100 años -...

of 8 /8
SUPLEMENTO SEMANAL DE LA HORA, IDEA ORIGINAL DE ROSAURO CARMÍN Q. GUATEMALA, 16 DE MARZO DE 2018 100 AÑOS: Julio Cortázar, Adolfo Bioy Casares y Nicanor Parra

Author: trantruc

Post on 20-Oct-2018

215 views

Category:

Documents


0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • suplemento semanal de la hora, idea original de rosauro Carmn Q.

    Guatemala, 16 de marzo de 2018

    100 aos: Julio Cortzar, adolfo Bioy

    Casares y nicanor parra

  • Pgina 2 / guatemala, 16 De marzo De 2018

    100 aos para armarJorge Carrol

    Director de la Red de Bibliotecas Landivarianas

    Lleva mucho tiempo llegar a ser joven. Pablo Picasso Todo aquel que conserva la habilidad de ver la belleza, nunca envejece. Franz Kafka

    Sabes que ests envejecienco cuando las velitas cuestan ms que la torta. Bob Hope

    es una publicacin de:

    presentacinnauguramos la edicin recordando el aniversario de nacimiento de tres colosos de la literatura latinoamericana: Julio Cortzar, Bioy Casares

    y Nicanor Parra. Para ello, Jorge Carro, nos ofrece en las primeras pginas el valor de sus propuestas creativas y el lugar que ocupa cada uno en el mbito de las letras universales.

    Una celebracin de esta magnitud debe provocar en nosotros la voluntad de acercarnos a sus obras ms all de la admiracin esttica por el reconocimiento de otros. Leerlos debe ser un imperativo que nos ayude a calibrar nuestro paladar literario y a refinar nuestro horizonte intelectual, a veces pervertido por el pensamiento hegemnico impuesto desde fuera.

    El Suplemento presenta, adems, el texto titulado La filosofa y el mundo de la vida, escrito por el profesor de la Universidad de San Carlos, Harold Soberanis. El artculo nos expone el valor actual de la filosofa, su funcin y vitalidad en tiempos donde priva el pragmatismo como criterio ltimo que dirige las acciones.

    Por ltimo, recomendamos la lectura de las contribuciones de Carlos Ren Garca Escobar, Juan Jos Narciso Cha, Juan Fernando Girn Solares y Miguel Flores. Estamos seguros de que las propuestas sern de provecho y un medio para deleitarse mientras se toma un caf.

    Mucho se ha hablado y se habla en estos tiempos hipercomunicados, del centenario de la Primera Guerra Mundial, de los 100 aos del nacimiento de Julio Cortzar, de Adolfo Bioy Casares y de Nicanor Parra, el gran poeta chileno, quien es el nico de este creativo tro, que pudo celebrar sus primeros 100 aos, el pasado 5 se setiembre.

    Nicanor Parra poeta-antipoeta, que se niega a ser lo que es, una institucin, tristemente no mereci de la prensa un espacio similar al que ocuparon las centenarias celebraciones de Cortzar y Bioy Casares.

    Precisamente por eso me permito comentar que Nicanor, es el hermano (mayor) que oblig a Violeta Parra, a cargar una pesada grabadora para recopilar las canciones del campo chileno.

    Bueno es reconocer que Parra envejece al revs; quizs sea esta la razn por la que en el pasado setiembre, en Chile, los medios de comunicacin compitieron por homenajear al profesor de fsica que convirti su casa de Las Cruces (a medio camino entre la casa-tumba de Vicente Huidobro en Cartagena y la casa-museo de Pablo Neruda en Isla Negra, en otro de sus espartanos experimentos.

    Parra es el que recort diarios para exponerlos en la calle junto con Alejandro Jodorowsky y Enrique Lihn. Es el antipoeta que protagoniz con Pablo Neruda su propia guerra fra y tambin su propia paz armada. El pata eperro que pas por la Unin Sovitica presintiendo su derrumbe y que tuvo sus dudas para la Unidad Popular, y que se salv (milagrosamente?) cuando la polica poltica de Pinochet quem la carpa donde lean sus poemas.

    Nicanor Parra, el profeta que resucit al Cristo de Elqui para decirle a la dictadura lo que pocos se atrevan a susurrar.

    No es un azar que Roberto Bolao, al volver a Chile buscara a Nicanor Parra, como fuera sinnimo de Chile.

    ***Mientras tanto, el martes 26 de agosto ppdo.

    (2014) en el Mini-auditorio de la Biblioteca del Campus Central de la Universidad Rafael Landvar (en Guatemala) tres

    acadmicos (Ana Toledo, Karla Olascoaga y Eduardo Blandn, guatemalteca, peruana y nicaragense, respectivamente) y este lector de tiempo completo que tuvo la dicha de conocer al cronopio autor de Rayuela, celebramos los 100 aos de Julio Cortzar, recordando su inmensa obra y soplando las velitas de una sabrosa torta.

