003 pastores marzo

003 Pastores marzo
Download 003 Pastores marzo

Post on 28-Mar-2016

219 views

Category:

Documents

3 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Para recordar y reflexionar

TRANSCRIPT

  • Para recordar y reflexionarPara compartir ...Que la llama del amor vivo que es el Espritu Santo nos sumerja en el Misterio Trinitario y nos vaya comunicando esa realidad maravillosa del amor de las Divinas Personas; as viviremos nuestro Gloria al Padre, al Hijo y al Espritu Santo, que debe ser verdaderamente el gran programa de nuestras vidas.

    Hablar de vocacin es un tema apasionante y signicativo para todo sacerdote, por cuanto se siente l mismo involucrado en tan hermosa experiencia. Basta entrar en el contexto de la palabra, o participar de una fructfera conversacin sobre el tema para que nuestro pensamiento nos lleve a recordar el momento en que sentimos por primera vez, en el corazn las palabras del Maestro: Ven y sgueme.

    El signicado de estas dos palabras, y el susurro que nos lleg al alma, nunca se olvidan, dado que la experiencia de aquel momento fue protagonizada por el autor de nuestra vocacin el Seor, y en un momento en que cada uno estaba esperando ver u or cul era la ruta que deba emprender en la vida para ser feliz; en ese momento se acerc el Seor y nos traz la ms hermosa senda que una persona puede trasegar. El camino del reino, la vocacin sacerdotal.

    En toda vocacin, la iniciativa ha partido de Jess que llama, que elige y convoca; es la gracia interior que pone al vocacionado a caminar felizmente tras las huellas del Sumo Sacerdote. Pero igualmente se trata de una correspondencia personal, una respuesta libre, y gozosa: En la vocacin brilla a la vez el amor gratuito de Dios y la exaltacin de la libertad del hombre; la adhesin a la llamada de Dios y su entrega a l (PDV 36).

    Esta respuesta no es cuestin de palabras, si o no sino de entrega, de donacin y abandono en las manos de quien nos necesita: Jess para servirle en su Iglesia. Dicha respuesta exige siempre fe, amor, delidad, alegra y sacricio. De tal manera, que con el pasar de los das el vocacionado se va enamorando cada vez ms de aquel compaero que se ha hecho su amigo e inseparable. El Maestro.

    El que no lleve su cruz y no venga en pos de m no puede ser discpulo mo (Lucas 14,27).

    En nuestra Dicesis, hay Sacerdotes con apenas unos meses, otros con veinticinco, con cincuenta, sesenta y uno y ms aos de ordenados Sacerdotes. Cada uno con sus propias experiencias y vivencias; en diversas circunstancias, viviendo una etapa concreta, en lugares muy diversos de la Dicesis, ms all de las fronteras diocesanas, fuera del pas y en otros continentes. A todos los hermanos Sacerdotes los invito a reanimar nuestras fuerzas, apoyados en las palabras del Santo Padre durante la homila de la inauguracin del ao sacerdotal: Dejarse conquistar totalmente por Cristo. Esta es una tarea de todos los das y lo logramos, en la medida de nuestra amistad profunda con l, expresada en la oracin constante, nica y ms perfecta comunicacin que el Sacerdote tiene con el Seor.

    Hermanos Sacerdotes, que nuestra historia vocacional sea verdaderamente una historia de dilogo entre nosotros y Dios.

    Ahora , al nal de mi vida, quiero renovar la entrega que desde nio hice al Seor, pedirle que me colme de su amor, me unja cada vez ms plenamente con su Santo Espritu y me d la fortaleza, la paz, todo lo que l sabe que necesito en este momento cuando l ha querido unirme ms a su Hijo.

    Mi anhelo en este momento es que l apresure, si es su voluntad santsima, el encuentro con l. El encuentro del hijo con mi Padre celestial que tanto me ha amado; mi encuentro esponsal con Cristo, el Amado de mi vida, el Amado de mi corazn; y mi encuentro con el Espritu Santo, el dulce Husped de mi alma, que tanto amor me ha dado y tantas bendiciones ha derramado sobre m a lo largo de mi vida.

    Anhelo tambin ese momento maravilloso de la muerte para poder tener el encuentro con Mara, mi madre amadsima, a quien am desde nio, a quien consagr tambin mi vida y cuyo amor he procurado difundir; el encuentro con todos los hermanos que me han precedido mis amigos que han sido tantos; y ese encuentro maravilloso con los santos que han desempeado un papel muy importante en mi vida

    He tenido como lema de mi vida: In laudem Sacerdotti Christi En alabanza del Sacerdocio de Cristo -. Lema que ha sido desde el seminario el que he procurado inculcar en muchas personas. Solamente en el cielo conoceremos lo que debemos a este Sacerdocio adorable del Seor, a su sacricio redentor, a su accin constante a travs de su Espritu en cada uno de nosotros

    Del Testamento Espiritual de Monseor

    Alfonso Uribe Jaramillo

    Acompaamos con nuestra oracin a los sacerdotes que han sufrido quebrantos de salud.

    Rogelio Orlando lvarez G. Rodolfo Salazar Z. Elkin Mosquera I. Gilberto Valencia V.

    Presentamos nuestro saludo de condolencia a nuestros hermanos sacerdotes que han estado de duelo.

    Pbro. Gustavo Alonso Carvajal Duque, por la muerte de su madre Blasmina.

    Mons. Luis Javier Muoz Mora, por la muerte de su hermano Rogelio.

    Acompaamos en la oracin y cercana espritual a las familias de los sacerdotes que han fallecido en este mes.

    Pbro. Luis Carlos Orozco Cardona. Ocurrida el 13 de febrero de 2011.

    Pbro. Pablo Emilio Luna Osorio. Ocurrida el 19 de febrero de 2011

    Sociales

    La historia de toda vocacin sacerdotal, Pbro. Robin Sadid Argel Bravo es la historia de un inefable dilogo

    entre Dios y el hombre (PDV N36)