04_05 walter benjamin critica literaria y romanticismo de su obra

Download 04_05 Walter Benjamin Critica Literaria y Romanticismo de Su Obra

Post on 30-Nov-2015

45 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 111

    WALTER BENJAMIN. LA CRTICA LITERARIA Y EL ROMANTICISMO EN SU OBRA TEMPRANA (1914-1924)

    David Jimnez

    1. Sobre Hlderlin

    El ensayo sobre Hlderlin fue escrito en el invierno de 1914-1915, pero permaneci indito hasta 1955, cuando fue inclui-do en una recopilacin de escritos de Benjamin, publicada por Adorno y Scholem. Se ha sealado que este trabajo surgi bajo la influencia del crculo de Stefan George, cuyo empeo, en los aos anteriores a la primera guerra mundial, fue dar nueva vida a la figura de Hlderlin como poeta heroico y revalorizar su poesa, empresa en la cual fue fundamental la edicin de 1910 preparada por Norbert von Hellingrath. En su artculo sobre Las afinidades electivas de Goethe, escrito entre 1919 y 1922, Benjamin dedica al Hlderlin surgido de la interpretacin de la escuela de George, y a su concepcin del poeta como semidis, unos cuantos renglo-nes de muy severa crtica.

    El propsito del ensayo es comparar dos versiones de un mis-mo poema: la primera titulada Coraje del poeta y la segunda, Timidez. Benjamin explicita, desde el prrafo inicial, que su intencin no es hacer un comentario filolgico sobre los dos poe-mas de Hlderlin sino un trabajo de crtica esttica, por lo cual se siente obligado a comenzar con algunas precisiones metodo-lgicas, fundamentales para comprender su concepto de crtica en ese momento. Afirma, en primer lugar, que la condicin pre-liminar para evaluar un poema es comprender la tarea potica implcita en l. Lo que determina la evaluacin es la seriedad y la grandeza de la tarea en s misma, aunque esto no implica tomar como punto de partida del anlisis una supuesta visin del mun-do del autor o ciertos rasgos de su personalidad, como si la tarea pudiera derivarse de ellos. Por el contrario, la tarea potica se de-

  • 112

    David Jimnez, Walter Benjamin. La crtica literaria y el romanticismo...

    duce del poema mismo y no de datos biogrficos o de manifies-tos ideolgicos anteriores al texto comentado. Benjamin supone que cada poema crea una esfera particular y nica, producto de su especial configuracin. La esfera, por tradicin figurativa, es la metfora de la autonoma y en este caso significa que el poema impone sus propias leyes a los elementos de que est compuesto. Pero la imagen se extiende para aludir a un contenido de verdad que la obra, en sus lmites formales, abarca y delimita. La bs-queda de esa verdad es tarea que corresponde por esencia a la crtica literaria. Cada obra de arte, afirma Benjamin, valindose de una cita de Novalis, posee en s misma un ideal a priori que es la necesidad misma de su existencia y lo que le da su universa-lidad. En el poema, lo ideal aparece en sntesis con los elementos sensibles de la configuracin, esto es, como lo poetizado. La obra es, pues, una nueva unidad: en ella se rene lo que en la realidad se encuentra separado.

    El trmino lo poetizado, central para la exposicin metodol-gica de Benjamin, proviene de Goethe (Hanssen 1997)1. Es un tr-mino para referirse a la obra artstica como un microcosmos en el que se han armonizado lo semntico y lo fontico, lo tico y lo esttico, lo sensorial y lo intelectual. Una categora de sntesis y, aade Benjamin, un concepto lmite, pues marca tanto las fron-teras como las transiciones entre los dos opuestos: forma y vida. Con el trmino vida no se refiere Benjamin a la biografa indi-vidual del poeta, sino a un material ya determinado por la forma.

    1 El trmino alemn das Gedichtete, dice Lacoue-Labarthe, es considerado intraducible, porque el verbo dichten lo es, segn l. Uno de los traductores franceses de Benjamin, Maurice de Gandillac, traduce das Gedichtete como dictamen, en el mismo sentido que tiene la palabra en espaol: lo que dicta la conciencia o un juicio de autoridad. Lacoue-Labarthe, en sus escritos sobre Benjamin, se atiene a esa traduccin, basado en consideraciones etimolgicas: dichten y dictamen, al parecer, vienen de la misma raz latina. Tanto Hei-degger como Adorno utilizan la palabra, y sus traductores franceses, segn anota Lacoue-Labarthe, por lo general, lo traducen como pomatique. El tra-ductor espaol en la edicin de Paids, Luis Martnez de Velasco, traduce lo potico. El traductor del ensayo de Benjamin al ingls en Selected Writings, Stanley Corngold, traduce the poetized. Si, literalmente, dichten es poeti-zar y Dichter significa poeta, parece la mejor opcin mantener la forma de participio sustantivado que posee Gedichtete en alemn y adoptar, como lo hizo el traductor ingls y lo respalda la destacada especialista Beatriz Hanssen, el tmino lo poetizado. El contexto del ensayo tambin lo aconseja, por enci-ma de lo potico, lo poemtico o dictamen.

