08. educacion en tiempos de revolucion bolivariana luis boni revolucion bolivariana - libros

Download 08. educacion en tiempos de revolucion bolivariana luis boni   revolucion bolivariana - libros

Post on 27-Jun-2015

3.219 views

Category:

Education

6 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1. EDUCACINEN TIEMPOS DEREVOLUCIN BOLIVARIANALuis Bonilla-Molina

2. Luis Bonilla-MolinaEDUCACIN EN TIEMPOS DE REVOLUCIN BOLIVARIANALus Bonilla-Molina Libro DigitalEdiciones Gato Negro Caracas Venezuela 2004Educacin en tiempos de revolucin Bolivariana 3. Luis Bonilla-MolinaDocumento de circulacin limitada para la promocin deldebate en los crculos de estudio y con fines pedaggicos. Lasposiciones polmicas son de estricta responsabilidad de susautores y no reflejan necesariamente los puntos de vistaoficiales.Para sugerencias y comunicaciones dirigirse a: Prof. LuisBonilla-Molina, Apartado Postal 724, Rubio 5030, EstadoTchira, VENEZUELA. E mail: luisbo@gmail.com Educacin en tiempos de revolucin Bolivariana 4. Luis Bonilla-MolinandicePresentacinReforma Educativa con voluntad polticaParticipacin y cambioCambios y educacin bsica en VenezuelaLas reformas educativas en 5 momentosParticipacin y cambiosMetodologas participativasEducacin en tiempos de revolucin Bolivariana 5. Luis Bonilla-Molina Dedico este texto electrnico a mis padres Francisco Bonilla y Oliva Molina.Francisco es un viejo hermoso, obrero de profesin ha hecho de todo en su vida. Entre las muchas cosas que a travs del tiempo asumi fue la labor de construir una familia fuerte. Difcilmente conocer otro padre tan amoroso con sus hijospequeos, claro siempre entr en conflicto cuando crecimos y pensamos concabeza propia. Francisco, mi viejo, nos inculc la disciplina del estudio, unaabsoluta resistencia a la sumisin, la irreverencia permanente y el compromiso de considerarnos siempre iguales entre iguales. Francisco siempre dice si otro lo puede hacer tu tambin. El viejo de tres esquinas coloc en mis manos, a los once aos El Contrato Social, texto bien empastado que seguramentecompr para que su hijo fuera ilustre, lamentablemente le sali socialista. El ms pequeo de mis hijos se llama como l y el tercero de mis hijos, la irreverenteMaria Eugenia lleva ese nombre en recuerdo de un amor secreto que el viejo tuvo. Ahora Oliva se enterar..Oliva es una mujer tierna y humilde. Siempre con una sonrisa a flor de labios nunca ha dejado de ser una muchacha grande, por supuesto siempre que don Francisco no la ve. Oliva, mi gorda bella me ense el amor por el prjimo. Buena cristiana -aunque desde que Chvez lleg al poder est muy molesta con los obispos y los curas reaccionarios que no dejan al comandante gobernar-siempre que me echa la bendicin con sus diminutos ojos me exige que ayude amis iguales y no me deje ganar por la maldad. Oliva me ense la ternura, la firmeza y el amor por los ms humildes de la sociedad. Mi optimismo permanente es uno de los mayores legados que su formacin me dej. El segundo de mis hijos, una preciosa jovencita lleva su nombre. Educacin en tiempos de revolucin Bolivariana 6. Luis Bonilla-MolinaPresentacinLas versiones originales de estos trabajos fueronescritas entre los aos 2000 y 2002. He preferido reunirlos ydejarlos como fueron redactados en su versin original. Loshechos ocurridos desde el 2002, especialmente el golpe deEstado y la activacin de la conspiracin imperial, no hanhecho otra cosa que reafirmar los contenidos de este trabajo.Resulta de especial importancia la comparacin entrela propuesta de la Asamblea Nacional de Educacin (ANE)y el Proyecto Educativo Nacional (PEN),porque fue elpresidente de la ANE quien asumira el Ministerio deEducacinen el gobierno golpista de Carmona (Abril del2002)Espero que las prximas lneas ayuden a comprenderla magnitud de los cambios educativos que estn en curso enel marco de la revolucin Bolivariana. He preferido no incluirreferencias a las misiones y los giros que se han generadodesde el ao 2002 porque ello forma parte de un trabajo queestamos culminando y que esperamos este disponible enOctubre de este ao. Luis Bonilla-Molina(2004)Educacin en tiempos de revolucin Bolivariana 7. Luis Bonilla-MolinaREFORMA EDUCATIVA CON VOLUNTAD POLTICALuis Bonilla-Molina(*).Sera muy difcil construir de un golpe una teoracompleta de todo el universo. As que, en lugar de ello, hemoshecho progresos por medio de teoras parciales, quedescriben una gama limitada de acontecimientos y omiten otros o los aproximan(Stephen W. Hawking, 1999, Historia del tiempo, p.201)Resulta imposible no sorprenderse, cuando se leen oescuchan expresiones sobre los "inusitados" cambios educativos encurso, pretendiendo hacer un corte ahistrico de la reformainiciada en la dcada de los ochenta, relanzada a comienzos de losnoventa y replanteada a finales de la misma dcada, respecto a laactual dinmica iniciada con la Constituyente Educativa (1999).En este trabajo sustentamos -y aspiramos demostrarlo- quelos procesos impulsados antes de 1999 y los que actualmente searticulan forman parte de un misma dinmica de reforma del estado,eso si con variantes no siempre adjetivas.Por otra parte, aspiramos destacar no slo lo sustantivamentediferente de la actual prospectiva, dentro de un esfuerzo de anlisistransformacional, sino los lmites de la accin reformadora y lasposibilidades abiertas a la corriente histrica por el cambio a partirde su superacin. Resolucin que deber operarse en lo concretoms all de los enunciados del presente, por los cuales apostamos yaspiramos contribuir.Al final, si hemos lograr incitar al debate para concitaresfuerzos para el cambio educativo, consideraremos alcanzado losobjetivos propuestos.