tiempo que se recopilan los cnones gracias a

    los cuales nos han llegado muchos textos. En este ambiente surge la figura del poeta-

    erudito de la que se halla indefectiblemente imbuido Apolonio de Rodas.

    Para el conocimiento de la biografa de Apolonio contamos con dos Vidas

    transmitidas en los escolios, una de las cuales parece depender de la otra. El Lxico

    Suda y el Papiro de Oxirrinco 1241, col. II 1, con la lista de los directores de la

    Biblioteca nos ayudan a completar la informacin acerca de su trayectoria vital. Naci

    en la Alejandra de Egipto, de la tribu ptolemaica, hijo de Sleo o, segn algunos, de

    leo en torno al ao 295 a. C. Fue discpulo de Calmaco y preceptor de Ptolomeo III

    Evergetes. Tom su sobrenombre por haber pasado en la isla de Rodas una parte

    importante de su existencia. En cuanto a los dems episodios de su vida debemos

    mostrar cierta cautela pues, en ocasiones, las fuentes se contradicen. Fue director de

    la Biblioteca entre el 260 a. C., fecha en que cesa Zendoto, y el 246 a. C., ao en que

    Eratstenes fue llamado por Ptolomeo III para sucederle. Una Vida nos informa de que

    el poeta fracas en una lectura pblica de su primera redaccin de las Argonuticas y,

    al no soportar la afrenta de sus conciudadanos y las burlas de los dems poetas, se

    march a Rodas donde reelabor su composicin. All, tras el xito de su segunda

    versin, fue distinguido con la ciudadana rodia y con honores. Los escolios parecen

    confirmar que, en efecto, las Argonuticas conocieron dos redacciones, una primera

    en Alejandra y otra de ms xito en Rodas pues, para algunos versos del canto I (vv.

    516-523, 543, 726, 727, 788, 789, 801-803), los escolios aportan variantes

    procedentes de una edicin preliminar o prokdosis. La segunda Vida cuenta que,

  • Mnica Durn Maas - Apolonio de Rodas y la pica Helenstica

    - 3 2005, E-excellence www.liceus.com

    segn algunos, Apolonio regres a Alejandra despus de su estancia en Rodas y que

    slo entonces fue director de la Biblioteca. Pero este dato se debe probablemente a

    una interferencia con Apolonio Eidgrafo que sucedi efectivamente a Aristfanes de

    Bizancio. As pues, podemos suponer que, en realidad, el autor de las Argonuticas,

    parti a Rodas tras haber ejercido este cargo en Alejandra y, por tanto, su actividad

    potica se desarroll en una etapa ya madura de su vida.

    De la famosa disputa con Calmaco, que probablemente ha sido exagerada por

    la tradicin y no fue tan acerba como quisiera parecer, no conocemos ni los motivos

    exactos que la originaron ni el contenido de la misma. Segn la tradicin, la ria se

    produjo cuando Apolonio manifest su deseo de probar fortuna con la pica, ante lo

    cual se enfureci su maestro. Sin embargo, es significativo que el nombre de Apolonio

    no figure entre los Telquines, adversarios de Calmaco en materia literaria. En

    cualquier caso, no podemos obviar las rivalidades que sin duda surgieron entre los

    investigadores alejandrinos de las cuales el poeta satrico Timn de Fliunte deja veraz

    constancia: Muchos se nutren en Egipto de muchas tribus, / Librescos atrincherados

    disputando sin fin / En la jaula de las Musas (transmitido en Ateneo, I 22d).

    2. Obras perdidas Adems de la obra por la que conocemos a Apolonio, sabemos que se dedic

    a otros tipos de poesa y a la elaboracin de tratados cientficos, especialmente en el

    campo de la filologa. Llev a cabo trabajos sobre Hesodo -defendiendo la

    autenticidad del Escudo-, Arquloco y Antmaco de Colofn, autor, ste ltimo, de la

    Lide que origin la disputa de Calmaco con los Telquines. Conservamos el ttulo de

    una obra, Contra Zendoto, que criticaba la exgesis de Homero hecha por Zendoto

    y trataba cuestiones de lxico e interpretacin.