    Das despus, el 15 de setiembre, en la tranquilidad de mi dacha celebr el centenario de Bioy Casares releyndolo y tomando un t (Ya no hay ms t de Saccone Speed) que estoy seguro mucho le habra gustado al autor de La guerra del cerdo.

    En este hotel no me hago mi t del desayuno, porque el precio es con desayuno incluido. A tales miserias, con naturalidad, los viajeros nos entregamos. Me traen un t bien chaud et trs fort con una baguette de cincuenta centmetros de largo y con alguna confiture colorada. / ABC. En viaje, 1967.

    ***Qu suerte la ma!... haber compartido en

    no pocas ocasiones, un pocillo de caf o una taza de t con estos centenarios autores de una inmensa obra de la que muchos hablaron este ao, pero que no todos leyeron.

    Julio Cortzar, en sus charlas en La Habana, en 1963, -que se conocieron como Algunos aspectos del cuento- adverta que en literatura no hay temas buenos ni temas malos; hay solamente un buen o un mal tratamiento del ma. / Mempo Giardinelli

    As se escribe un cuento (1992). Qu inmensa suerte la ma!... de compartir

    la misma pasin por el jazz que Cortzar. Gracias a ello, en muchas ocasiones hice un paralelo entre Thelonius Monk y Julio Cortzar. Ambos con un estilo acaso perfecto, con una madurez estilstica consolidada y con la creatividad saltando de poro en poro. Escuchar Round About Midnight y leer Las babas del diablo, o Straigh No Chaser o Continuidad de los parques, o quizs Blue Monk y La noche boca arriba pueden ser de algunos de los maridajes que se me ocurren entre la msica y el cuento.

    Crees que el jazz ha influido en tu obra?- S, mucho. Me ense cierto swing que est en mi estilo e intento escribir mis cuentos, un poco como el msico de jazz enfrenta un take, con la misma espontaneidad de la improvisacin. / Antonio Crespo entrevista Cortzar.

    Tanto se ha dicho y escrito en estos tiempos del centenario de Cortzar que encuentro redundante agregar algo ms que mi incitacin a hablar menos de l y a leerlo ms, especialmente sus cuentos.

    Cortzar fue un maestro en ese tipo de cuento en que la intencin del escritor es buscar la cooperacin de lector

    / Enrique Anderson Imbert.El cuento no se hace con experiencias

    anecdticas.***

    ...despus de comer en Fouquets, me met en un cinematgrafo del barrio a ver Blow-up, e l film de Antonioni, sobre una ancdota de un cuento de Cortzar / ABC. En viaje, 1967.

    Silvia Hopenhayn (1) propuso (y estoy de acuerdo con ella) que hay ms muertos que vivos conviviendo en la historia del mundo. Podramos imaginar una demografa de fantasmas? Difcil rastrearlos a todos, ya sean los inventados por escritores o provistos por las leyendas, los hay populares pero tambin muy ntimos. Si al menos pudisemos ubicarlos en algn lugar: cierta altura, profundidad o estado de la fantasa; o resquebraduras de la realidad... Los suponemos voltiles, flotantes, quiz los haya soterrados o disueltos....

    La literatura gtica est habitada de historias de fantasmas pueblan la literatura gtica como los inmigrantes que poblaron las tierras que por las noches ilumina la Cruz del Sur y devinieron argentinos, ocurri algo parecido con los fantasmas de la literatura segn Hpenhayn. Precisamente en la Biblioteca Aniversario de Adolfo Bioy Casares, que recientemente edit Emec, hay varios personajes que lo voltil no los priva de su peso literario; tienen una pregnancia (cualidad que poseen las figuras que pueden captarse a travs del sentido de la vista. Dicha cualidad est vinculada a la forma, el color, la textura y otras caractersticas que hacen que la persona que observa pueda captarla de manera ms rpida y simple.) que es difcil quitrselos una vez comenzada la lectura.