  • EDUCACIN ESTTICA

    113

    La vida, escribe, es, en general, lo poetizado en el poema (Two Poems by Friedrich Hlderlin, 2004, 20; Dos poemas de Friedrich Hlderlin, 1993, 140-141). Sin embargo, mientras ms intenta el poeta convertir la vida inmediata, sin transformarla, en elemento artstico, ms clara aparece su ineptitud. Es comn en-contrar este tipo de torpeza en obras cuya defensa, e incluso de-manda, se basa en supuestos como el sentimiento inmediato de la vida, la calidez afectiva o la sensibilidad. En Hlderlin, en cambio, son otros los criterios para juzgar la poesa: la cohesin interna y la grandeza de sus elementos. La vida, como uni-dad ltima, subyace a lo poetizado. Pero cuanto ms prematu-ramente recurra el anlisis de un poema a la vida misma como lo poetizado, sin enfrentar la elaboracin de la intuicin y la cons-truccin de un mundo espiritual, tanto ms material, informe e insignificante, en sentido estricto, resultar ser el poema, afirma Benjamin (2004, 20; 1993, 141). El mtodo que se despliega en es-tas pginas toma como objeto propio del anlisis no los elemen-tos sino las relaciones. Y el criterio de valoracin derivado no es otro que la unidad del poema, la intensidad de la conexin entre los elementos intuitivos e intelectuales, entre la vida y la forma artstica, ya indistinguibles en cada obra individual.

    Lo poetizado implica la unin de forma y vida en un todo arm-nico, pero excluye, por igual, la vida como producto natural, sin arte, y la forma como artefacto mecnico, sin vida. Se trata, sin duda, de una unidad metafsica, a cuya tradicin filosfica no es ajeno el pensamiento mismo de Hlderlin (Hanssen 1997). Esto puede atestiguarse fcilmente con algunas citas tomadas de los ensayos del poeta. Existe entre los hombres y su mundo, afirma Hlderlin, una conexin ms alta que la mera conexin me-cnica entre las cosas, un ms alto destino; a esta conexin le da Hlderlin el nombre de lo ms sagrado, porque en ella se sienten reunidos ellos mismos y su mundo (Hlderlin 90). Esta unidad no puede ser obra slo del pensamiento, pues ste, en s mismo, no puede reproducir sino las relaciones vitales, las leyes de la vida, y no lo que est por encima de la vida como necesidad. Las relaciones infinitas pueden ser pensadas, pero no agotadas por el pensamiento:

    Ni slo a partir de s mismo ni nicamente a partir de los obje-tos que lo rodean puede el hombre experimentar que hay en el

  • 114

    David Jimnez, Walter Benjamin. La crtica literaria y el romanticismo...

    mundo ms que un discurrir mecnico, que hay un espritu, un dios, pero s puede experimentarlo en una relacin ms viviente, elevada por encima de la necesidad, relacin en la que l se sos-tiene con aquello que le rodea. (Hlderlin 93)

    Esa unidad de todo lo viviente en una conexin ms elevada es lo que busca Benjamin, y no encuentra, en la primera versin del poema de Hlderlin, Coraje del poeta. El sentimiento de la vida aqu es difuso e indeterminado, porque se fundamenta en una convencin formal, la mitologa griega, y no en una intuicin viva del mundo. El dios sol, deidad agonizante al finalizar el da, es el smbolo de la identidad entre el ocaso y el destino del poe-ta, un morir convencionalmente potico, segn Benjamin, pues depende todava de una visin idlica de la naturaleza y de su belleza plstica y puramente formal. Por otro lado, el coraje del poeta se basa en el sentimiento de unin con el pueblo. Y aqu, de nuevo, Benjamin cuestiona el valor de la conexin entre el destino del pueblo y el destino del poeta: como nexo natural, no alcanza a dar razn de una vida potica, pues para ello tendra que insertarse en un orden espiritual ms elevado. Si el coraje del poeta, el valor de su propia muerte, depende de su unin con Dios y con el pueblo, la objecin apunta a que, en este poema, el dios pertenece a una mitologa antigua ya sin vigencia y no dispone de vida para comunicar a la obra potica, mientras que el pueblo, un tpico al cual fue particularmente afecto el poeta Hlderlin, constituye apenas un lazo natural entre los hombres, no una conexin trascendente.

    Benjamin distingue, en este ensayo, lo mtico de lo mitolgico. Lo mitolgico es una organizacin estereotipada de mitemas, con el consiguiente debilitamiento de sus tensiones recprocas. Por el contrario, escribe Benjamin, el anlisis de las grandes obras de la literatura deber enfrentar, como expresin genuina de la vida, no el mito sino la unidad producida por la fuerza de los elementos mticos en tensin entre s (2004, 20; 1993, 141). El mismo ttulo de la primera versin, Coraje del poeta, es un topos mitolgi-co: el topos del poeta heroico, del intercesor o mediador entre los dioses y los hombres. En la segunda versin se abandonan los mitologemas del sol poniente, del hroe mediador y del bardo del pueblo. Como lo ha sealado Lacoue-Labarthe, Benjamin in-tuye que, deshaciendo lo mitolgico y sus rgidas subordinacio-

  • EDUCACIN ESTTICA

    115

    nes jerrquicas, la segunda versin refuerza lo mtico (Poetrys Courage, Lacoue-Labarthe 174-175). A diferencia de la primera, en que la vida aparece representada sin mito y sin destino, den-tro de una esfera espiritual reducida y con dbiles y convencio-nales vnculos entre dioses y hombres, la se

Recommended

View more >