    En hexmetros picos escribi las Fundaciones de ciudades (Ktseis) que se

    encuadran en un gnero muy del gusto alejandrino cultivado tambin por Calmaco.

    Entre otras urbes se ocup de Alejandra (frag. 4 Powell), Cauno (frag. 5 Powell),

    Cnido (frag. 6 Powell), Nucratis (frags. 7-9 Powell), Rodas (frags. 10-11 Powell) y

    Lesbos (frag. 12 Powell). En estos poemas debi de plasmar sus conocimientos

    geogrficos, arqueolgicos, etc, y es verosmil que introdujera, tal vez en forma de

    aitia, leyendas locales. En la Fundacin de Alejandra, por ejemplo, haca nacer a las

    serpientes de la sangre derramada de la Gorgona, lo mismo que en Arg. IV 1513 y ss.

    La Fundacin de Nucratis narraba la historia de un marinero milesio, Pmpilo, que

    fue transformado en pez por haber rescatado a una ninfa deseada por el dios Apolo.

    Quizs se deba a esta obra el nombre de Naucratites con el que ocasionalmente ha

    sido llamado. Conservamos asimismo doce fragmentos de un Canobo (frags. 1-2

  • Mnica Durn Maas - Apolonio de Rodas y la pica Helenstica

    - 4 2005, E-excellence www.liceus.com

    Powell), en escazontes, cuyo contenido no est claro: quizs versaba sobre el timonel

    de Menelao o de la ciudad por l fundada en la desembocadura del Nilo, famosa por

    su libertinaje. Por ltimo, nada conservamos de sus Epigramas, a no ser un dstico

    apcrifo sobre Calmaco transmitido en Ant. Pal. XI 275.

    3. Las Argonuticas 3.1. Fuentes

    Las Argonuticas es el primer poema pico extenso conservado con

    posterioridad a Homero en la literatura griega y el nico hasta la obra de Quinto de

    Esmirna o Nono de Panpolis en poca imperial. Desde un punto de vista formal,

    Apolonio toma los poemas homricos como punto de referencia a partir del cual

    introduce ciertas innovaciones. En el plano del contenido, las fuentes son de lo ms

    variadas, pues el mito haba inspirado, antes que a l, a numerosos autores de

    distintos gneros: existan ya no pocas e incluso contradictorias versiones de la

    leyenda. De este modo, saltan a la vista los elementos tomados de Homero: episodios

    como el de Lemnos (Il. VII 467 y ss., XXI 40-1 y XXIII 745 y ss.); personajes como

    Circe -que vive en Eea, doblete de Ea- y Eetes (Od. XII 69 y ss .; X 135 y ss.);

    monstruos como las Sirenas, las Planctas, y Escila y Caribdis; o lugares como la

    pradera de Trinacia y el pas de los feacios. Pero, otras veces, el rodio introduce

    alusiones que denuncian una clara intencin de variatio. Por ejemplo, la invocacin, al

    comienzo de los cantos III y IV, a Eroto, la Musa del amor -que evoca la Musa del

    proemio de la Odisea- indica ya el contenido amoroso que va a ser desarrollado.

    Episodios del viaje de los argonautas se insertaban ya en el corpus hesidico y

    en la poesa arcaica. Hesodo menciona el tema de las pruebas de Jasn y Medea en

    su Teogona (v. 992 y ss.) y alude, en los Catlogos, a personajes y asuntos de la

    leyenda como Frixo, Fineo, las Harpas, el vellocino o el regreso de los argonautas.

    Tambin el poeta pico arcaico Eumelo de Corinto (s. VIII a. C.), en sus Corintacas,

    trataba el tema y, segn nos informa un escolio a Apolonio, un tal Crcino de

    Naupacto, autor de las Naupactias, narraba algunos detalles de la expedici