    Uno de los personajes de La trama celeste (1948) de Bioy Casares es obviamente Paulina, coprotagonista del cuento En memoria de Paulina, que comienza as: Siempre quise a Paulina. En uno de mis primeros recuerdos, Paulina y yo estamos ocultos en una oscura glorieta de laureles, en un jardn con dos leones de piedra. Paulina me dijo: -En lo que me parezca a Paulina estoy a salvo. Vea (y an hoy veo) la identificacin con Paulina como la mejor posibilidad de mi ser, como el refugio en donde me librara de mis defectos naturales, de la torpeza, de la negligencia, de la vanidad. Este anhelo es quiz, prueba de un posible amor imposible (como Beatriz Viterbo en El Aleph (de Borges), o Faustine en La invencin de Morel (de Bioy Casares). Cuanto ms desea a Paulina, menos sta le pertenece. As como Beatriz Viterbo que le escribe cartas obscenas a Carlos Argentino Daneri, tambin Paulina las escribe a Julio Montero, traicionando a su enamorado. Y este juego obsesivo tiene un desenlace inesperado: Paulina muere, para despus aparecrsele al protagonista de esta historia que interpreta la llegada del fantasma de Paulina como una declaracin de amor

  • guatemala, 16 De marzo De 2018 / Pgina 3

    eterno. Pero en ese momento, la pregunta que Bioy Casares instala en su ficcin -redefiniendo la nocin misma de los cuentos de fantasmas- es: de quin es ese fantasma? La idea habitual es que un fantasma representa a la persona que qued atrapada en este mundo. En cambio, en el cuento En memoria de Paulina, el fantasma no le pertenece a Paulina, no es producto de su desesperacin por quedarse o vengarse de alguien. Hasta es posible que ni siquiera sea ella, aunque tenga su fisonoma. Bioy se lo hace decir al protagonista: Abrac un monstruoso fantasma de los celos de mi rival. Un fantasma producido por los celos del otro, creado por un hombre tan celoso, que con slo imaginarla junto al otro fue capaz de crearla.

    La creatividad literaria de Bioy Casares no tuvo lmites. Por alguna razn es para muchos escritores rioplatenses, su paradigma literario. Recordemos que, con libros como La invencin de Morel y El perjurio de la nieve, Bioy desarroll e instaur en los aos 40, la novela que no deja ningn cabo suelto, encarnacin, de muchas maneras, de una literatura deliberada, premeditada, legible que Borges predic pero que jams puso en prctica. Bioy Casares aludira dcadas despus a esa poca, como su etapa de la invencin y la trama. Hacia los 50, se produce en los relatos de Bioy Casares un giro hacia lo coloquial. Mas sin embargo no abandona experimentar, pero traslada a sus mquinas del tiempo y a sus enigmticos sabios a ambientes que siente ms cercanos, al mismo tiempo que se impone de alguna manera, no slo el argot sino el humor porteo.

    En una ocasin Bioy Casares le dijo a Manuel Vicent cul fue durante casi toda su vida, su mtodo de trabajo?: En esta misma sala, solos Borges y yo hemos cenado todas las noches durante ms de treinta aos. Cuando Borges se despeda, yo pasaba al gabinete y anotaba en un libro diario nuestras conversaciones de sobremesa, como un notario que levanta acta. Tengo ms de tres mil pginas escritas e inditas.

    Para Bioy Casares, el carcter menor que suele atribuirse a la escritura de diarios no fue un problema, La otra aventura es irrefutable prueba de ello y sus memoriosas pginas, Bioy Casares seala que los diarios ntimos ofrecen al escritor una forma de resolver la tensin entre obra y vida que siempre los agobia, una solucin no demasiado grata porque la recompensa de ver publicado el trabajo se reserva para la vejez y, aun, oh irona, para la posteridad.

    ***Regresando al antipoeta Don Nicanor (no

    confundir por favor con el Don Nicanor Paredes, de Jorge Luis Borges) bueno resulta rescatar la propia explicacin de Parra: Qu es un antipoeta? / Un comerciante en urnas y atades? / Un sacerdote que no cree en nada? / Un general que duda de s mismo? / Un vagabundo que se re de todo / hasta de la vejez y de la muerte? / Un interlocutor de mal carcter? / Un bailarn al borde del abismo? / Un narciso que ama a todo el mundo? / Un bromista sangriento/ deliberadamente miserable? / Un poeta que duerme en una silla? / Un alquimista de los tiempos modernos? / Un revolucionario de bolsillo?

    / Un pequeo burgus? / Un charlatn? / Un dios? / Un inocente? / Un aldeano de Santiago de Chile? / Subraye la frase que considere correcta.

    El centenario Parra es uno de los grandes poetas hispanoamericanos, pero esa grandeza est en las antpodas de la altisonancia: su poesa es inmediata e inesperada. Tiene la fuerza de la consigna, la extraeza de un artefacto vanguardista, la banalidad de una broma. La poesa en Parra es un acto sedicioso. Parra se re como condenado / cuando no se rieron los poetas! / a lo menos declara que se re // pasan los aos pasan / los aos / a lo menos parece que pasaran / hiptesis non fingo / todo sucede como si pasaran // ahora se pone a llorar/ olvidando que es antipoeta.