(*)Docente Investigador. Presidente de la Sociedad Venezolana de EducacinComparada (SVEC). Direccin electrnica: luisbo@gmail.comEducacin en tiempos de revolucin Bolivariana 8. Luis Bonilla-MolinaEpisteme relacional y educacin comparada La forma de aproximarnos a loshechos y lasconstrucciones tericas genera una episteme que configura laorientacin del abordaje temtico. Desde la perspectiva pedaggicasubyacente a este ensayo, se asume la ecologa dialctica1 comoreferencia fundamental. En consecuencia, la realidad escomprendida en movimiento incesante, lo cual implica unaconstante construccin de realidad-teora, en espiral. Losmomentos no son vistos como periodos sino como simultaneidadesque se edifican de manera desigual y combinada, reflejados enuna sntesis de constructos, contextos y acciones, que no detienensino por el contrario confirman, el movimiento constante en espiral. Por ello, en este trabajo se procura reivindicar el carctercontingente proactivo de la ecologa dialctica, que se opone adeterminismos e imaginarios mecnicos. Lo concreto de larealidad-teora es el presente y su expresin histrica, donde lasprospectivas constituyen slo posibilidades, que no niegan niexcluyen otros escenarios ni caminos.Por supuesto, que esta forma de aproximarnos a la realidadno es ingenua ni neutral. Por una parte, desde la ecologa(propuesta de construccin de espacios donde el hombre y el restode la naturaleza convivan y se protejan recprocamente, donde todosganen y nadie pierda) se asume comprometida con latransformacin de la realidad. Por otra parte, desde la dialctica(oposicin/cambio) se asume en procura de una redefinicin de lasrelaciones sociales como camino para disminuir la exclusin escolarde los sectores explotados, oprimidos y marginados del acceso a lariqueza social, a la cual tienen derecho. Resulta entonces1Un trabajo al respecto, viene circulando desde hace unos meses con el nombrede: Bonilla-Molina, L. (2000). La Ecologa Dialctica. Texto de circulacinlimitada de la lnea de investigacin sobre gerencia y calidad de la educacinbajo el enfoque de la educacin comparada. Este trabajo ser publicado en eltercer nmero de la coleccin el Nuevo Maestro Venezolano.Educacin en tiempos de revolucin Bolivariana 9. Luis Bonilla-Molinaimposible hablar de calidad y la pertinencia de la educacin, sinpartir de la inclusin.Conscientes del riesgo de elaboraciones mesinicas y porende excluyentes -dado que esto ha tenido su expresin en latradicin histrica de las ciencias sociales y la pedagoga envanguardismos, tirana del mtodo cientfico y pensamientoeducativo nico- se defiende la participacin integral2 comocamino para disminuir los riesgos de una nueva hegemonaexcluyente y opresora derivada de una abrogamiento unilateral delrol de liberacin del hombre. Es decir, la liberacin se asumecomo indisolublemente ligada al sujeto, en permanente negociacincon sus iguales. As, la transicin continua pasa a ser entendidacomo expresin de la permanente construccin societal.Asumimos una episteme relacional (comparativa) para laclasificacin, ordenamiento y comprensin de los procesos. Apartir de las similitudes y diferencias de estas dinmicascomplementarias, se construye un horizonte de anlisistransdiciplinario para nuestro objeto de estudio: el cambioeducativo. An cuando una dinmica se refiera slo a lo nacional olo pedaggico, el referente mundial o el transformacional (poltico,econmico, social, jurdico, etc.) segn sea el caso, se hacepresente en la "lectura entre lneas". Ese es precisamente, el "otro"vistazo que le invitamos a hacer. Al abordar el objeto de estudio (reforma educativa) bajo ladiamantina mirada de la educacin comparada,estamosreconociendo una aproximacin a los procesos de cambioseducativos nacionales, como desarrollos de la tendenciareformadora internacional, que procuran solventar la crisis delEstado Moderno y sus subsistemas, entre ellos el educativo.2La participacin integral es concebida como el involucramiento en todas lasreas y niveles de toma de decisin, ejecucin, seguimiento y co-evalucin de laspolticas pblicas y los asuntos ciudadanos. Educacin en tiempos de revolucin Bolivariana 10. Luis Bonilla-Molina La crisis de eficacia y legitimidad del Estado actualEl Estado Moderno, tal y como lo conocemos en elpresente es el resultado de la idea que hegemoniza la construccinsocietal a partir de las revoluciones francesa e industrial. Idea queen gran medida se fundamenta en la creencia (mito) en torno a lasposibilidades de alcanzar el mximo bienestar y felicidad humana atravs del conocimiento cientfico y el desarrollo de la tecnologa entodos los campos. N