    La revolucin permanente de Nicanor Parra es la antipoesa que apareci en 1954 en Poemas y antipoemas, y continu en sus otros poemarios (antipoemarios?): La cueca larga (1958), Versos de saln (1962), Canciones rusas (1967), La camisa de fuerza (1969) reunidos aos ms tarde en su Obra gruesa (1969).

    Es obvio que Parra es heredero natural de Vicente Huidobro y sobre todo de Altazor (Qu sera de Chile sin Huidobro / Qu sera de la poesa chilena sin este duende, escribi) y que siempre se dijo, discpulo del grande Macedonio Fernndez y su humorismo de la nada. Nicanor Parra desbanc al yo trascendente suplantando la figura del vate, por un hombre comn, como t o yo: Los poetas bajaron del Olimpo. [?] / Nosotros sostenemos/ que el poeta no es un alquimista / el poeta es un hombre como todos / un albail que construye su muro:/ un constructor de puertas y ventanas. // Nosotros conversamos/ en el lenguaje de todos los das/no creemos en signos cabalsticos. Parra transforma permanentemente al energmeno que transita a nuestro lado y a pesar de su cotidianidad, esta figura no es un sujeto reconocible en mera experiencia del lector: se trata ms que un remedio que un remedo al burln del yo romntico que parodia al convertirlo en una especie de sujeto kafkiano crucificado por la irona.

    Acurdate de m cuando ests en tu reino / Nmbrame Presidente del Senado / Nmbrame Director del Presupuesto / Nmbrame Contralor General de la Repblica // Acurdate de la corona de espinas / Hazme Cnsul de Chile en Estocolmo / Nmbrame Director de Ferrocarriles / Nmbrame Comandante en Jefe del Ejrcito // Acepto cualquier cargo / Conservador de Bienes Races / Director General de Bibliotecas / Director de Correos y Telgrafos /Jefe de Vialidad / Visitador de Parques y Jardines / Intendente de la Provincia de uble / Nmbrame Director del Zoolgico // Gloria al Padre / Gloria al Hijo / Gloria al Espritu Santo // Nmbrame Embajador en cualquier parte.

    ***Suerte la ma, ciertamente!... haber ledo

    por aos a estos tres centenarios que hicieron, hacen y harn ms bella la vida. Comprubalo t mismo y sers ms feliz en este disparatado mundo nuestro de cada da.

    (1) : La Nacin. Buenos Aires, Viernes 05 de septiembre de 2014.

  • Pgina 4 / guatemala, 16 De marzo De 2018

    La FiLosoFa Y eL mUnDo De La ViDa

    Harold SoberaniSAcadmico universitario

    En efecto, actualmente la filosofa se cultiva, sobre todo, en las universidades o centros de formacin, pero no siempre fue as. Si recordamos, el origen de la filosofa estuvo en la calle y luego, por diversas razones, se fue concentrando en los salones de clase de los centros de estudios superiores.

    Es bien sabido que fue Tales, un habitante de la

    Lejos de lo que muchos piensan, la filosofa no es una disciplina que sea ajena al mundo real, es decir, que no tenga nada que ver con el mundo del hombre concreto, comn y corriente. Si bien es cierto que la filosofa hoy da se cultiva, especialmente, en las universidades, esto no significa que no tenga una conexin con el hombre y la mujer que van a diario al trabajo, al mercado, que caminan por cualquier calle de una gran urbe o que viven en ciudades cuya existencia ignoramos, seres comunes que tienen sueos y temores, que anhelan una vida material mejor para los suyos o que simplemente se conforman con ver crecer a sus hijos y vivir tranquilos.

    ciudad griega de Mileto, el primero que se pregunt sobre el origen de la realidad. La respuesta de Tales fue que el agua, o ms propiamente, lo acuoso, era el origen de esa realidad material que le provocaba dudar y pensar. Acaso, al decir esto, Tales pensaba en las cualidades del agua, un elemento indefinido cuya forma depende del objeto que le contiene, o tal vez le atraa la idea del movimiento perpetuo que implica por su misma naturaleza, pues cuando pensamos en el agua, percibimos en ella un fluir constante, aunque nos parezca quieta.

    Sea cual sea la razn de su eleccin, es Tales, con ese preguntar acerca del origen o fundamento de la realidad, quien inaugura la filosofa en Occidente y, por lo tanto, el primer filsofo cuyas disquisiciones, en las calles de la Grecia del siglo VI a.C, dieron origen a ese saber racional, riguroso, sistemtico y que, segn algunos afirman errneamente, solo accesible a iniciados: la filosofa, que suele traducirse como amor a la sabidura.

    Independientemente de si esto es verdad o no, lo que deseo sealar, al mencionar a Tales, es el origen de la filosofa: esta no surge en los salones de clase si no en la calle y en ella se va desarrollando, movindose en la plaza, en los callejones o acaso en las tabernas, discurriendo en el gora con Scrates o viajando a distintas ciudades con los sofistas, quienes cumplen as una tarea a favor de ella, pues contribuyen a divulgarla. Ser Platn, en su famosa Academia, uno de los primeros maestros de filosofa quien, dentro de un recinto y como parte de todo un programa

    educativo la ensea junto a otras disciplinas, con el fin de formar ciudadanos ntegros.

    Pues bien, ese origen no acadmico de la filosofa vendra a demostrar cmo ella no es un malabarismo intelectual, segn algunos, o un saber ajeno a las personas de carne y hueso, segn otros, un saber nicamente accesible a eruditos o sabios misteriosos. Si bien por su misma naturaleza la filosofa requiere de ciertos conocimientos para comprenderla, ella no tendra sentido si no estuviera estrechamente conectada al mundo de la vida, a la esfera de lo cotidiano. Efectivamente, la filosofa no tendra ningn valor si, en ltima instancia, no nos sirviera para el buen vivir, es decir, para aprender a vivir bien moralmente, para ser felices siendo buenos, para ejercer ciudadana en beneficio de la comunidad, para ser solidarios con nuestros semejantes ayudndoles a descubrir el sentido de su existencia (si es que esto es posible), etc.

    El valor de la filosofa radica, pues, en hacernos reflexionar sobre nuestra propia existencia y realidad inmediata, y en esa medida se nos revela la conexin entre ella y el mundo de la vida. En una palabra: la filosofa es necesaria y fundamental, solo en la medida en que nos sirve para el buen vivir pues, preguntarnos sobre el sentido de la vida, el fundamento de la realidad, sobre la bondad o maldad de nuestros actos, sobre el amor, la fidelidad, la felicidad, etc., son preguntas que revelan la importancia de la filosofa cuya raz est profunda y fuertemente asida al fondo de nuestra existencia.

  • guatemala, 16 De marzo De 2018 / Pgina 5

    De qUin es eL cieLo, entonces

    Habr qUe LLorar?

    La FiLosoFa Y eL mUnDo De La ViDa

    CarloS ren garCa eSCobar Antroplogo y escritor

    Juan JoS narCiSo CHaColumnista

    A la vista tenemos un libro poliedro. O bien, un libro arcoris. Adems se multiplica segn los lectores que lo consuman. En el que cada lnea, cada verso, cada estrofa, cada prrafo, representan un lado o espacio, un color, una perspectiva.

    El ingenio potico de su autor lo conduce a perpetrar cada frase filosfica en constitucin de un universo conceptual cifrado en la experiencia concreta de la vida y del contemplativo conocimiento de lo humano banal y sublime de la existencia per se. En ella, el amor se transmuta

    y desaparece en las penumbras de los laberintos del ser existencial. Verdades y mentiras se ocultan tras un horizonte donde se presienten el infierno y el cielo apareados en celajes de cuestiones psicolgicas y espejos rotos. La nica pertenencia del cielo son los humanos en su infierno del que vinieron y vuelven. No hay vueltas en el camino porque el camino vuelve eternamente en los ciclos de la vida buscando el cielo sin hallarlo. No se es el mismo ni lo mismo nunca y sin embargo, el destino final nos envuelve, como el mar acumula las aguas de los ros para devolverlas subterrneamente o con el viento tormentoso de las lluvias.

    De quin es el cielo, entonces, es una lectura para ejercer la suspicacia que nos hace falta al comn de los lectores.

    Habr que llorar?Si nos tuvo en su vientre y nos amamant de bebsHabr que llorar?Si cuando ramos nios se prodig con nosotros, sin tiempo y sin cansancio.Habr que llorar?Si siendo jvenes sufri por nuestras escapadas, nos dio consejos y regaos a tiempo.Habr que llorar?Si siendo padres, se entreg plenamente al cuidado de sus nietos, nuestros hijos.Habr que llorar?Si todo el tiempo se encarg de hacernos converger los domingos en la tarde para el caf.Habr que llorar?Si hubiera ac, alguna persona que no toc con su sonrisa, su entrega, su amistad, su cario y su solidaridadHabr que llorarSi se an enferma se mantuvo preocupada de nuestras vidas y nuestro futuro.Si alguna de las respuestas encuentra alguna negacin, entonces no habr que llorar, pero si es todo lo contrario, y as es, estoy seguro, habr mucho, pero mucho, por qu llorar.A mi madre, Mara del Carmen Cha Carrera viuda de Narciso. En su dolorosa despedida.

  • Pgina 6 / guatemala, 16 De marzo De 2018

    Este relato est basado en la conocida leyenda -La visitante de los Sagrarios- publicada por Hctor Gaitn, en su obra La calle donde t vives.

    Un recorriDo De JUeVes santo

    CAPTULO V

    Todo era expectacin en la pequea ciudad de Guatemala, la que como es costumbre, con suma intensidad haba contemplado el paso procesional del Nazareno de Candelaria y de la Virgen Santsima de Dolores que ya se haban perdido a la distancia, y ahora se preparaba para los grandiosos cortejos del Viernes Santo, a pocas horas de comenzar.

    En el sitio donde se haba aparcado el auto de alquiler, la distinguida dama de pocas palabras y profunda devocin por la Visita a Jess Sacramentado abord el mismo cuando Humberto de forma muy corts, cerro la portezuela trasera y se enfilaron por la 12 avenida hacia el sur, hasta la 18 calle en busca de la Parroquia de Nuestra Seora de los Remedios, El Calvario.

    Al pasar por la 7. avenida, Humberto divis a lo lejos los grises muros de la tenebrosa Penitenciara Central, el Parque Navidad y frente a ste, las luces tenues que iluminaban la fortaleza del Castillo de San Jos de Buena Vista, y su puente levadizo que comunicaba con el sector de las cinco calles. El vehculo arrib a la esquina del Callejn de Concordia y 18 calle, donde no menos cantidad de fieles se agolpaban de manera ordenada para ingresar a la Parroquia de Nuestra Seora de los Remedios, El Nuevo Calvario, debidamente estrenado unos ocho aos antes, ocasin en la que estuvo presente Humberto en compaa de sus padres cuando el templo fue bendecido por el arzobispo de aquel entonces.

    Repetido el proceso, nuevamente la espera en las afueras del templo le dio la oportunidad al esforzado trabajador de contemplar algunas estampas de la Semana Santa, y en esta ocasin la sorpresa no pudo ser ms agradable, puesto que un grupo de devotos se agolpaban en la puerta lateral del edificio de la Tipografa Nacional, a escasos veinticinco o treinta metros de donde se encontraba Humberto a quien en buen chapn le pic la curiosidad, lo cual efectivamente realiz y pudo as contemplar cmo en el interior del edificio y en un saln de mquinas, miembros de la Hermandad del Santo Cristo Yacente, varios trabajadores de la TIP NAC incluso integrantes del prestigioso equipo de Ftbol que defenda los colores de la institucin y algunos miembros del ferrocarril a quien l mismo conoca, daban los ltimos toques a la alegora de

    Juan Fernando girn SolareSColaborador Diario La Hora

    las andas del Sepultado del Templo de El Calvario, cuya urna funeraria sera colocada sobre un hermoso cojn, flanqueado por elementos distintivos de la Pasin. Las andas que portaran a la imagen de la Virgen de Soledad, seran decoradas con un colosal rosario como exhortativa para el rezo de dicha oracin.

    Y as queridos amigos, el Buick 1932 al mando de Humberto, se detuvo solcitamente en el itinerario previamente acordado por la luctuosa fmina en el mismo orden previamente acordado y que restaba, es decir: San Francisco y Santa Clara y finalmente La Capilla del Hospital San Juan de Dios, y concluir as la Visita a los Siete Sagrarios.

    En el remate de la 10. calle Poniente y 1.a avenida, justo donde terminaban las piedras de la calle frente al referido Centro Hospitalario, Humberto gir el taxi por la polvorienta 1. avenida, para pasar a un costado del lugar en donde se encontraban las ruinas desde el gran terremoto del extinto Santuario de Guadalupe, el que nuestro personaje pens para sus adentros... Ojal que algn da lo reconstruyan...!

    Conforme las instrucciones de la misteriosa pasajera, el automvil detuvo su marcha a un costado de la entrada principal del Cementerio General. Por ltima vez aquella noche, el chofer abri la puerta del vehculo del cual baj por ltima vez la singular devota y visitante de los Sagrarios.

    Est usted servida seorita! Son dos quetzales por la carrera, ha sido un gusto.

    Como usted bien sabe, la extraeza y admiracin se apoder de Humberto, cuando en vez del pago en efectivo que esperaba, la dama le indic que por un descuido no podra cancelarle en ese momento, pero que le entregaba una hermosa cadena de oro como prenda, con una nota conteniendo la direccin en donde al da siguiente al presentarla, sus familiares le cancelaran por sus servicios prestados.

    Le ruego por favor que acepte esta joya muy preciada para m como prenda de que se le pagar por sus servicios; mis familiares lo entendern, en este papel est escrito el sitio al que debe presentarse para cobrar....

    A nuestro personaje, le inspir pena el que

  • guatemala, 16 De marzo De 2018 / Pgina 7

    una mujer se quedase sola y sin dinero a esas horas en aquel lgubre sector, pero ella insisti en despedirse, agradecerle por su insistencia en trasladarla a un lugar ms seguro, pues a la hora de finalizar aquella travesa casi a las diez de la noche para ser especficos, ya casi ni un alma quedaba por la Avenida del Cementerio.

    Es ms, hasta la esquina del famoso El ltimo adis, estaba apagada y en silencio, ya sin parroquianos, porque su propietaria dispuso cerrar aquella noche observando el recato propio de los das de Semana Santa. nicamente el aullido de algunos perros y el gorgoritazo del polica en el interior de la necrpolis se entremezclaban en el ambiente nocturno de Jueves Santo, iluminado por una espectacular luna llena.

    Humberto recibi la prenda y la nota, se retir del sitio pensando en dejar para la tarde del domingo las exquisitas viandas del parque central y condujo ya cansado su taxi hasta donde viva en el barrio de Santa Cecilia, estacion el auto y se qued dormido, muy satisfecho por todas las vivencias de tradicin experimentadas aquel da.

    Al da siguiente, lo que nunca haba hecho, un sentimiento de extraeza motiv a Humberto a acudir a las procesiones de Viernes Santo, las mismas por las que observ tantos preparativos con esmero y detalles, y que motivan inexplicablemente a tantas personas y grupos, y al observar al Nazareno, al Sepultado o a la Dolorosa, se empezaron a apoderar de su corazn.

    Ni ese da, ni mucho menos al siguiente, da de psame para la Virgen, Humberto acudi a la direccin que le indic la misteriosa Dama de Jueves Santo, la Visitante de los Sagrarios, para cobrar por sus servicios prestados. As que el Domingo de Resurreccin y muy de maana luego de asistir a misa, se enfil hacia el Barrio

    de la Recoleccin donde se consignaba la direccin escrita en la Nota: 4. avenida Norte, nmero 5, en donde toc la puerta y explic el motivo de su comparecencia...

    Todos sabemos muy bien y conocemos a la perfeccin, la escalofriante respuesta que le dieron los ocupantes de la vivienda respecto a que la cadena entregada en prenda haba pertenecido en vida a una hija muy querida de la familia, fallecida aos antes y que precisamente haba sido enterrada con dicha joya pendiendo de su cuerpo exnime, y de cmo este inexplicable hecho, afect el estado de calma de nuestro abnegado taxista como una reaccin totalmente humana.

    Ahora bien, despus del susto Jess Mara!, y lo que la leyenda no nos cuenta, es que lejos de afectar su estado mental, Humberto entendi que la increble experiencia vivida al transportar lo que sin duda fue un espritu del ms all tuvo dos objetivos: El primero, a partir de aquel entonces, Humberto decidi buscar de nuevo a Dios y acudir a la adoracin al Santsimo cuando fuese posible en el templo de San Sebastin, el mismo sitio al que en vida acuda la enigmtica pasajera; la visitante logr pues su cometido, acercar un alma necesitada a Dios; y qu decir de la procesin de Jess de Candelaria y Virgen de Dolores de Jueves Santo; a partir de entonces el piloto automovilista nunca falt a su cita con este cortejo procesional a la misma hora y en el mismo sitio, el mercado Coln, mismo que aos despus fue demolido para dar paso a un citadino parque existente hasta nuestros das, en donde Humberto le contaba a Cristo Rey sus penas y alegras, peda por sus necesidades y por el eterno descanso del alma de aquella misteriosa pasajera y el segundo, los familiares de la difunta le explicaron que la misma, en vida, haba sido fiel devota del Santsimo Sacramento acudiendo permanentemente a San Sebastin y para aquellos que tienen fe, no importa el paso de la muerte para seguir manifestando el amor

    al Altsimo, lo que en nuestra vida tanto amamos y quisimos, Por qu nuestra alma no lo puede hacer despus de la muerte?

    Aqu termina este relato, Un recorrido de Jueves Santo, una mezcla de leyendas, fantasas y hechos reales acaecidos en nuestra Semana Santa, la historia de Humberto, el taxista y conductor de la visitante de los Sagrarios, cuya leyenda forma parte de la tradicin de nuestra querida Guatemala. Quiz este Jueves Santo por la noche, durante la Visita a los Siete Sagrarios y al paso de Cristo Rey de la Dolorosa de Candelaria por el Parque Infantil Coln, usted logre divisarlo. Por qu no? Porque como deca don Hctor Gaitn, Como me lo contaron, te lo cuento porque todo cabe en lo posible.

  • Pgina 8 / guatemala, 16 De marzo De 2018

    Miguel FloreS CaStellanoS Doctor en Artes y Letras

    Una peqUea LUz aL FinaL DeL tneL eL renacer DeL teatro?

    Dentro de estas personas que estn cimentando el nuevo teatro se encuentra Joam Solo, arquitecto de formacin, vinculado al teatro desde la Universidad Rafael Landvar, en el grupo La Mancha, bajo la direccin del tambin arquitecto Roberto Enrique Ramrez y ms tarde por el actor y director Germn Talavera. Su primera participacin como actor fue Romeo y Julieta, en un papel de Teobaldo, en el teatro GADEM. En las tablas del auditorio de la URL, lo vio Dick Smith quien lo reclut para el fastuoso montaje de Amadeus, de ah, este arquitecto actor, director, productor y gestor teatral, ha hecho sus aportes tambin al cine guatemalteco. sta es una de las personas responsables del renacimiento del teatro de calidad.

    Dirigir una sala de teatro es un reto que pocos aceptan. En forma silenciosa, pero continua y firme, Joam Solo ha mantenido por varios aos Solo Teatro, una de las antiguas salas de lo que fue el complejo de Cines Las Amricas, en la zona 13. Fue una apuesta de riesgo, ya que la sala se ubica en un lugar inesperado para un teatro. Con la mirada y experiencia que da la arquitectura, lo que fue la antigua sala cinematogrfica se convirti en un auditorio de calidad, con una lnea contempornea de lo que podra ser una nueva sala para el pas. Un espacio digno para el teatro y su pblico.

    Prueba de esto fue la temporada que acaba de finalizar de El cuarto de Vernica, del dramaturgo estadounidense Ira Levin, una obra de suspenso, con actores de gran experiencia en las tablas como Mnica Sarmientos y Jorge Vielman, con nuevas caras como Julio de Len y Daphne Aldana. La tensin de la obra se centra en los personajes interpretados por Sarmientos y Aldana, y la interaccin escnica de ambas actrices fue formidable. Su escenografa,

    pulcra, bien lograda, propia para la accin de la obra. La msica de Paulo Alvarado fue ms que sugestiva, que logr enfatizar los momentos de tensin dramtica con un sonido melodioso dulce e hiriente.

    Joam Solo se ha amoldado a los nuevos tiempos, en especial con el manejo de las redes sociales en forma estratgica. Con una fotografa impecable, el productor logr transmitir ese suspenso que la obra tuvo. Tambin hay que mencionar que el xito artstico y de asistencia de pblico a esta ltima funcin, se debe a la marca Joam Solo y Mnica Sarmientos, cuyos nombres brindan una garanta del trabajo actoral o de direccin.

    Algo digno de mencionar es el pblico. Por momentos daba la impresin de estar en el Teatro GADEM de la 8a. avenida y 12 calle: profesionales jvenes, parejas de adultos, familias completas los comentarios en la sala fueron positivos, porque El cuarto de Vernica proporcion una nueva experiencia para muchos de los asistentes a la ltima funcin. Muchos universitarios.

    En una sociedad como la guatemalteca, tan enajenada de productos culturales forneos, la administracin de una sala de teatro se hace difcil, pero el saber balancear el tipo de puestas en escena, con una comunicacin efectiva, son muestras de una luz a final del tnel. El pblico parece estar dispuesto a pagar la calidad actoral y de produccin, ser estratgico el determinar el tipo de obras, hacer encuestas y formar una base de datos que pueda ampliar la accin de las redes sociales. Hoy el teatro tiene mucha competencia, por lo que deber reinventarse, Joam Solo lo est haciendo.

    Tanto Joam Solo como Paulo Alvarado estudiaron juntos arquitectura, ambos son hoy referentes de los cambios necesarios para el arte actual en Guatemala.

    El teatro parece renacer y apostar por temas de calidad. Es notorio que esta nueva visin se da a travs de gente formada en alguna disciplina del teatro junto a una actitud profesional de hacer las cosas con calidad.

    Vista panormica del montaje de El cuarto de Vernica (2018).

    Momento tenso de El cuarto de Vernica (2018), en escena Mnica Sarmientos, Daphne Alda-na y Jorge Vielman. Fotografa Solo Teatro.

    Daphne Aldana, una nueva promesa para el teatro guatemalteco, en uno de los momentos culminantes de El cuarto de Vernica (2018).

    FotograFa Solo teatro.

    FotograFa Solo teatro.

    FotograFa Solo teatro.